para estacioneros autoconvocados de la región centro el problema tiene su génesis en la especulación de las petroleras

“El turismo como explicación hace ruido por todos lados” dicen estacioneros de Entre Ríos ante la escasez de gasoil

La escasez de gasoil continúa en todo el país y la situación recrudece ante las medidas de fuerza que sectores como el transporte de cargas tomó en algunas provincias. En Entre Ríos, el fin de semana largo sin embargo fue un éxito y no generó mayores complicaciones la escasez de ese combustible, tal como temían desde la industria del turismo. Sin embargo, la falta continúa y en las estaciones de servicios en toda la provincia siguen funcionando con el sistema de cupos, cada vez más recortados ."Lo que tiene que hacer el gobierno es usar la lapicera y exigirle a las petroleras que destilen" sostuvo Alejandro Di Palma, coordinador de Estacioneros Autoconvocados de la Región Centro.

Ante las declaraciones del gobernador Gustavo Bordet sobre que el turismo extranjero podría ser una causa de la faltante, Alejandro Di Palma de Estacioneros Autoconvocados le respondió que “sorprende lo desinformado que está. Quizás tiene un libreto para justificar una curiosa génesis de un problema que en realidad obedece a una pugna de precios”.

Según Di Palma, la situación viene siendo señalada desde hace meses. “Estamos siendo flagrantemente desaprovisionados, nos reducen mes a mes los cupos y esto no tienen nada que ver con el turismo” aseguró. “Ese récord de venta a extranjeros es imposible porque con esta lógica del desabastecimiento es imposible sostener que ninguna estación de servicio pueda vender más que el mes pasado”, explicó.

“Es una ridiculez decir que estamos en picos históricos de venta. Eso es imposible. Y además, el 30% de venta a extranjeros no mueve el amperímetro de un sistema energético. Buscar la respuesta ahí no es razonable” afirmó el estacionero paranaense.

Con respecto a las medidas anunciadas por el gobierno nacional para paliar la escasez, Di Palma consideró que la importación nunca se vio aún y que el aumento del corte con biodiesel no resuelve el problema. “Si suplantas combustible fósil con ecológicos va a ser más caro. Es ridículo”, dijo.

Ante el aumento de precio del combustible la semana pasada, consideró que “el aumento del 22% en el gasoil llevó al gasoil a un nivel sin antecedente histórico, ahora está más caro que la nafta, es un delirio”.

Ensayando una solución, Di Palma sostuvo que “lo que tiene que hacer el gobierno es exigirle a las petroleras que destilen. Entregan el diesel a 120 dólares afuera, están operando una cuestión que pasa en el petróleo, el trigo, el maíz y la soja: administran el saldo exportable”. “El gobierno tiene que encontrar razonabilidad entre las posibles economías de la gente y la oferta de cosas centrales como alimentación y energía”, concluyó.