Quedaron guardados desde que el macrismo interrumpió las obras.

Apuran la obra del gasoducto con 80 km de caños que estaban abandonados

La empresa estatal Energía Argentina, la cual está a cargo de la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, descubrió 80 kilómetros de caños sin costura que estaban guardados en depósitos fiscales en Ensenada y Campana, donde los dejó el gobierno de Mauricio Macri tras interrumpir obras de ampliaciones de tendido de gas.

Como se trata de ductos de 30 pulgadas, pueden ser utilizados para la obra complementaria que va de Mercedes a Cardales cuya extensión es precisamente de 73 km.

 Los otros 7 km restantes se destinarán a la instalación de "loop" para conectar el gasoducto Nestor Kirchner al existente Neuba 2, como obra complementaria para ampliar el transporte y abastecimiento del gas por redes. 

Estos caños estuvieron guardados durante un lustro. Es por eso que hubo que realizar estudios de integridad técnica que finalmente determinaron que están en condiciones de ser puestos en la traza.

"Todos los recursos que se utilizan para la construcción del gasoducto los administra el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) Fue el mismo banco el que nos comunicó la existencia de esos caños y efectivamente están ahí y sirven", afirmaron a LPO desde Energía Argentina.

Así lo explicó Agustin Gerez, titular de Enarsa: "Los caños que estamos despachando hoy se compraron en 2008 y 2012 y por decisiones del gobierno anterior el desarrollo de nuevos gasoductos se habían discontinuado, una decisión que no solo frenó la obra sino que afectó el desarrollo del sector hidrocarburífero. Hoy empezamos a materializar un proyecto para el bien de los argentinos y argentinas".

La polémica que se abre es que sucederá con la compra de caños ya adjudicada para este tramo cuyo proveedor es el mismo que durante el gobierno anterior vendió los caños guardados durante el gobierno anterior, Techint de Paolo Rocca.

Además todavía se espera que ingresen al país las chapas laminadas que llegan de Brasil para el ducto troncal que va desde Tratayen en Neuquén a Salliqueló en la provincia de Buenos Aires.

Desde Energía Argentina remarcaron ante este medio que se están cumpliendo los pasos. Afirman que lo más complejo es resolver la cuestión logística que es la etapa que se esta transitando. "Cuando la obra se ponga en marcha, vamos a construir de 2 a 6 km por día, en los tres frentes que se van a abrir. Así es que en aproximadamente a cien días de iniciada la obra, el gasoducto va a estar listo para ser llenado", dijeron. En el gobierno están convencidos que el gasoducto Nestor Kirchner estará en funcionamiento el próximo invierno.

"Estamos dando el primer paso operativo hacia un cambio en la matriz económica argentina", afirmó Massa durante el acto en el que también participaron la secretaria de Energía, Flavia Royon, el titular de la AFIP, Carlos Castagneto, el subgerente de Energía Argentina, Gastón Leydet, y el secretario de Municipios, Avelino Zurro.

"El desafío es que la matriz de desarrollo energético se transforme en política de Estado en la Argentina y cambiemos definitivamente la matriz económica, para tener un PBI que tenga en los ejes exportadores la energía, los minerales, la economía del conocimiento y los agro negocios; los cuatro pilares del crecimiento de los próximos 10 años en la Argentina", finalizó. 

Gerez consideró que "la construcción del gasoducto es una obra de transformación de la Argentina, nos va a permitir acceder a energía aprecios competitivos, generar empleos, sustituir importaciones y generardivisas".

"Va a marcar el rumbo de Argentina por los próximos 25 años, tendrá impacto en las economías regionales y, a la vez, fortalecerá la integración regional con los países vecinos que demandan nuestra energía. El objetivo de esto es alcanzar la soberanía energética, poder abastecernos con recursos propios para que el desarrollo industrial se haga con nuestra energía", indicó el presidente de Energía Argentina.

A su turno, la Secretaria de Energía Flavia Royon remarcó que "la obra del gasoducto va a marcar el destino de la Argentina, va a permitir desarrollar Vaca Muerta de manera exponencial".

El gasoducto Néstor Kirchner es una obra medular porque tiene el potencial de modificar sustancialmente la ecuación económica de la argentina. El país importa energía cuando tiene este recurso, que no podemos aprovechar porque no contamos con la infraestructura. El gasoducto nos va a permitir sustituir importaciones, lo que se traduce como un ahorro de dólares. Pero ademas, reduce la necesidad de subsidios explicado por el menor volumen importado y mayor consumo de la producció local.