05/12/2018 - 12:49:03 - visitas: 1265
(1)
Políticas

Nuevo protocolo que flexibiliza el uso de las armas por parte de las fuerzas de seguridad

Germano: 'creo que es una medida que va en sintonía con lo que el gobierno piensa'

El subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, Matías Germano, indicó esta mañana a DIARIOJUNIO que la aplicación del nuevo protocolo de seguridad que presentó la ministra Patricia Bullrich, que flexibiliza y amplia el uso de las armas de fuego por parte de los agentes de las fuerzas de seguridad autorizándolos a disparar hasta por la espalda y sin dar la voz de alto “es una medida que va en sintonía con lo que el gobierno piensa”. Y añadió: “en particular con lo que Bullrich piensa”. Y dejo en claro que la Justicia va a investigar de la misma forma, reglamento o no de por medio, si hubo algún hecho que pueda ser calificado de “gatillo fácil” para determinar si fue ese el caso o se trató de una utilización correcta del arma de fuego. Por ello, dijo que le llamaba la atención el “nivel de desconocimiento” de Bullrich.

“Estamos en desacuerdo, por supuesto, con esta resolución que modifica el reglamento del uso de armas de fuego. En este caso para las fuerzas federales. En este caso a través de los medios se invita o se llama a las provincias a las fuerzas provinciales a que adhieran. En la provincia de Entre Ríos no se lo está pensando para nada”, dijo Germano.

Más adelante, el subsecretario dijo que detrás de la decisión hay “una gran demagogia que busca hacer calar hondo en ese reclamo muy fuerte de la ciudadanía de mayor protección y de mayor seguridad”. Pero, al mismo tiempo, sostuvo que cualquier especialista puede decir que la resolución “para nada genera un efecto preventivo o disuasivo en la delincuencia, sobretodo entre la delincuencia compleja como la criminalidad o la narcocriminalidad que hoy son los delitos a los cuales están más abocadas las fuerzas federales”.

Asimismo, Germano apuntó a las leyes de seguridad Interior y de Defensa que les dieron facultades a las fuerzas armadas para poder intervenir en la seguridad interior. “En su momento como ahora creo que son medidas que chocan contra lo que es la realidad efectiva”, añadió.

Y opinó que el hecho de que Bullrich diga que lo que se busca es que la Policía no esté sujeta a futuras investigaciones judiciales si se cometiera un hecho en el cual, abatido un supuesto delincuente o un ciudadano, "la verdad es que la ministra desconoce la división de poderes". “Cualquiera de los que estamos en la función pública tiene que rendir cuentas a la justicia por sus actos. Es impensable pensar que uno, ante determinada situación, no tenga que rendir cuentas a la justicia que debe investigar y definir en todo caso si hubo un hecho delictivo o no”.  

“Es lo que más me llama la atención: el nivel de desconocimiento y de impunidad con el cual se maneja la ministra de Seguridad particularmente”, añadió. De esa forma, la ministra quiere, con una resolución ministerial, obviar a las leyes nacionales, el Código Penal, la Constitución nacional y los pactos internacionales a los que adhiere la Argentina. Sobretodo los de Derechos Humanos. “Creo que es un retroceso más que tiene que ver con una idea general del gobierno que luego termina chocando contra la realidad. No se puede aplicar en los hechos pero van generando antecedentes preocupantes en nuestra legislación y en nuestra historia institucional en la que Argentina, en los distintos gobiernos que han pasado en la democracia, han ido avanzando en fortalecer la democracia. Este gobierno avanza en el sentido contrario”, añadió.

Y luego sostuvo que es interesante analizar cómo el gobierno busca instalar un debate público que opaca u omite lo que los argentinos deberían estar discutiendo: “como resolver la situación económica y social muy complicada”. En ese sentido, el programa económico neoliberal de ajuste tiene consecuencias directas en el tejido social que, a su vez, genera situaciones que marcan el crecimiento de los hechos delictivos. “Ellos generan el caldo de cultivo para que haya mayores hechos de violencia”, señaló.

“Lo más importante es bajar el tono a la discusión pública, que el gobierno deje de hablar de armas, de balas, porque esto no se resuelve ni con armas ni con balas de plomo. Esto se resuelve con trabajo y con compromiso con la ciudadanía resolviendo situaciones económicas y sociales que hoy angustian a la gran mayoría de los argentinos. No se puede señalar que él quiere andar armado que ande, que este es un país libre”, añadió Germano.

“Creo que lo que se busca es justificar cosas que ya han sucedido como lo de Chocobar (el policía Luis Chocobar, procesado por haber matado a Pablo Kukoc de 18 años que se escapaba tras apuñalar en un asalto a un turista estadounidense en el barrio de La Boca) que van en función de este tipo de accionar y creo que lo peligroso es que deja librado a la posibilidad de que se interprete que puede suceder que alguien cree que puede abatir por entender que es sospechosa a otra persona usando un arma de fuego reglamentaria”, sostuvo.

“Se desvía, se intenta tapar la discusión de fondo llevándonos a los argentinos a una discusión entre sectores que también nos hemos perjudicado con este gobierno. Lo que busca es, de alguna manera, estigmatizar un sector interno para descargar en él nuestras frustraciones, nuestras angustias. Creo que es una estrategia que hace rato que el gobierno ha implementado”, dijo por ultimo Germano.

 

  

Comentarios de nuestros lectores

06/12/2018 12:22:43
Horacio
No cree el señor Germano que también va en sintonia con lo que la mayoría de la población piensa?

Dejanos el tuyo...

Al rellenar este formulario y enviarlo, estás acordando no publicar material abusivo, obsceno, vulgar, de odio, amenazante, orientado sexualmente, o ningún otro que de alguna forma viole leyes vigentes.
Para garantizar estas condiciones, tu comentario será revisado por el webmaster antes de ser publicado.