11/09/2017 - 17:26:43 - visitas: 488
Río Uruguay

Se trata de un análisis efectuado por Orduna que Funda-Vida avala

FUNDAVIDA : Severo cuestionamiento al proyecto de canal Mandisoví

Hernán Orduna, ex presidente de la Delegación Argentina en CARU -Comisión Administradora del Río Uruguay- y CARP -Comisión Administradora del Río de la Plata ha efectuado un meduloso análisis del escandaloso proyecto de un canal de riego que tomaría agua del río Uruguay, a un costo de 180 millones de dólares para beneficiar en forma directa a 130 predios particulares que incrementarán sideralmente su valor al acceder a la posibilidad de riego artificial. 

Por: Ing. Hernán Darío ORDUNA

El Proyecto ha sufrido demoras para la obtención del financiamiento chino. Al principio hubo una fuerte resistencia de integrantes de la oposición pero, al haber pasado a ser oficialistas, ahora los chinos no les parecen tan feos. Apoyan que el Estado provincial se endeude en 198 millones de dólares (http://cadenaentrerriana.com/web/la-provincia-pago-1-718-200-por-un-asesoramiento) para beneficiar a 130 productores agropecuarios.

El propósito general del proyecto es el de proveer agua para riego proveniente del Río Uruguay y distribuirla hacia una zona de los Departamentos Federación, Federal y Feliciano mediante un canal principal y canales secundarios.

El proyecto tiene como propósitos particulares:

Incrementar los ingresos de 56 productores arroceros mediante la eliminación de las dificultades que impiden el aumento de la superficie cultivada con arroz en esa zona con restricciones en las posibilidades de extracción de agua de profundidad, permitiendo un mayor embalsamiento de agua superficial, y de esa forma la expansión del área arrocera.

Aumentar los ingresos de 74 productores citrícolas mediante un incremento sustancial de la producción y la calidad de la fruta producida.

Mejorar el actual marco tecnológico del sistema productivo incorporando un sistema de riego caracterizado por la seguridad de provisión de agua, permitiendo de esa forma lograr una estabilización en la producción, una mejoría en los rindes unitarios y en la calidad de los productos.

En línea con estos logros, mejorar los ingresos, la calidad de vida y desarrollo cultural de los pobladores dentro del ámbito del proyecto.

 

Algunas cuestiones que no se hablan pero que deberían tenerse en cuenta

El Gobierno provincial debe comunicar el Proyecto[1] a la CARU, a través de la Cancillería, en cumplimiento del artículo 7° del Estatuto del Río Uruguay. Una vez obtenida la aprobación de la CARU recién puede licitarse la ejecución de la Obra.

El caudal de agua a extraer del Río Uruguay por el sistema de riego no debe comprometer el caudal mínimo que necesitan los núcleos urbanos, como Concordia por ejemplo, para la obtención de agua a ser potabilizada para el abastecimiento humano de los mismos, y para la navegación del Río Uruguay.

Además, el Proyecto debe asegurar que el control de la toma de agua del Río Uruguay esté en manos del Estado y no de los beneficiarios (regantes), para evitar que el afán de lucro de estos últimos mismos haga poner en riesgo el abastecimiento de agua a los núcleos urbanos y la navegación del Río Uruguay, y que se viole el Convenio para el aprovechamiento de los rápidos del río Uruguay en la zona de Salto Grande celebrado entre la República Argentina y la República Oriental del Uruguay el 30 de Diciembre de 1946 que entre otras reglas y principios estableció que:

“Las diversas utilizaciones de aguas tendrán el siguiente orden de prioridad y no se permitirá ninguna utilización que las estorbe o restrinja;

1) Utilización para fines domésticos y sanitarios;

2) Utilización para navegación;

3) Utilización para producción de energía;

4) Utilización para riego.”

Y la CARU, acorde con sus funciones, debería establecer –en oportunidad de que el Gobierno de la Provincia de Entre Ríos le someta el Proyecto, el caudal máximo a extraer del Río Uruguay para ese sistema de riego, de modo tal que no afecte dichas necesidades, ni los caudales que actualmente se extraen para sistemas de riego ya instalados en las márgenes del Río Uruguay.

El Proyecto no debería trasvasar agua de la cuenca del Río Uruguay a la cuenca del Río Paraná.

El beneficio directo de aporte adicional de agua procedente del Río Uruguay será recibido por 130 productores.

No está claro si la inversión será pagada por estos productores o si la pagaremos el conjunto de los entrerrianos.

Los anuncios publicitados refieren a un crédito a ser tomado por el Estado provincial, pero no está claro si el Estado:

actuaría como simple garante de los 130 productores beneficiarios de la obra, o, que se haría cargo de pagar la obra a costo del Estado, sin cargo para los beneficiarios.

En el caso a), teniendo en cuenta las malas experiencias de incumplimientos en el pago al Estado de créditos a propietarios agropecuarios con garantía estatal (como en la época del Gobierno de Montiel), habría que evitar que se repita.

En el caso b), la totalidad de los entrerrianos (más de 1.300.000 en 2014) nos haríamos deudores del crédito para beneficiar a 130 productores.

Tampoco está claro si los beneficios obtenidos a partir de esta obra van a ser distribuidos entre todos los entrerrianos pagadores de la obra o quedarán solamente en poder de los 130 productores citados.

Comentarios de nuestros lectores

Dejanos el tuyo...

Al rellenar este formulario y enviarlo, estás acordando no publicar material abusivo, obsceno, vulgar, de odio, amenazante, orientado sexualmente, o ningún otro que de alguna forma viole leyes vigentes.
Para garantizar estas condiciones, tu comentario será revisado por el webmaster antes de ser publicado.