El Intendente de Salto insiste con tomar medidas

'No se hasta cuándo las empresas van a soportar la disminución de ventas', dijo Lima, por la diferencia de precios con Concordia

La diferencia de precio entre Argentina y Uruguay continúa impactado de manera directa en el comercio del país vecino, y por ese motivo el intendente de Paysandú, Nicolás Olivera; el de Río Negro, Omar Lafluf; y el de Salto, Andrés Lima, se reunieron a principios de mayo con el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, con el objetivo de hablar sobre posibles medidas que beneficien a las empresas en el litoral. Sin embargo, a un mes de ese encuentro, el intendente de Salto, Andrés Lima, aseguró "que no se ha avanzado mucho” y volverá a plantear la problemática este jueves en el Congreso de Intendentes, para que se genere un nuevo encuentro con las autoridades nacionales.

"El objetivo es tener una devolución del gobierno a la reunión anterior y a las propuesta presentadas. Que nos digan sí o no la micro importación y sí o no a la eliminación de aranceles", adelantó Lima en diálogo con el diario El País de Uruguay.

Y agregó: "Capaz que el Ministerio de Economía y Finanzas propone algo distinto. Tal vez nos dicen que no se puede hacer nada y que es un problema de la región, producto de las enormes asimetrías económicas entre los países”. 

En el mismo contexto, el intendente de Salto consideró que el “litoral está adormecido: es como un conductor que sabe que va derecho al precipicio pero no hace nada por buscar otro camino y evitar la caída", explicó. "A esta altura somos de los pocos que seguimos hablando públicamente de la diferencia de precios y cómo influye negativamente en el comercio local. Después, mucho silencio en todos lados”, añadió.

En cuanto a la situación en su departamento, donde la industria y el comercio generan 20.000 puestos de trabajo, el jefe comunal dijo que "no sabe hasta cuándo las empresas van a soportar la disminución de ventas”. Y en ese sentido, remarcó que es “grande la movida de vehículos uruguayos que cruzan la frontera", y ejemplificó: “algo tan sencillo, pero muy útil, como un cable original de iPhone, en Salto cuesta $ 990 y en Concordia $ 250”.