Económicas

PANORAMA ECONOMICO: No pegan una

Los pronósticos económicos del Gobierno y la triste realidad

En un nuevo acto de campaña, Mauricio Macri invitó ayer a los argentinos a “cruzar el río” para que el país crezca. “Del otro lado nos espera algo distinto”, prometió. El Presidente utilizó el recurso que constituye el corazón del relato del Gobierno en materia económica: la renovación permanente de las expectativas. Los pronósticos de mejoras que nunca llegan han sido una constante los últimos cuatro años. El 14 de marzo pasado, por ejemplo, el número dos del equipo económico, Miguel Braun, decía: “Tenemos buenos datos sobre las ventas de cemento”. Era una declaración que invitaba a la esperanza. El secretario de Política Económica usaba esa información como prueba de que la recesión había terminado. Si subían las ventas de cemento, razonaba, era señal de mayor actividad. Las cosas estaban mejor y gradualmente se irían incorporando sectores al reverdecer productivo, argumentaba el funcionario.