'No sé si fue inoperancia, ideología o maldad', dijo sobre la actitud de su antecesor

Alberto Fernández entregó viviendas Procrear que Macri dejó inconclusas

Desde San Antonio de Areco, el primer mandatario recordó su sorpresa al asumir y encontrarse con que 11.000 casas cuya construcción había comenzado en 2014 no se terminaron para entregar a sus destinatarios. Remarcó que detrás de cada obra sin terminar "hay una lógica que subyace en quien gobierna".

Hubo 30 viviendas destinadas a los habitantes de Chilecito, en La Rioja, de donde era oriundo el padre de Alberto Fernández. Lo recordó el propio Presidente, quien aseguró que guarda gratos recuerdos de cada verano allí, a pesar del calor agobiante. Fue uno de los momentos de distensión en el acto de entrega de 784 viviendas del Plan Procrear para habitantes de Misiones, Mendoza, Santiago del Estero y Buenos Aires, además de La Rioja. Esas casas habían sido empezadas en el año 2014 y Fernández dijo que no entiende por qué no se terminaron para entregar a sus destinatarios. "Cuando llegamos al Gobierno nos encontramos con 11 mil viviendas que se no terminaron nunca. No sabemos si por inoperancia, ideología o maldad", planteó. “Nuestra victoria será poner de pie a la Argentina con más producción y más trabajo”, aseguró el mandatario y subrayó: “Tener un techo hoy en día es parte de la condición humana, es un derecho que hace en esencia a la condición humana”.

Y agregó: "La verdad es que uno no quiere echar culpas, no tiene ganas de estrujar el pasado. No estamos sembrando grietas, pero queremos aprender. Detrás de cada obra inconclusa hay una lógica que subyace a quien gobierna", dijo el Presidente desde el predio Procrear de San Antonio de Areco. Desde allí anunció la entrega de viviendas para familias de cinco provincias. Durante el acto, el jefe de Estado se comunicó mediante videoconferencia con los gobernadores de La Rioja, Ricardo Quintela; Mendoza, Rodolfo Suárez; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; y Misiones, Oscar Herrera Ahuad. Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires, lo acompañó presencialmente.

"Que el Estado vaya en auxilio de los que producen y los que trabajan no me avergüenza. A mí me avergüenza que el Estado le de vía libre a los pícaros para especular, para romper el trabajo, para destruir el crecimiento y ganar ellos solos", dijo el jefe de Estado. "No estoy en paz sabiendo que hay gente que no tiene un lugar digno para vivir. Entré y visité una de las casas. Son lugares vivibles, no son soluciones de emergencia. Es grato acercarse a los balcones y disfrutar de estas casas", resaltó respecto de una de las viviendas de San Antonio de Areco. El desarrollo urbanístico en esa localidad bonaerense llevará el nombre de barrio Papa Francisco: cuenta con un total de 92 casas, de las cuales 47 serán entregadas este mes y las restantes en los meses subsiguientes. El proyecto requirió una inversión de 229.973.555 pesos y las viviendas consisten en departamentos y casas unifamiliares de dos y tres dormitorios, con terminaciones de obra de calidad, vías de acceso, cercanía a centros educativos, recreativos y de salud, e infraestructura de servicios públicos y espacios verdes.

La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, recordó también que “estas obras se empezaron en 2014”, y señaló: “Las hicimos aun en la dificultad que nos impone la pandemia, pero tuvimos desde el primer momento de la gestión” la premisa de “no discontinuarlas para que ninguna familia quedara expectante de su vivienda”.

A su turno, Axel Kicillof también fue duro con el gobierno anterior. "Yo escucho los debates actuales, escucho dar consejos y censurar todo lo que se hace. Los mismos que deberían explicar por qué estas viviendas, como los satélites, estuvieron cuatro años paradas. Prejuicio, ideología o incapacidad, hubo que esperar cuatro años para que llegue un Estado que soluciona", dijo.

Kicillof destacó la nueva modalidad del Procrear, con la que "el Estado construyó estas viviendas con un crédito que se puede pagar". "Venimos de una época en la que el crédito era lo contrario de lo que debe ser. Uno no está en contra ni de los bancos, ni de los préstamos, pero no pueden ser un instrumento de especulación financiera. Tienen que ser un engranaje de la producción y de la mejora de las condiciones de vida", indicó el gobernador bonaerense. Cabe señalar que, en esta etapa, el Procrear funciona con créditos del programa Hog.Ar, cuyo Coeficiente de Variación Salarial (CVS) garantiza mayor previsibilidad en la actualización de las cuotas y en la protección de los ingresos de las familias adjudicatarias: de hecho, el 98 por ciento de quienes tenían un crédito Procrear en UVAs cambió a la modalidad ofrecida por el programa Hog.Ar.

Todos los gobernadores que, a la distancia, participaron ayer del acto, destacaron su importancia. Incluido el opositor Suárez, el mandatario radical de Mendoza: “Más allá de nuestra pertenencia --dijo--, vamos a coincidir aquellos que nos dedicamos a la función pública en que no hay acto que cobra mayor significación y mayor sentido del trabajo que hacemos que la entrega de viviendas”.

Las 784 viviendas entregadas ayer corresponden a desarrollos urbanísticos ubicados en San Antonio de Areco, en Posadas, provincia de Misiones; en Maipú, Mendoza; en Chilecito, La Rioja; y en la ciudad de Santiago del Estero. Durante septiembre y octubre se continuará con la entrega de otras 1500 viviendas en predios de Salta, Ciudad de Buenos Aires, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Córdoba y Río Negro, que forman parte de un total de 11 mil construcciones que el gobierno anterior dejó inconclusas. 

Fuente: Pagina 12