23/11/2014 - 13:11:50 - visitas: 2683
(5)
REPORTAJE

EL SECRETARIO DE JUSTICIA, JULIAN ALVAREZ, CUESTIONO AL JUEZ FEDERAL CLAUDIO BONADIO

Bonadío el juez de la servilleta 'Usa causas para extorsionar y hacer política'

En diálogo con Página/12, el secretario de Justicia, Julián Alvarez, sostiene que los allanamientos por Hotesur ordenados por el juez Bonadio no son más que una “coacción” destinada a proteger su situación frente a las nueve acusaciones que tiene en el Consejo de la Magistratura. “Es uno de los más cuestionados de la Justicia Federal”, asegura. Vale destacar que Bonadío fue uno de los emblemáticos jueces del menemismo y de la "servilleta" de Carlos Corach.

El secretario de Justicia, Julián Alvarez, no tiene la menor duda de que la conducta del juez federal Claudio Bonadio “es claramente de golpismo institucional” y lo atribuye a dos razones: una personal y otra política. “Bonadio viene montándose un escudo frente a los nueve expedientes de destitución que tiene en el Consejo de la Magistratura”, sostiene Alvarez sobre uno de los motivos que llevan al juez a disponer medidas como el allanamiento del último jueves a la Inspección General de Justicia y las oficinas porteñas de Hotesur, la empresa que administra un hotel que es propiedad de la Presidenta. A eso le suma que “él mismo se adjudica públicamente ser un militante del Frente Renovador y habla de los cargos que aceptaría en caso de que Sergio Massa llegara a la presidencia”. “Esto hay que focalizarlo en la conducta de Bonadio”, dice también, en lugar de apuntar a todo el Poder Judicial.

–¿A qué se refiere concretamente cuando dice que Bonadio está montándose un escudo?

–Bonadio viene montándose un escudo frente los nueve expedientes de destitución que tiene en el Consejo de la Magistratura. Cada vez que el Consejo de la Magistratura sesiona, Bonadio toma una medida contra el Gobierno. Por ejemplo, el 20 de marzo de este año la Comisión de Disciplina y Acusación lo citó por mal desempeño en el trámite de las causas Tandanor y Yoma, y ese mismo día Bonadio firmó la elevación a juicio de Guillermo Moreno en una causa por abuso de autoridad. El último jueves, cuando nosotros estábamos designando presidente y conformado las comisiones del Consejo, hizo el allanamiento en la Inspección General de Justicia, justamente el Ministerio de Justicia, y en Hotesur, donde por supuesto no se encuentra nada. Bonadio es uno de los jueces más cuestionados de la Justicia federal.

–¿Cuál es su situación en relación con los nueve expedientes abiertos en el Consejo de la Magistratura?

–Tandanor y Yoma se tratan conjuntamente porque Bonadio utilizó la misma estrategia para solucionar y garantizar la impunidad de los imputados. La diferencia de Tandanor es que él fue funcionario de Carlos Corach en 1992 y la privatización de Tandanor es claramente una de las políticas que se llevaron adelante en ese momento.

–¿Qué hizo Bonadio en la tramitación de las causas Tandanor y Yoma?

–Bonadio dejó prescribir ambas causas. La causa Tandanor la elevó a juicio tres años después de que se lo pidieran, en el año 2009, y al Tribunal Oral Federal Nº 5 no le quedó otra alternativa que sobreseer. El tribunal denunció a Bonadio por haber dejado prescribir la causa. En la causa Yoma también dejó lugar a la prescripción, tomó la indagatoria cinco años después de la denuncia...

–¿Vinculan su manejo en esas dos causas a su relación con el menemismo?

–Sin duda. Bonadio es un juez del menemismo; es el caso más emblemático de los jueces de la servilleta que respondían directamente a Corach; antes de ser juez fue subsecretario de Corach. Ahora Bonadio, en vez de guiarse por la imparcialidad, se guía por sus conexiones políticas y por sus vinculaciones con el massismo. El mismo se adjudica públicamente ser un militante del Frente Renovador y habla de los cargos que aceptaría en caso de que Sergio Massa llegara a la presidencia. La situación es grave porque estamos ante un juez federal que desde la década del ’90 supo construir un poder enorme, con enorme grado de impunidad y que se defiende y quiere pasar de victimario a víctima jugando con sus propias causas judiciales. Cuando hablamos de Bonadio no hablamos de un paladín de la justicia, sino de alguien que utiliza las causas para extorsionar y hacer política. Sabiendo que su situación en el Consejo de la Magistratura es inexorable, querrá ser candidato a diputado el año que viene y estará buscando un vuelo mediático para saltar a la política. Si Bonadio hace esto con la investidura de la Presidenta, ¿qué puede esperar cualquier hijo de vecino?

–De los nueve expedientes que Bonadio tiene en el Consejo, ¿cuál es el más grave?

–El de los hemofílicos. Se trata de una causa que se abre a partir de una denuncia penal por la contaminación de pacientes hemofílicos con VIH y hepatitis B y C. Bonadio extendió la investigación y mientras tanto distintos testigos que padecían hemofilia murieron y no pudieron declarar; demoró injustificadamente la citación a indagatoria de los imputados, a los que le toma declaración recién tres años después de iniciada la causa; otros imputados nunca fueron indagados a pesar de que la Cámara Federal pidió que los indagara; el primer sobreseimiento lo revoca la Cámara, le ordena continuar con la investigación y Bonadio vuelve a dictar otro sobreseimiento por prescripción de la acción. Por esa causa está en condiciones de pasar a un jurado de enjuiciamiento.

–¿Qué irregularidad se le imputa a Bonadio en la tramitación de la causa por la tragedia de Once?

–Es un caso tremendo porque él les dio a los bomberos la orden de cesar la búsqueda de Lucas Menghini Rey, pese a que los bomberos le planteaban alternativas para seguir buscándolo, y después en virtud de la repercusión mediática los procesa y los imputa por incumplimiento de sus deberes. Uno de los bomberos es el héroe que entró primero al depósito de Iron Mountain que se incendió en Barracas y murió ahí. Cuando la Presidenta recibió a los familiares de esos bomberos, uno de los familiares de ese héroe le transmitió su tristeza por el hecho de que hubiera muerto procesado por Bonadio. Los tres jueces más denunciados en el Consejo de la Magistratura son Bonadio, Norberto Oyarbide y Carlos Villafuerte Ruzo, que es el juez que supuestamente está investigando el asesinato de Carlos Menem junior. Lo de Oyarbide sale en los medios ampliamente; lo de Bonadio y Villafuerte Ruzo no y eso se debe a los intereses que defienden esos jueces. Estamos ante una cuestión de gravedad institucional, que está afectando la investidura presidencial y claramente se está condicionado la actuación del Consejo de la Magistratura.

–¿Piensan hacer algún tipo de planteo en el Consejo de la Magistratura contra Bonadio por haber ordenado los allanamientos a la IGJ y Hotesur?

–Vamos a plantear que no se puede ejercer justicia a través de la coacción. Haremos una presentación donde vamos a demostrar la conexidad que existe entre las convocatorias al Consejo de la Magistratura y las medidas que dispone Bonadio. Vamos a avanzar también y pedir el tratamiento en la Comisión de Disciplina de los expedientes que se están tramitando en los que hay sobradas pruebas de lo que se le imputa.

–¿Los expedientes contra Bonadio en el Consejo de la Magistratura avanzaron como debían o vienen demorados?

–Creo que están demorados.

–¿Y por qué la demora?

–Hay una deuda del Consejo de la Magistratura con la Comisión de Acusación. Nosotros estamos dispuestos a avanzar con todas las causas que haya que avanzar. Enviamos a juicio al juez Axel López y no vamos a dudar ni un segundo cuando consideremos que hay mal desempeño de algún funcionario para enviarlo a jury. Yo convoco a la oposición a hablar de todos los jueces federales y a poner la discusión donde hay que ponerla. La oposición participa del Consejo, tomemos allí la decisión que haya que tomar, pero no nos pueden condicionar desde una tapa de un diario.

–¿También le atribuye intencionalidad política al procesamiento que Bonadio le dictó a Amado Boudou en la causa por irregularidades en la documentación de un automóvil?

–El 7 de agosto aprobamos la citación de Bonadio al Consejo de la Magistratura por el caso de los pacientes hemofílicos y Bonadio dictó el procesamiento de Boudou al día siguiente, el 8 de agosto... Hay tres hechos concretos que muestran cómo opera Bonadio: el 20 de marzo lo citamos por mal desempeño en las causas Tandanor y Yoma, y ese día envió a juicio oral a Moreno; el 7 de agosto lo citamos por la causa de los hemofílicos y al día siguiente procesó al vicepresidente; y este jueves, mientras se conformaba el nuevo Consejo de la Magistratura, allanó la IGJ y Hotesur; si una cosa no tiene nada que ver con la otra... Es obvio que tiene que ver. Estamos hablando de un juez que tiene en su despacho un cartel que dice “Todo pasa, todo llega, todo vuelve”. ¿Qué imparcialidad puede tener un juez que tiene eso como lema? Bonadio es un tipo violento, es un juez que todos conocemos por haber asesinado a dos individuos con un arma Glock, que es como una metralleta; es un juez que tiene un antecedente grave de violencia en su haber y amante de las armas.

–¿Qué le pareció el llamado de Luis D’Elía acerca de poner simbólicamente en una pica la cabeza de Bonadio?

–No acuerdo para nada con esas declaraciones. Yo creo que están las instituciones y lo que hay que hacer es ir a la Comisión de Acusaciones del Consejo de la Magistratura, tratar los expedientes de Bonadio, votar la apertura del enjuiciamiento y que un jurado de enjuiciamiento, por sorteo, tome la decisión que tenga que tomar.

–¿Hay otros jueces que estén en la misma que Bonadio?

–No. Creo que en los últimos años debatimos muy fuerte sobre la Justicia que queremos y es muy importante tener jueces que sean parte de la sociedad y que tengan pensamiento político, pero que no tomen decisiones de gobierno, sino que definan sobre casos concretos. Esto hay que circunscribirlo a la conducta de Bonadio y la conducta de Bonadio es claramente de golpismo institucional.

 

Los nueve expedientes contra el juez

- Causa Tandanor: El Tribunal Oral Criminal 5 lo denunció por la demora en elevar a juicio una causa por defraudación a la administración pública, que implicó el sobreseimiento por prescripción. En 1991, en el marco de la Ley de Reforma del Estado y mientras Bonadio formaba parte del Poder Ejecutivo, se produjo la transferencia del paquete accionario de la sociedad Tandanor al consorcio Marítimos S.A., que incurrió en diversas maniobras para frustrar el pago de 52 millones de pesos. Bonadio recibió la causa en diciembre de 2002. En 2006, querellantes y fiscales piden la elevación a juicio, que Bonadio materializó recién a fines de 2009.

- Causa Yoma: También por demoras injustificadas que derivaron en la prescripción de los delitos. En diciembre de 2000, la curtiembre Yoma, que hacía uso y abuso de un régimen de promoción industrial, fue denunciada por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia por defraudación a la administración pública. Bonadio tardó cinco años para llamar a los imputados a prestar declaración indagatoria y otros cinco para elevar la causa a juicio.

- Causa Hemofílicos: Médicos y titulares de laboratorios fueron denunciados por el contagio de más de 1200 pacientes hemofílicos con los virus HIV, Hepatitis B y C, por suministrar concentrados sin el método de incentivación viral correspondiente. Bonadio fue denunciado por demorar la instrucción: tardó tres años en citar a indagatoria y en otros casos no lo hizo nunca pese a la orden de la Cámara Federal.

- Causa Sanoguera: Diego Sanoguera denunció a Bonadio porque nunca logró que le entregaran un certificado de sobreseimiento sin defectos. Agregó que fue maltratado y discriminado en el juzgado.

- Causa Marutian: El abogado Andrés Marutian, defensor del ex secretario de Transportes Ricardo Jaime, lo denunció por rechazar in límine un pedido de exención de prisión sin dar intervención al fiscal. La Cámara Federal revocó la decisión y señaló que eran irrazonables los motivos.

- Causa Tragedia de Once: El abogado querellante Gregorio Dalbon lo acusó de utilizar la causa con fines propios y no para buscar la verdad. Señaló que Bonadio orientó la investigación a demostrar una acción fraudulenta del Estado y citó como ejemplo el sobreseimiento del maquinista, revertido luego por la Cámara Federal.

- Causa Altamirano: La abogada Gloria Altamirano lo denunció por obstaculizar el ejercicio de la defensa. Sostuvo que el juez le impidió en varias oportunidades tomar vista del expediente y que recibió de parte del personal del tribunal un trato “cruel, inhumano y degradante”.

- Causa Rúa: El abogado Alejandro Rúa lo denunció por mal desempeño y lo responsabilizó por una “campaña de hostigamiento e intimidación” para limitar el ejercicio de la defensa de sus clientes, situación que cesó recién cuando la Cámara Federal apartó a Bonadio de la causa.

- Causa Once, búsqueda de Lucas Menghini Rey: El abogado Dalbon lo acusó de imputar arbitrariamente a bomberos, policías y socorristas para ocultar su propia responsabilidad en el hallazgo tardío del cuerpo. Bonadio ordenó cesar la búsqueda pese a las sugerencias de utilizar métodos alternativos que no afectaran la escena. Ante la repercusión pública, imputó por incumplimiento de deberes a bomberos y policías.

Fuente: P?gina 12- Santiago Rodr?guez

Comentarios de nuestros lectores

23/11/2014 18:47:20
Curioso
¿recien ahora, cuando se mete con los negocios de Cristina, descubren los K que Bonadío es "juez de la servilleta"?
23/11/2014 19:43:53
recontra curioso
no te equivoques CURIOSO, si fuera por los KK ya este corrupto estaria fuera de la justicia, no esta porque el consejo de la magistratura lo manejaban tus amigos los opositores
23/11/2014 22:23:14
Hugo
¿Lo quieren destruir a Bonadío? Es facilisimo. Abranlé las puertas, denle toda la documentación que pide. CUANDO VEA QUE ESTÁ TODO EN ORDEN SE VA A IR SOLO, CON EL RABO ENTRE LAS PIERNAS. ¿O hay algo raro que hace poner nervioso al gobierno y algunos periodistas? Por favor ilustrenmé, desasnenmé, informenmé, iluminenmé, señores de la comunicación que yo no entiendo nada. Gracias.
24/11/2014 10:28:48
monica
hace rato que vos no entendes nada de nada, hugo. desasnarte serìa una tarea titanica asì que encargate vos de hacerlo, demasiado hace este diario para que entiendas y vos nada, así que algunos foristas desistimos de explicar a alguna gente
24/11/2014 10:29:43
pedro alarcon
Típico de la MAFIA MENEMISTA, y forma de accionar de algunos políticos, ir logrando jueces y cortes "adictas" a ellos para que cuando salieran de la política, no los tocaran o lo menos posibles. Para esto hay que tener jueces y cortes adictas. Por otra parte poder judicial, poder legislativo y ejecutivo, tienen los mismos sueldos "ley de enganche", es una forma de acordar y estar todos en la misma linea.

Dejanos el tuyo...

Al rellenar este formulario y enviarlo, estás acordando no publicar material abusivo, obsceno, vulgar, de odio, amenazante, orientado sexualmente, o ningún otro que de alguna forma viole leyes vigentes.
Para garantizar estas condiciones, tu comentario será revisado por el webmaster antes de ser publicado.