Reclamo por condiciones edilicias, sanitarias y salariales en la educación pública

Agmer Concordia demandó la derogación de la ley de emergencia

A través de una nota enviada a DIARIOJUNIO, la seccional Concordia de Agmer presentó un proyecto de ley express donde demanda la derogación de Ley  de Emergencia Solidaria en sus artículos 4°, 5° y 6° “eximiendo a los trabajadores de algún descuento por toda la labor realizada en este tiempo de pandemia”. Al mismo tiempo, reclamaron que se garanticen las condiciones edilicias, sanitarias y salariales luego de la pandemia para todos los ámbitos de las instituciones educativas y de salud pública.

Para ello, reclaman un aumento de las partidas de comedores escolares y bienes y servicios para las escuelas de la provincia. Al mismo tiempo, demandan el mantenimiento y las reparaciones de todas las escuelas entrerrianas.

En el artículo 5° del proyecto piden que se  pague la equiparación de los equipos directivos de nivel inicial y primario con los directivos de secundaria, según lo acordado en comisión con representación del sindicato y el CGE en el mes de junio de 2019.

De la misma forma, piden una recomposición salarial de manera inmediata por encima de la inflación y de los índices de pobreza y que se avance con un impuesto a las grandes fortunas; redefinir el rol del agente financiero de la Provincia, en función de asistir y promover las actividades económicas de interés para el desarrollo productivo regional; el incremento en las alícuotas del impuesto a los ingresos brutos a las entidades financieras impidiendo el encarecimiento del crédito, y rever el esquema tributario en cuanto al Impuesto Inmobiliario Rural, desalentando la especulación y la existencia de latifundios.

Y demandaron incorporar en ese impuesto las actividades de la minería, cuyos mecanismos de asignación de concesiones, permisos de extracción, control de la actividad y su tributación, debe ser observada teniendo en cuenta la irreversibilidad del proceso extractivo y sus consecuencias.

Por último, reclamaron un plan de salud laboral que contenga la prevención para el bienestar de los docentes, el cuidado de sus condiciones de salud, y la agilización del reconocimiento de sus enfermedades profesionales, junto con el financiamiento del IOSPER, sus prestaciones y la prevención de la violencia de género.