Charla del secretario Feletti y Funes de Rioja

Congelamiento de precios: Un llamado telefónico con contra-propuesta

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, recibió esta tarde un llamado teléfonico del titular de la Unión Industrial y la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal), Daniel Funes de Rioja, para charlar sobre el listado de precios que serán congelados por 90 días. Unas horas después de que los empresarios del sector proveedor se sacaran una foto con el Gobierno avalando el congelamiento, aparecieron quejas internas del sector sobre la extensión del listado de 1247 productos que ordenó congelar Comercio, con vigencia retroactiva al 1 de octubre y hasta el 7 de enero del 2022.

Fuentes oficiales confiaron que se aceptó el pedido de Funes de dar una contrapropuesta, pero aclararon que la decisión de de frenar los aumentos "está tomada" y se mantendrá una lista amplia. Es que la medida dividió aguas puertas adentro de Copal, en un bando más radicalizado y otro más negociador. Según supo Página I12, los menos voluntariosos plantearon ceder sólo a no subir los precios autorizados para este año para la canasta de Precios Cuidados. Pero se les opuso un bando más racional que, entendiendo lo delicado del escenario inflacionario, aceptan que haya una canasta amplia pero que no incluya una serie de productos que o son premium o bien no son representativos de la canasta básica.

Funes de Rioja, que está en Entre Ríos planeando la Conferencia Industrial de la UIA, no le adelantó a Feletti detalles de lo que podrían proponer, pero quedó en buscar alternativas para llegar a un acuerdo. En el Gobierno, en tanto, no parecen dispuestos a volver atras con la idea nacional, que tuvo un empellón fuerte de los supermercados nacionales, del interior y los comercios barriales.

El equilibrio del asunto es delicado porque un convenio de este tipo no será exitoso si no hay compromiso político de todas las partes. De hecho, en el sector retail están expectantes dado que entienden que, sin los proveedores, el asunto queda incompleto. Tienen alguno antecedentes que avalan el temor: cada vez que el Gobierno ha trabado aumentos de precios o ideado esquemas de Cuidados, ha bajado la cantidad de entrega de mercaderías que están en promoción, fenómeno que suele convivir con aumentos fuertes por fuera de esas canastas, para compensar lo que se pierde por el congelamiento. De todos modos, en el Gobierno le aclararon a Funes que la idea oficial es que el comercio en Argentina aproveche, de consolidarse la recuperación del gasto, la venta por cantidades más que por precios.