Entre Ríos recibirá $ 1.500 millones menos

Alberto Fernández alertó acerca del costo financiero de las medidas de Macri sobre las provincias

Cerca de las 17 horas, el candidato a Presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, criticó a través de la red social Twitter la decisión de quitar el IVA a los alimentos dado que se desfinancian las provincias. Las expresiones coinciden con las que realizó el diputado nacional, Juan José Bahillo, quien sostuvo este mediodía que las medidas adoptadas por el gobierno nacional son de "mero corte electoralista" y que "el costo lo terminan pagando los contribuyentes de las provincias". Además, explicó que la reducción del IVA no tendrá impacto en los precios por los efectos de la inflación que produjo la devaluación del lunes. "Para Entre Ríos las primeras medidas que tomó el martes significaron un costo fiscal de $ 1344 millones. Las que tomó en el día de ayer, la rebaja del IVA, significa estimativamente unos $ 240 millones, con lo cual estamos en $ 1584 millones. Este es el costo fiscal para Entre Ríos", describió, según información enviada a DIARIOJUNIO.

“No parece razonable reducir el IVA indiscriminadamente como se ha hecho. Ello no redundará en una merma de los precios. Seguramente se convertirá en una ganancia adicional para las empresas. Hubiera sido mejor devolver el IVA a los sectores más postergados”, dijo a través de Twitter.

“Son, además, una muestra más de desaprensión hacia el interior del país. Todo se hizo sin haber consultado a los gobernadores, cuando son sus provincias las que pierden 1.500 millones de dólares de recaudación fiscal con esas decisiones”, añadió el candidato a presidente que ganó las Paso el pasado domingo por 15 puntos de diferencia. “Las medidas anunciadas por el Gobierno actúan sobre los efectos y no sobre las causas de la crisis económica que han generado. Con estas medidas solo desfinancian a las provincias”, indicó Alberto Fernández.

En tanto, el diputado nacional entrerriano Juan José Bahillo expresó hoy su preocupación por la situación que originó el gobierno nacional. Contó que se comunicó con el gobernador Gustavo Bordet y el ministro de Economía, Hugo Ballay. "El precio de todas estas medidas los pagan centralmente las provincias. Tienen un costo fiscal de $ 58.800 millones, de los cuales el 57 % es a cargo de las provincias. Es decir que Macri toma medidas para recomponer su caudal electoral y el costo lo pagamos los contribuyentes, los ciudadanos de las provincias, en este caso lo que nos toca a los entrerrianos", sintetizó Bahillo.

En ese marco, Bahillo explicó que apenas "el 35 % financia solamente Nación" ya que "el otro 8 % lo financia Anses y AFIP".

No obstante, Bahillo explicó que "son medidas que más allá de que las hacen en un marco electoral tienden a beneficiar a los sectores medios y los sectores bajos" pero se preguntó "por qué Nación no lo financia en todo caso con recursos propios, como puede ser lo que recauda por retenciones o con recursos que recauda por el impuesto al cheque, en vez de tirárselo a las provincias".

Además, Bahillo también recordó que Nación mantiene deudas con la provincia por casi $ 2.000 millones. "En concepto de deuda por vivienda, por el Sistema Penitenciario Federal, por Salud, por obra de energías alrededor", enumeró. "Hace tiempo que el gobierno provincial, las autoridades vienen reclamando estas deudas y el gobierno nacional no se hace cargo de las deudas que tiene con la provincia en este caso", apuntó.

En ese contexto se "incrementa el esfuerzo presupuestario que hace la provincia", sostuvo y recalcó que " las medidas que toma el gobierno nacional generan incertidumbre y riesgo en torno al ordenamiento y la previsibilidad que tenían los entrerrianos gracias a la gestión del gobernador Bordet".

Por otro lado, Bahillo aclaró que "las medidas no son malas, pero que se deberían haber tomado antes", y resaltó que "son medidas aisladas, mientras que el modelo económico sigue siendo exactamente el mismo".

En ese sentido, describió que el modelo económico actual es "absolutamente restrictivo para el consumo y el poder adquisitivo de los trabajadores" y subrayó también que el "fuerte componente inflacionario va a diluir el alcance de las medidas", como la reducción del IVA.

"Con esta devaluación del orden del 30 % que hemos tenido en estos días va haber un traslado a precio de alrededor del 15, 20 %. Así que tenemos que esperar una inflación mensual, lamentablemente, no menor al 5 %. Esto va a neutralizar el impacto de las medidas", graficó.

Bahillo detalló que "en un contexto de un proceso inflacionario como el que estamos actualmente es muy difícil controlar" el impacto de la reducción del IVA, "porque se mueve toda la matriz de costo".

En este contexto "la variación de precios uno no sabe si es por la variación de la materia de costo o si es por las modificaciones en las alícuotas de los impuestos. Y en aquellos artículos hay algunos que tienen el 10,5. Ahí es más difícil todavía controlar el traslado a precio de la rebaja de la alícuota", dijo y recordó la experiencia del entonces ministro de Economía Roberto Lavagna que rebajó en su momento el IVA pero eso no se trasladó a los precios.

"Después me parece que casi es una irresponsabilidad, o demagogia, tomar estas medidas en el marco de noventa días, mientras dura el proceso electoral. ` No quiere beneficiar, quiere captar los votos que le faltaron el pasado domingo´", ilustró Bahillo, y recordó que "el lunes, en una actitud totalmente antidemocrático, el presidente nos retó a los argentinos".

Por último, el diputado nacional explicó que el gobierno nacional tiene herramientas para neutralizar ese impacto en la provincia, "todo lo que se quiere es decisión política, pero la verdad es que hay una irresponsabilidad muy grande en el gobierno nacional".