13/03/2019 - 17:35:04 - visitas: 453
Política

Fuertes declaraciones de la viceintendenta de Paraná

Etienot: 'Fue una total decepción y una deshonra haber sido la viceintendenta de Varisco'

Josefina Etienot, viceintendenta de Paraná, confirmó que se retira de la actividad política y contó sus razones. “Se bajaron las banderas de lucha contra la pobreza, el narcotráfico y la corrupción”, definió, antes de repasar distintos momentos de su enfrentamiento con el intendente Sergio Varisco, hoy procesado por la Justicia Federal por sus presuntos vínculos con el comercio de estupefacientes. Contó que fue una decisión personal que acordó con el ministro del Interior Rogelio Frigerio no ser candidata en las próximas elecciones y también señaló que le pidió el funcionario apoyo hasta diciembre para poder completar su mandato. “Van a ser tiempos duros”, vaticinó, antes de revelar “los agravios y ataques” que sufre por parte del sector del presidente municipal y de declararse “preparada para cualquier enfrentamiento”. Etienot declaró que para ella “es un honor para toda la vida haber sido viceintendenta”, pero admitió que “fue una total decepción y una deshonra para siempre haber sido la viceintendenta de Varisco”. También calificó de “traidor” al concejal Emanuel Gainza. ”Me metí en política para que no tercerice mi futuro gente que no se quién es y también me voy de la política para que no tercerice mi futuro gente que no sé quién es”, expuso. Respecto a los principales candidatos de Cambiemos en Paraná, instó: “Espero que la gente no los acompañe”.

La viceintendenta de Paraná, Josefina Etienot, aseguró este martes que “fue una decisión personal” no ocupar ningún lugar en las listas de Cambiemos para las próximas elecciones y contó que así lo acordó con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. “Me llamó a una reunión para ver cuáles eran mis inquietudes y mis deseos con respecto a las candidaturas. Yo ya había manifestado que iba a declinar cualquier oferta”, señaló, en declaraciones formuladas al programa televisivo Nunca digas nunca (Gigared).

“Me hubiera encantado, y se lo dije a Frigerio, seguir haciendo carrera política. Uno tiende a crecer y a seguir buscando mejores lugares de poder en términos de servicio, pero incluso por convicción en todas las batallas hay soldados que quedan lastimados. Yo no hubiera tenido drama, y bastante la cobré, si hubiese sido por una idea que fuera superior a mí. Es parte de nuestro trabajo recibir la queja. Pero el adversario, que es la corrupción, el narcotráfico, la pobreza, tiene que estar claro. Cuando tus filas se confunden con las del otro y a las banderas las bajás un poquito, no sabés hacia donde vas”, explicó la funcionaria.

“Hoy por hoy, como viceintendenta de Paraná y completamente devaluada en mi rol, no sé hacia dónde vamos. Porque a las banderas de la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la pobreza no están tan arriba como deberían o cómo yo pensaba. Capaz hay tímidamente tres que las sostienen, pero no quieren pelearse con los que tiene que discutir. Y si a eso no lo hacen con los propios, menos contra las mafias”, acotó. 

“Con Frigerio tenemos una muy buena relación y no lo sorprendió mi decisión porque nos conocemos bastante. De muchas maneras trató de buscar una reconducción de mi determinación, pero la respetó”, contó la funcionaria.

Luego, indicó que le pidió al ministro su apoyo hasta el final del mandato. “Le solicité que de acá a diciembre me siga acompañando y sosteniendo como hasta la fecha para poder cumplir con la responsabilidad que tengo de llegar a diciembre en mi rol. Ganen o pierdan Varisco o Gainza hay que llegar a diciembre”, explicó.

También reveló que cuando quiso irse del gobierno “porque no encajaba y no veía salida”, fue con el ministro Frigerio con quién acordó su permanencia. “En ese mismo sentido y esa coherencia, es que él me manifestó que siempre estaba y va a seguir estando. Hasta diciembre me va a seguir acompañando porque va ser un tiempo duro la transición de junio a diciembre en la Municipalidad de Paraná”, vaticinó Etienot, antes de considerar que los integrantes del gobierno local “tienen una capacidad de creatividad para superar todo límite” y de declararse “preparada para nuevos enfrentamientos”.

Etienot confirmó que al término de su mandato como viceintendenta se retirará de la actividad política. “Después del 11 de diciembre me imagino trabajando en el ámbito que me corresponda, tengo intenciones de volver a la profesión. Es difícil porque cerré mi estudio, tengo que empezar de nuevo y tengo una familia, pero como me metí en política para que no tercerice mi futuro gente que no se quién es, también me voy de la política para que no tercerice mi futuro gente que no sé quién es”, aseveró.

“No va ser la primera vez en mi vida que pueda llegar a tener incertidumbre económica y no es que tengo algo seguro y me voy por eso, sino por una cuestión de convicciones, porque puedo aguantar y mi familia y mis amigos también. Mucha gente está muy feliz porque yo deje esto, empezando por mi médico. Porque llegaron a un estado de desesperanza en la clase dirigente. Para mí fue un honor ser viceintendenta y seguirá siéndolo por toda mi vida. Lo que fue una total decepción es haber sido la viceintendenta de Varisco. Eso es una deshonra para siempre”, confió Etienot.

“Nuestra gestión está marcada por una ineficiencia impresionante, no tenemos ni siquiera para compensar logros en la gestión con las carencias en lo judicial. Por ahí me critican porque no estoy en los barrios, pero no soy de las que publicitan eso, no le llevo una copa de leche a alguien y me quedo sacándome 200 fotos. Tengo otro sistema y al contacto con la gente lo mantengo. Y lo que se recibe es una queja real. Ojalá pudieran correrme a mí de la discusión y empezar a ver lo que pasa en la realidad, no quién lo dice, sino lo que ocurre”, expuso.

“No quiero ser un estandarte de la desesperanza, pero es mi forma de resistir, una resistencia pasiva de no legitimar ni ser cómplice de esto”, añadió la funcionaria.

“Muchos te quieren convencer de que hay que seguir peleando adentro, pero yo ya di esa pelea y perdí. Voy a pelear desde afuera manteniendo la total libertad de poder decir las cosas que quiero decir. Lamentablemente, para mi propio perjuicio, capaz nunca aprendí demasiado a no decir lo inconveniente, pero también por eso me siento una persona sana. Conmigo misma estoy tranquila, di y puse el pecho, el cuero, la seguridad de mi familia y la mía y lo sigo poniendo”, confió Etienot.

La viceintendenta reveló que en el seno de Cambiemos las candidaturas a la Intendencia siempre estuvieron reservadas para el intendente Sergio Varisco o el concejal Emanuel Gainza, hoy ambos precandidatos en distintas listas.

“Mi decisión de no sumarme tiene que ver con las discusiones internas y con las batallas que yo he dado en estos tres años y medio de gestión, que no es una cuestión para mí menor, sino que tiene como piso el Código Penal. Entiendo que ellos tienen el derecho a presentarse y no hay forma en que yo pueda coordinar una idea de proscripción. Pero sí de no acompañar”, expresó.

Luego, recordó que viene trabajando en política desde la época del partido Recrear, formado por Ricardo López Murphy, y que ser viceintendenta es su primer paso por una gestión de gobierno. “Son muchos años para construir una idea de cambio ético, no por el cargo o el poder, sino por un cambio en la cultura. Quizás no sirve de nada, pero me destrozaría por dentro avalar esta oferta política, en cualquier lugar en el que yo me ubicara. Por más que me dijeran que podría estar como diputada. No, porque debajo de la boleta esta sería la oferta de Cambiemos, que tendría que tener una vara más alta”, cuestionó.

“Una candidatura mía no le cambia la vida a nadie, salvo a mí y a los que pueden confiar en que uno tome la decisión correcta. Para mí el servicio público es muy importante. Lo que me pasó es que siento que las demostraciones externas son objetivas de parte de la justicia”, indicó luego, antes de mencionar la confirmación del procesamiento del intendente y la elevación a juicio de la causa en la que se investigan presuntos vínculos entre el narcotráfico y el gobierno local.

“Estas cosas marcan una gravedad institucional en este marco de sospecha y del avance de la causa. No es inquietud de alguien o una arbitrariedad. Y como persona del derecho, servidor público y ciudadano de Paraná a mi me avergüenza esta situación”, argumentó.

“Todo esto nos tomó cuando estábamos en el medio del gobierno, pero ahora repetir o hacer como que esto no ocurrió sería una falta grave conmigo misma y con todos aquellos que hemos puesto un límite a que no se avance con el fortalecimiento institucional del Concejo Deliberante, contra la asfixia que nos están haciendo con el presupuesto y con todos los mecanismos de abuso, de vulneración y agravio por parte del intendente y de su gente a los fines de callar o domesticar. Son todas cuestiones esenciales. Capaz no cambia nada, pero para mí cambiaría mucho si yo estuviera”, insistió la funcionaria.

Etienot aseguró que nunca pensó en la alternativa de que Varisco resignara la posibilidad de presentarse a competir por un nuevo mandato. “Jamás pensé eso porque creo que no sabe hacer otra cosa él ni la gente que está con él. Se retroalimentan en una visión muy de supervivencia en política, en el cargo. No me lo imagino haciendo otra cosa de su vida, pero las vocaciones e intereses personales de ellos no son nada frente al interés público y el bien común. Espero que la gente no los acompañe”, marcó.

Luego, se remontó a los inicios del enfrentamiento con quien fuera su compañero de fórmula en 2015. Contó que cuando fue detenido el narcotraficante Daniel Celis, a quien hoy en la Justicia Federal se señala como ligado a Varisco, habían pasado seis meses de gestión y ella dijo públicamente que el intendente tenía que dar explicaciones sobre las vinculaciones. “Ese mismo día me llamó el entonces secretario de Medios, José Escobar, me insultó y me destrató. De ahí a la fecha no han parado. La gente pudo ver filmado el nivel de escándalo y de agravio con total impunidad. Esa filmación que se conoció es una muestra de la presión, la represalia y el miedo que uno sufre continuamente dentro del municipio”, reveló, respecto de lo que calificó como “un plan sistemático que empezó cuando se debatió el aumento del transporte y era nuestra propia gente del oficialismo la que copó la municipalidad e insultó desde que entré”. 

“Hay muchas cosas que el que quiere puede verlas, porque están filmadas y grabadas, pero es muy grave cómo se vive desde adentro. Cada uno que haya tenido presiones en su trabajo, porque no soy la única a la que le pasa, con jefes o compañeros complicados, difíciles y peligrosos, entenderá lo que yo sufro. Y es por eso que he planteado denuncias señalando la responsabilidad del intendente Varisco porque es la cúspide, ya que son todos secretarios suyos. Aparte, con la complicidad total de todo su bloque de concejales. Y los que no son concejales suyos, pero lo van a ser, como el edil Luis Díaz, que está en la boleta de Varisco, o la secretaria de Díaz, que está en la boleta de Gainza”, expuso, antes de referirse a la denuncia de Díaz en su contra.

“Todo esto refrenda que la denuncia del concejal Díaz hacia mí es una truchada, pero tuvo una repercusión mediática que no es casual ni gratuita para la gente, porque se pagó con fondos públicos, y todo es un invento que tiene que ver con el descrédito, con el agravio, el ataque, la ridiculización, a los fines de domesticar. Quien tenga un espíritu crítico puede verlo”, desafió.

“Yo sé que a eso no lo quiero más, salvo que haya una defensa incansable de decir que esas cosas no se permiten. Siento que perdí en esa situación porque tanto Varisco como Gainza son candidatos. De hecho, hablan de los derechos de la mujer, pero en la boleta de Varisco, encabeza él, sigue Carlos González de vice y luego Walter Rolandelli de primer concejal. La segunda de la lista es mujer, pero porque es obligatorio. Gainza también tiene vice y primer concejal varón. Hablan del empoderamiento de las mujeres, pero no hay un respeto, ya que no puede ser que entre todas las mujeres que los rodean no haya una que pueda mantener la idoneidad y que el derecho de género se limite a pintar bancos rojos. Creo que la mujer está para mucho más y que eso demuestra lo misóginos que son”, criticó luego.

“No es casual todo esto y lo lamento porque Cambiemos, y el PRO en particular, es un partido donde las mujeres son muy fuertes, desde la vicepresidenta Gabriela Michetti, pasando por las ministras Patricia Bullrich o Carolina Stanley, y por la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Son mujeres con las que se puede estar de acuerdo o no, pero la importancia que tienen en el equipo del presidente refleja el lugar que tiene la mujer en la decisión y en el poder. Hubiera sido sano, y capaz hubiera discutido yo un poco el tema, si se hubiera podido replicar esto en las boletas de Cambiemos en Paraná, pero no sucedió”, objetó.

Etienot dijo que no habla con Varisco desde febrero de 2018, cuando discutieron respecto de las autoridades del Concejo Deliberante y el intendente sostuvo la figura de Gainza. Respecto a su vínculo con el edil, expresó: “No habló con él y no tendría por qué. Los paraguas de los partidos son amplios, pero yo no lo respeto. En lo personal ha sido un traidor y yo soy una persona de blanco o negro, no necesito rodearme de gente hipócrita: o estoy con gente que tiene convicciones, aunque no piense como yo, con la que me puedo llevar muy bien, pero la peor categoría para mí es la hipocresía, es algo que me rebela”, confió.

“Con Gainza trabajamos muchos años y creo que el poder lo delató. La relación se rompió después de una denuncia mediática por parte de una asesora. Salí a respaldarlo, pero se ve que no resistió la avanzada de Varisco y Escobar y, en vez de sostenerme a mí, terminó asociado con ellos”, describió.

Luego, aseguró que Frigerio conoce su parecer sobre Gainza pero admitió que “definitivamente no ha triunfado mi postura”. Más adelante, añadió: “El tiempo lo dirá y no fue el momento del concejal Gainza para la justicia, pero eso no significa que yo no tenga mis convicciones ni que vaya a acompañar porque sea del mismo partido. He roto amistades por situaciones similares. La lealtad para mí primero es con la ley y, segundo, con el juramento que hice como servidora pública”, definió.

“Hay cosas que deben discutirse en la justicia y otras son decisiones personales. Y yo tomé la decisión personal a partir de ciertas cuestiones de separarme de gente y los círculos se van reduciendo porque me parece que nos tenemos que preparar para tomar decisiones muy difíciles en el país y en la ciudad de Paraná”, reiteró Etienot.

En ese sentido, consideró “importante que para tomar esas decisiones uno se dé vuelta y haya gente convencida de lo mismo porque no hay otra manera de asegurar prosperidad y seguridad a la gente si no se pelea con las mafias”. 

“No es que se puede acordar con algunos. Desde el Estado no. Desde el Estado la base de la negociación tiene que ser la ley, la verdad, no la complicidad. La base tiene que ser el uso de los recursos del Estado y de la militancia la convicción con las ideas, no la mercantilización con contratos”, comparó.

Por último, Etienot dijo que no cree “que Varisco escuche a alguien”, aunque reconoció que “a la gente el intendente le cae muy bien porque tiene ese perfil de tipo sencillo”, pero reiteró que “es la cabeza de todo y quien toma las decisiones finales”. 

“A mí me costó un montón lo de ‘pobre Sergio’ y más ahora con su tema de salud. Él decide que las cosas sean como son, no deciden por él, está completamente hábil para tomar todas las decisiones, buenas o malas, lo cual lo vuelve completamente responsable”, completó.

Fuente: Analisis Digital

Comentarios de nuestros lectores

Dejanos el tuyo...

Al rellenar este formulario y enviarlo, estás acordando no publicar material abusivo, obsceno, vulgar, de odio, amenazante, orientado sexualmente, o ningún otro que de alguna forma viole leyes vigentes.
Para garantizar estas condiciones, tu comentario será revisado por el webmaster antes de ser publicado.