Hace 24 años se anunciaba una obra que sigue sin terminarse

La oposición pregunta por el avance del Estadio Único y los aportes recibidos

El bloque de concejales de Juntos por el Cambio presentó en la sesión de ayer un pedido de informes mediante el cual solicita al Departamento Ejecutivo Municipal que, a través del área correspondiente, informe sobre el estado actual de avance de la obra en construcción del Estadio Único de Fútbol de Concordia que se lleva a cabo en el predio del Polideportivo Municipal y si su ejecución continua o está paralizada. Al mismo tiempo, se reclamó detalles de origen y monto de todos los aportes percibidos por ésta municipalidad desde el año 1996 a la fecha para la obra en construcción. “Ya pasó más de un año, casi dos años, que se autorizó el gasto de casi $ 6 millones más $ 1 millón que iba a poner Enersa. Eran $ 7 millones. Se decía que se iba a terminar pero por lo que sabemos las obras no han avanzando prácticamente nada en estos casi dos años”, dijo ayer la autora del pedido de informes, Magdalena Reta de Urquiza, a DIARIOJUNIO.

En los considerandos del proyecto se señala que el emprendimiento implica un gran beneficio para desarrollo deportivo, social y cultural tanto para nuestra ciudad como para la región. “Verificando los antecedentes y aportes recibidos se detallan estimativamente las diferentes etapas de la obra en construcción”.

Entre los considerandos del pedido de informes presentado ayer, se consigna que “En el año 2014, bajo el gobierno provincial de Sergio Urribarri, se prometió la licitación de la obra, cuestión que no se efectivizó”, se menciona en los considerandos.

“En el mismo sentido lo hizo el entonces intendente local Enrique Cresto en el año 2016, pero tampoco ocurrió”, se señalo en el pedido de informes.

A principios del año 2019 “el actual gobernador Gustavo Bordet realizó un aporte por otros 6 millones de pesos para el mismo objeto, la construcción del Estadio Único de Fútbol”.

La denuncia de la ex FIA

En 1996, durante la gestión del ex Gobernador Jorge Busti, se dio el primer anuncio sobre la construcción del estadio, contando con un aporte proveniente del Tesoro Nacional por una suma que ascendía a los doscientos mil dólares (U$S 200,000) y con el que se dio inicio a las primeras obras.

El presidente de la Liga Concordiense de Fútbol, Julio Larrocca. fue denunciado en febrero de 2001 por la ex-Fiscalía de Investigaciones Administrativas, y sobreseído en noviembre de 2003 por el Juez Martín Carbonell. La repartición, cuyo titular era Oscar Rovira, quien falleció recientemente, llevó su caso a Tribunales por la falta de inversión de $ 300.000 recibido a través de diversos subsidios en las obras.

En 2005 Larroca recibió a DIARIOJUNIO en su estudio y explicó -según una nota publicada ese año (https://www.diariojunio.com.ar/noticia.php?noticia=17297)- que algunos subsidios fueron destinados a gastos ajenos al estadio. “Lo que hay que tener en claro que los subsidios fueron otorgados en su totalidad para la Liga Concordiense de Fútbol. Si mal no recuerdo, cerca de $ 43.000 vinieron para las obras del estadio y lo otro vino para la Liga. Y la Liga lo utilizó para el pago de déficits de campeonatos, policías, árbitros, recibos de mano de obra de la cancha de Libertad”, expresó. ¿No estaba destinado al Estadio la totalidad del dinero ($ 88.000)? “No, nunca estuvo destinado todo el monto. Eso es lo que decía la denuncia de la FIA”, respondió.

Luego Larrocca arguyó que las dos pericias que constan en la resolución acreditan que se gastó más de $ 88.000 en el estadio. Carbonell, en su fallo, validó las pericias practicadas a las tribunas. “El resultado de la pericia en la parte del estudio del costo del hormigón armado, esto es 317,5 metros lineales de hormigón constitutivos de 7 escalones, estimado en $ 129.470 supera con creces los montos recibidos por los imputados que ascienden a la suma de $ 88.000”. Por último, el juez concluyó “que no surge de lo actuado pruebas concluyentes que acrediten la comisión de los ilícitos investigados, esto es haber dado a los fondos un destino distinto para el cual fueron entregados por el Estado”.

Debate en 2018

Hace casi dos años, el 31 de mayo de 2018 el Concejo aprobaba la ampliación del presupuesto municipal en la suma de 6 millones de pesos provenientes de la provincia con destino a la continuidad de la obra. En ese momento, se realizó un debate en el Concejo (https://www.diariojunio.com.ar/noticia.php?noticia=89083) y tres ediles de la oposición, Reta, Carola Laner y el ex edil Nicolás Moulins, se opusieron a que se destine dinero para la obra argumentando que se necesitaban recursos para otras necesidades más acuciantes. No obstante, ese día los ediles del oficialismo aprobaron la ampliación presupuestaria.

“Quisiera justificar el voto negativo a esta ampliación del presupuesto para construir un estadio ya que viene recibiendo fondos de la década del 90 y creo que en este momento hay otras prioridades”, dijo hace un año en la sesión Reta.

La concejal Laner argumentó su negativa. “Este estadio sin dudas es sinónimo de las promesas incumplidas de Sergio Urribarri. Hoy después de 20 años volvemos a hablar del estadio de futbol y cuando hablamos de obras, tenemos que hablar de costos” indicaba. La edil opositora quien renovó su banca el año pasado, emparentó esa obra con otras obras “fastuosas y faraónicas” que no eran prioritarias y que salieron muy caras a los concordienses como el Centro de Convenciones. “Costó más de $ 47 millones y hoy hay que arreglarlo de nuevo. Hay que seguir aportándole recursos porque prácticamente se llueve”, dijo ese día.  De la misma forma, cuestionaba la fuente de aguas danzantes que costaron $ 4 millones a pocos metros del Centro de Convenciones.  “Hoy en las aguas danzantes danza la basura y el agua está estancada y la música no funciona”, indicó.

En cambio, el entonces concejal, hoy secretario de Desarrollo Social, Amadeo Cresto  dijo en la misma sesión, respecto de lo sucedido en la década del 90, que: “estamos en otro siglo y en otra gestión”. Y añadió que la construcción de un estadio significa “obra pública, mano de obra, mover el mercado de herramientas e insumos”. “Las prioridades habría que fijarlas más profundamente”, recalcaba.

Otro de los ex ediles que argumentó a favor del estadio fue Iván Alalí, secretario general del Sindicato Único de Empleados Municipales (SUEMC). Dijo que muchos chicos tienen como ídolos a jugadores de Concordia que triunfan en Primera División. “Y los van a poder ver en esa cancha”, dijo en referencia los hermanos Gustavo y Walter Bou, entre otros.

Veinticuatro años

Más adelante, la iniciativa de la oposición consigna que “han pasado aproximadamente 24 años desde el inicio de la obra, transcurriendo un tiempo más que considerable y aún está inconclusa sin tener información acerca del estado actual o lo avanzado hasta entonces. El Estadio Único de Futbol es un tema que tantas veces se ha hablado pero aún sigue siendo una promesa incumplida para nuestros vecinos”.

“Queremos llevarle una respuesta a la ciudadanía e informarnos acerca del estado actual de la obra y la utilización de los recursos percibidos” manifestaron desde el bloque de la oposición. El pedido se aprobó con los cuatro votos de la oposición. Reta consignó que ahora el Ejecutivo tiene 60 días de plazo para contestar aunque admitió que, a veces, no se cumple con ese lapso de tiempo.