El sindicalista apunta contra firmas como FAMA, SALERNO Y ARGENCITRUS

Camejo denuncia irregularidades en el registro de los trabajadores de la fruta y solicita inspecciones.

El Secretario General del Sindicato Obrero de la Fruta (SOF), Alcides Camejo, denuncia la situación precaria y e informal en que se viene desarrollando la actividad de los trabajadores del sector citrícola de la Provincia de Entre Ríos y Corrientes. Camejo expresó a DIARIOJUNIO que "desde hace un tiempo la actividad sólo beneficia a unos pocos y perjudica a muchos, debido a la exclusiva actitud inescrupulosa e insensible de los empresarios y empleadores. Actualmente la región cuenta con 20000 trabajadores en actividad, de estos 20000 trabajadores solo 3500 están registrados."

Según datos aportados por el sindicato, en sectores como Villa del Rosario, por ejemplo, existen 1000 productores y 200 trabajadores registrados.

Según Camejo “la actividad de la citricultura es considera como exclusiva de la región, economía regional,  valorada por todos como histórica, pero lamentablemente desde hace un tiempo solo benéfica a unos pocos y perjudica a muchos, debido a la exclusiva actitud inescrupulosa e insensible de los empresarios y empleadores que interactúan en la actividad.

Actualmente la región cuenta con 20000 trabajadores en actividad, de estos 20000 trabajadores solo 3500 están registrados.

En sectores como villa del Rosario, por ejemplo, existen 1000 productores y 200 trabajadores registrados.

Empresas como FAMA de la ciudad de Chajarí, poseen 180 trabajadores inscriptos, cuando a través de estimaciones y relevamientos realizados por este sindicato utiliza la mano de obra de 800 trabajadores que realizan las tareas.

La empresa SALERNO, de la homónima familia, histórica de nuestra ciudad, tiene registrado 60 trabajadores, cuando en sus quintas trabajan más de 1000 cosecheros/as.

Argencitrus, otra empresa insignia del sector, por caso es la que más trabajadores tiene registrados, 250 aproximadamente, pero en épocas de cosecha utiliza la mano de obra de aproximadamente 800 trabajadores.

Así mismo son muchas las empresas que han acudido a pedir auxilio financiero como así también exenciones tributarias al estado, y esto es repetido año tras año, más allá de la particularidad histórica que hoy nos toca atravesar de pandemia mundial.

Estos ejemplos citados son algunos de los casos más emblemáticos de un contubernio que tiene como protagonista a empresarios y empresas de servicios fantasmas, y como perjudicados de manera directa a los trabajadores que represento y de manera indirecta a la sociedad de concordia y la región.”

 

El comunicado enviado a DIARIOJUNIO también denuncia:

 

1: TERCERIZACION LABORAL Y FRAUDE A LA LEY: Que desde hace un tiempo a esta parte se impuso como practica en los empresarios del sector la contratación de empresas de servicios.

Desafiando la legislación laboral vigente, que prohíbe la utilización de estas empresas, salvo en casos excepcionales, estas empresas son contratadas a efectos de realizar las tareas tanto de cosecha como así también de empaque de frutas cítricas. De esta manera los empresarios del sector no se hacen cargo de la relación laboral, argumentando no ser  responsables tanto de los aportes patronales, como así también de las cargas sociales, aportes a la seguridad social, contratación de ART, etc. desconociendo tener una relación directa con los trabajadores y escondiéndose detrás de las empresas de servicios.

Por otra parte los responsables de las empresas de servicios son personas insolventes y las empresas carecen de todos los requisitos legales para funcionar manejándose en la total informalidad, así las cosas es que cobran por el servicio que realizan  para luego abonarle a los trabajadores, menos de lo que por ley les corresponde por jornal y no realizan los aportes  sindicales, ni las cargas sociales, obteniendo los titulares de dichas empresa pingues ganancias, configurándose de esta manera una clara estafa a los trabajadores, a quienes toman de rehenes, abusándose de la necesidades imperantes muchas personas, que muchas veces trabajan para llevar el plato de comida a su mesa.

Que este contubernio entre empresarios y las empresas de servicios tiene como único objetivo su propio beneficio económico, perjudicando exclusivamente a los trabajadores, quienes ven vulnerados sus derechos teniendo esto impacto negativo en la esfera particular de cada uno como así también impacto negativo en lo social.

En lo particular, estas maniobras fraudulentas repercute en la posibilidad futura de cada trabajador de acceder a los beneficios jubilatorios, ya que nunca van a contar con los aportes necesarios para hacerlo, generándose así un montón de gente, que a futuro de seguro se caerá del sistema, no tendrá ningún tipo de cobertura, ni ingreso económico, aumentando los índices negativos que nuestra ciudad posee en pobreza e indigencia.

Por otra parte la falta de aportes a la obra social hace que los trabajadores no puedan acceder al sistema de salud, ya que la obra social se encuentra desfinanciada, esto hace que los trabajadores tenga que terminar siempre en el sistema público de salud, hospital, salita del barrio, lo que hace que la sociedad toda tenga que financiar la falta de aportes de estos empresarios inescrupulosos que se quedan a través de las fraudulentas maniobras mencionadas con el dinero de los aportes a la obra social.

De esta manera nos encontraremos también en un futuro con trabajadores que no tendrán más acceso al sistema de salud que el que brinda el estado, que esto no es ninguna vergüenza, si no fuera que los trabajadores gran parte de su vida se la pasan en las quintas para que los empresarios inescrupulosos se queden con el dinero que tiene que destinarse a la cobertura de salud y a su propia obra social.

  1. DATOS FALSOS CONSIGNADOS EN LOS RECIBOS DE SUELDO: Otro de los problemas que aqueja a los trabajadores tanto de cosecha y empaque es la consignación de datos falsos en sus recibos de sueldo.

Las empresas de servicios fantasmas en complicidad de los empresarios hacen figurar en los recibos de sueldo menos días de los que realmente se trabajan en la quincena, no es raro encontrar, aunque cause asombro, rabia y estupor, que en un recibo a un cosechero le figuran dos días trabajados.

Este dato no es menor y reviste suma importancia, ya que por estos supuestos días trabajados los empleadores es que realizan los aportes sindicales y sociales, configurándose así una estafa en perjuicios de los trabajadores con las consecuencias  ya  mencionadas,  (consecuencias previsionales) ese trabajador ya nunca podrá jubilarse y (consecuencia al acceso a la salud), se desfinancia la obra social, ya que no realizan el aporte correspondiente y esta no puede cubrir los gastos de salud de sus afiliados.

Que como representante de los trabajadores no puedo permitir que esto siga sucediendo y es por esto que vengo a poner en conocimiento de la sociedad toda esta situación, y que he conminado formalmente a los organismo públicos relacionados con la tutela de los trabajadores a comprometernos, a realizar controles en pos de combatir este flagelo que sin duda tendrá consecuencias tanto en los trabajadores de manera particular como en toda la sociedad de manera general, en el presente y en un futuro.