10/09/2018 - 09:41:55 - visitas: 1340
Judiciales

Tribunales

La madre de Sebastián Briozzi pidió una 'condena ejemplificadora'

Esta mañana comenzaba en la Sala Penal el juicio por el crimen de su hijo de 20 años quien fuera asesinado de un disparo en la nunca por el suboficial Sergio Acosta, en la madrugada del 25 de septiembre del 2016, en calles Quintana y San Luis. Momentos antes de ingresar a testificar, la madre del joven Sebastián Briozzi, María Nieves, pidió que el policía acusado del homicidio reciba una condena ejemplificadora. “Por todo lo que pasó; por como lo mataron a Sebastián”, sostuvo.  La mujer dijo que a su hijo lo ejecutaron. “Pasó eso porque las pericias que hizo la misma policía de Entre Ríos salió que fue a menos de un metro de distancia. Creo que peligro no corría la vida del policía porque mi hijo ya había pasado”, indicó, según pudo registrar DIARIOJUNIO. 

“Él ya había pasado el riesgo supuesto de que mi hijo le llegase a hacer algo. Y lo mató de espaldas. Así que no sé qué riesgos sentía el para matarlo como lo mató”, indicó la madre a Radio Ciudadana (FM 89.7).

Por otra parte, Nieves sostuvo que esperaba que saliera a la luz la verdad en el juicio que comienza hoy. “Esperemos que sí con todo lo que nos viene pasando en este tiempo. No sabemos ya que creer”, dijo. Pero admitió que tenían muchas dudas, pero, al mismo tiempo, albergaban fe en la justicia. “No queremos llevarnos una sorpresa de acá”, añadió.

Por otra parte, la madre dijo que los primeros días tras el hecho, veían que pasaba por su domicilio personas vinculadas o allegadas a Acosta con actitudes intimidatorias. “Pero el dolor y el sufrimiento nuestro por ahí no nos frenaba. No nos van a frenar y pase lo que pase vamos a seguirla luchando”, añadió.

El domingo 25 de septiembre de 2016, a las seis de la mañana, Sebastián y su hermano Pedro regresaban de un boliche bailable de la costanera de Concordia en su camioneta Chery, y comienzan a ser perseguidos por un patrullero conducido por el suboficial Sergio Acosta y otro uniformado. Sin razón aparente, en la esquina de Quintana y San Luis, Acosta dispara contra el vehículo de los Briozzi y mata a Sebastián de un certero balazo en la nuca.

En la investigación, y a pesar de haber intentado implantarles a los hermanos un arma en el auto, justificar con que había trastabillado y disparado sin intención, las pericias realizadas por Gendarmería Nacional demostraron que el uniformado efectivamente estaba en posición de disparo al momento del ataque, que no había armas en la camioneta de los chicos y otras evidencias que culpabilizaban directamente a Acosta y que empeorarían luego con las declaraciones de su compañero.

La semana pasada, el fiscal Fabio Zabaleta confirmó que el Ministerio Público fiscal será el acusador y aclaró que no hay dudas de que la bala provino del imputado, lo que se debatirá en el juicio será la intencionalidad. “Aunque el tribunal considere que se trató de un delito culposo, será un culposo alto y con pena no excarcelable”, sugirió. “De todas maneras, entiendo que si yo estoy acusando porque hubo intención y la otra parte se defiende, vamos a desempate. Pero, en el peor de los casos que el juez considere que hubo negligencia o impericia por parte del acusado, aun así, debería desembarcar todo en una pena altísima por la gravedad del daño ocasionado”, afirmaba a DIARIOJUNIO.

Comentarios de nuestros lectores

Dejanos el tuyo...

Al rellenar este formulario y enviarlo, estás acordando no publicar material abusivo, obsceno, vulgar, de odio, amenazante, orientado sexualmente, o ningún otro que de alguna forma viole leyes vigentes.
Para garantizar estas condiciones, tu comentario será revisado por el webmaster antes de ser publicado.