Marcha del Dolor

Caso Cordero: la incertidumbre económica golpea a una familia devastada de por sí

Mariana Inés Barrios, viuda de Gustavo Cordero, el chofer de remisse asesinado de un corte con arma blanca en el cuello, indicó que hay una persona detenida, sospechosa de haber cometido el crimen, a quien le dictaron prisión preventiva por 60 días. “Hay que esperar para ver como sigue”, dijo. No obstante, más allá de lo que suceda con la causa e independientemente de la condena penal que pueda llegar a recibir el presunto autor, el dolor por la ausencia de su esposo no se mitiga. Y a ello hay que añadir que Gustavo era el sostén económico de familia. “El era chofer, no era dueño del auto. Y era el día a día. Yo soy ama de casa, cobro los planes sociales pero el que cobra esto sabe que no alcanza”, dijo a DIARIOJUNIO.

“Estoy acá apoyando a la familia Costen, además víctimas: estamos pasando todos por lo mismo. Y pidiendo Justicia porque esto no puede seguir pasando. Uno sale a trabajar y no sabe si va a volver. Y no puede ser, no se vive tranquilo: se vive con miedo”, acotó.

Mariana dijo que estaba muy conforme con la investigación.  “A mí me enseñaron a agradecer.  Agradezco a la policía, a Ocampo (Jefe de Investigaciones), a Walter Leiva, de Criminalística, al fiscal Núñez que fue llevando la causa. Y siempre noté positividad, que estaba bien encaminada. Con lo poco que tenía, la Policía trabajó”, remarcó.

Respecto de la situación económica en la que quedo la familia, tras la muerte de Cordero, la mujer expresó que se reunió con el intendente Alfredo Francolini quien le prometió una ayuda de tipo  económica.  “Estamos en eso; creo que va a cumplir con lo que me dijo”, remarcó.

Ahora Mariana tiene tres hijos a cargo en soledad. Entre ellos, un niño de 11 años que padece autismo. “Eso lleva muchas cosas. Terapia y otras cosas que nunca me pudieron brindar porque no tengo obra social. También pedí eso, que me puedan dar alguna ayuda para poder cumplir con lo que necesita mi hijo”, remarcó.

“Estoy parada acá por mis hijos. Tengo una hija de 20 años que es la que me sostiene, estoy agradecida con los hijos que tengo. Me está atendiendo una psicóloga de Paraná porque sino no sé… no estaría acá. Todo es muy reciente, a veces es como que no caigo. Estoy haciéndome la fuerte porque estoy como entregada. No entregada mal pero veo que es lo que voy a hacer”, admitió la mujer.