El contador confirmó que el mes que viene se reunirán con los gremios municipales para negociar el salario

Sierra: 'La realidad está por encima de nosotros'

A raíz de la estampida del dólar y el riesgo país luego de las elecciones PASO, el asesor económico de la municipalidad de Concordia, Álvaro Sierra, adelantó esta mañana en DIARIOJUNIO que el ejecutivo "veía venir una situación que se iba agravando diariamente y por eso decretó la emergencia social". Asi mismo, y en cuanto al reclamo de los gremios municipales por un incremento salarial acorde a la inflación, el contador confirmó que se reunirá con los delegados el mes que viene a negociar "el mejor aumento posible". Y aclaró: “Ellos deben tener en claro que pérdida del poder adquisitivo van a tener si o si porque no se puede aumentar un sueldo en un 50 %. Y tampoco hay que apurarse, porque no se sabe siquiera a cuánto va a llegar la inflación en Argentina en los próximos meses". 

El asesor económico de la municipalidad de Concordia, señaló que si bien era impensable una trepada del dólar a 65 pesos o un riesgo país que aumentara 100 puntos en un día, remarcó que la ordenanza de Emergencia social propuesto por el intendente Enrique Cresto tiene estrecha relación con la crisis previa incluso a las elecciones PASO,  en la que notaban tanto la falta de ingresos que recibían de la coparticipación nacional, provincial y regalías como el aumento de solicitudes de asistencia social. “La ordenanza busca por un lado fortalecer la ayuda social en la comunidad y apunta también a tener estabilizadas las finanzas del municipio y establecer una serie de normas que tienen que ver con el gasto público”, afirmó y agregó al respecto que actualmente hay muchos municipios que hoy nos consultan por el decreto.

“Sacamos la ordenanza para controlar el gasto público hasta el 31 de diciembre, pero como no podemos hacerlo con aumentos en impuestos ni tasas, porque sería agravar aún más la situación, lo que nos queda es controlar el gasto. No obstante, las medidas que se tomaron dentro de la ordenanzas no incluye el ajuste en la obra pública, ni los servicios ni el cese en el pago de salarios”, advirtió. “El reclamo de los gremios municipales venía desde antes de las elecciones, por lo que con la inflación que se vendrá ahora diría que ya queda viejo. El tema entonces es no apurarse a negociar porque no se realmente de cuánto será la inflación y los mismos gremios podrían estar haciendo un mal negocio” 

En ese contexto, Sierra aseguró que los gremios “tiene acceso a todas las financias de la comuna” y confirmó que el mes que vienen se reunirán para llegar a un acuerdo de recomposición salarial. “Obviamente que pérdida del poder adquisitivo va a haber, lo que se trata de cumplir es el compromiso del intendente de que siempre tendrán el mejor arreglo de la provincia aunque no pueda garantizar que sea acorde a la inflación”, concluyó.