Representantes del agro-negocio con el Superior Tribunal de Justicia

INDEPENDENCIA JUDICIAL : Castrillon les pidió que demuestren que los agrotóxicos no dañan la salud

Integrantes del Superior Tribunal de Justicia recibieron esta mañana a representantes del agro-negocio que fueron a plantear sus quejas por el fallo que les impide seguir enfermando a la poblaciòn rural con agrotóxicos. El titular del más alto tribunal, Emilio Castrillón les aclaró que él estaba a “favor de la producción y de la vida” pero, al mismo tiempo les recordó que “la defensa de la vida es un precepto constitucional que tenemos que resguardar, respetar y cumplir”. DIARIOJUNIO pudo saber también que a efectos de saber de que se habla les dijo que "deben acreditar con estudios científicos que los productos que se utilizan para fumigar no producen daños a la salud, lo cual hoy no está acreditado". Al fin alguien que les hace saber que ningún poder fáctico está por encima de las instituciones de la república.

El Superior Tribunal de Justicia recibió esta mañana a productores agropecuarios que se manifestaron frente a los Tribunales y pidieron ser atendidos para expresar su disconformidad con el fallo judicial que fija límites en la utilización de agroquímicos.

En la audiencia estuvieron el presidente del Cuerpo, Emilio Castrillon y los vocales Bernardo Salduna, Miguel Giorgio y Martín Carbonell.

Tras escuchar los testimonios brindados por 10 productores, Castrillon destacó la independencia del Poder Judicial y sentenció estar a “favor de la producción y de la vida”, por lo que resaltó que es necesario reglamentar una ley acorde para brindar seguridad en la vida de las personas”.

Asimismo dijo que “la defensa de la vida es un precepto constitucional que tenemos que resguardar, respetar y cumplir”. Castrillon agregó: “Es nuestra preocupación y queremos encontrar una solución, pero no es responsabilidad del Poder Judicial”.

En ese sentido habló de la necesidad de acreditar con estudios científicos que los productos que se utilizan para fumigar no producen daños a la salud, lo cual hoy no está acreditado.

Por otra parte, bregó para encontrar una solución al tema entre todos, entendiendo que el Poder Ejecutivo y el Legislativo tienen la facultad de reglamentar y legislar sobre las normas regulatorias.