Una persona detenida y hasta el momento no hay elementos que lleven a pensar en la participación de otra

A pesar del avance del caso, marcharon a Tribunales reclamando justicia por la docente asesinada

Esta mañana se llevó a cabo una marcha en el centro de Concordia para exigir justicia por el caso de la docente jubilada Teresita Galli, asesinada en su casa el lunes de la semana pasada. La convocatoria, que incluyó una marcha desde la escuela Comercio N° 1 hasta la puerta de Tribunales, fue llevada adelante a pesar de que hay una persona detenida en el penal de Concordia, con prisión preventiva por 90 días, desde el miércoles de la semana pasada y que hasta el momento, aunque los investigadores no descartan nada, no surgieron elementos que hagan pensar en la presencia de otra persona en el lugar del crimen, según explicaron desde la fiscalía a DIARIOJUNIO. En Fiscalía no se sorprendieron con la manifestación dado que ya estaba avisados. Al mismo tiempo, el abogado defensor Flavio Sigot, indicó a DIARIOJUNIO que apeló la decisión del juez Mario Figueroa de dictar la prisión preventiva por 90 días, plazo que consideró excesivo, y por el traslado desde la Alcaldía hasta la Unidad Penal N° 3. Sigot sostuvo que Luis Castillo, el unico detenido por el caso, debió seguir encarcelado en la Alcaldía por un plazo de 30 días sin dejar de reconocer que el delito que se investiga ("homicidio calificado") es un hecho grave. 

Numerosa cantidad de personas se manifestaron caminando por calle Urquiza desde la escuela Comercio 1. Con tapabocas y con pancartas con la leyenda “justicia” marcharon en silencio hasta Tribunales.

La celeridad del accionar policial y judicial para desentrañar un caso, cuya investigación se mostró intrincada durante las primeras horas del hecho debido a la ausencia de testigos e imágenes, no fue obstáculo para que la convocatoria se realizara de igual modo. Además no transcurrió mucho tiempo, apenas una semana. Muchas veces pasan meses, años incluso, sin que el avance hacia el juicio oral en casos de homicidio esté muy claro. Esa tardanza suele motorizar muchas marchas hacia Tribunales.   

El coordinador fiscal José Costa explicó esta mañana que quedan varias pruebas por hacer aún. De igual forma, recalcó que ya se levantaron muchos rastros, vestigios de ADN  y se secuestraron teléfonos. “Todo eso lleva tiempo porque son muchas cuestiones técnicas”, explicó.

No obstante, hasta el momento, si bien los fiscales no descartan nada dado lo prematuro de la investigación y aseguraron que analizarán en el caso que surjan elementos durante la investigación del caso, Costa señaló que hasta ahora “no hay muchos elementos como para pensar que fueron dos personas”.

De la misma forma, llamó la atención el jueves pasado, el pedido del bloque de Juntos por el Cambio respecto de declarar la emergencia en seguridad en la ciudad cuando ya se sabía que estaba tras las rejas el presunto autor del hecho. La concejal Carola Laner, quien reflotó el pedido, recordó que fue presentado cuando se produjo el asesinato de la jugadora de rugby Mariela Costen en plena calle. Pero la diferencia con lo sucedido en aquel momento es que transcurrieron varias semanas de incertidumbre hasta que la Justicia pudo dar con los autores del asalto que terminó con un balazo en la cabeza que acabó con la vida de la mujer.