Transportistas finalizaron la protesta en la Autovía 14

‘El 2 de septiembre estaban solucionados dos puntos’ de los tres en conflicto, dijo Landra

Néstor Landra, secretario de Transporte de la provincia de Entre Ríos, indicó esta mañana que un funcionario del Ministerio Nacional de Transportes, que encabeza Alexis Guerrera, puntualmente el Director Nacional de Cargas, Juan Manuel Escudero, fue el interlocutor del gobierno nacional que se comunicó anoche con los transportistas que se manifestaban para citarlos a una reunion el proximo lunes a las 8 de la mañana. El diálogo culminó con el levantamiento de la medida de fuerza en el km 250 de la Autovía 14.  Más adelante, Landrá explicó que el 1° de septiembre los manifestantes  emitieron un comunicado con los tres puntos en conflicto: la relación peso potencia, el carnet psico-físico y la ley de homologación de equipos. ‘El 2 de septiembre estaban solucionados dos puntos’ de los tres en conflicto, dijo Landra, según pudo registrar DIARIOJUNIO.

Néstor Landra.

Por otra parte, Landra explicó que en los otros piquetes en la provincia lo acordado era manifestarse al costado de la ruta y pedir a los camiones que adhieran que representen al sector. “Si estamos hablando de cereales oleaginosos, son chasis que representan lo mismo. Nunca detienen un transporte lechero, de ganado en pie, transporte público, ambulancias, vehículos particulares o transporte internacional cosa que sí estaba pasando en la Autovía 14”.

Asimismo, remarcó que tuvo buen diálogo con los representantes de otros piquetes pero fue difícil el diálogo con Peralta. “Nunca se pudo acordar con el que, si se iban a manifestar, que el corte sea del sector que representan como cereales oleaginosos”, indicó. Landra remarcó que tiene dialogo permanente con las distintas asociaciones del transporte de cargas de la provincia ubicadas en ciudades como Fetac (Federación Entrerriana de Transporte Automotor de Cargas), Fadeeac (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas) de Gualeguaychú, Aretra (Asociación Regional de Transporte) de Chajarí, Cetacer (Cámara Empresaria de Transporte Automotor de Cargas de Entre Ríos) de Paraná, etc. “Estas Cámaras están asociadas a nivel nacional a otras que las representan como el caso de Fetac con Catac (Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas)”, explicó a ‘Tarea Fina’ (Radio Ciudadana-FM 89.7).

“Peralta integra Catac”, dijo en referencia a uno de los representantes de la protesta que tuvo lugar en la Autovía 14 en Concordia. “Este gobierno nacional tiene permanente dialogo con el sector donde se sientan empresarios y sindicalistas también. Son muchos los puntos, las gestiones, a resolver. Por ahí algunas llevan demasiado tiempo”, admitió.

Landra indicó que las cámaras del sector mencionadas anteriormente no adhirieron a la manifestación llevada adelante por la Cetac (Cámara Empresaria del Transporte Automotor de Cargas y Afines). “Manifiestan estar en continuo diálogo para solucionar de la mejor manera”, indicó.

Respecto de los puntos en conflicto, Landra recordó que el peso potencia se viene discutiendo desde el año 2000 –se dispuso una postergación de la normativa hasta el 20 de diciembre de 2022- mientras que el carnet psicofísico para los camioneros ya lleva una década y media desde que se implementa.

“Lo único nuevo es la homologación de los equipos. Es una resolución del año 2018”, indicó. El funcionario explicó que quien compra un camión dispone de un tanque de gasoil pero decide incorporarle otro para tener más autonomía en ruta. Para eso, alargan el chasis, pero es algo desprolijo. “Lo que se hace es tratar de emprolijar esta situación”, señaló.

Landra se presentó el lunes por la tarde en la protesta que se realizaba en el túnel subfluvial y en el cruce de las rutas 127 y 32 para llevarles un comunicado con fecha del 2 de septiembre donde se establece que habrá un padrón de talleres habilitados donde se registrarán las cinco o seis modificaciones a los chasis. El tramite tendrá un costo de $ 15.000 más IVA. Antes, registrar cada modificación tenía un valor de $ 20.000, $ 25.000, $ 30,000 y hasta $ 100.000.