Los concordienses se casaron casi en la misma proporción que en tiempos previos a la pandemia, pero en 2020 hubo menos divorcios

Coronavirus: El amor parece más fuerte

Todo parecía presumir que durante este año 2020 todas las actividades de la vida normal se iban a ver relegadas o postergadas por la pandemia de Covid-19. Sin embargo, según pudo averiguar DIARIOJUNIO, el coronavirus no fue impedimento para que muchos concordienses opten por conformar Matrimonio o Unión Civil. Una de las razones principales serían las medidas del ASPO, que más que un impedimento fueron tomadas por muchos concordienses como un argumento válido para eludir gastos de festejos en tiempos de austeridad y viajes de luna de miel vedados en tiempos pandemia. A sabiendas del peso social que puede tener para muchas personas resignarse a tener un casamiento “gasolero”, la pandemia fue la excusa perfecta para sacarse esa mochila de encima y contraer nupcias. Por otro lado, las estadísticas del Poder Judicial de Entre Ríos revelan que los trámites de Divorcio iniciados en 2020 son menores a los ocurridos en 2019, aunque este último dato se podría explicar en parte por los meses en que la Justicia restringió sus funciones por motivo del Covid-19 y, tal vez, también porque divorciarse no es un trámite económico. Si bien los números oficiales marcan un comprobable descenso, los datos no registran el amplio espectro de aquellas separaciones de hecho que no han iniciado trámites de disolución o nunca fueron validadas por un contrato de Matrimonio o Unión Civil.

 

Por Federico Odorisio, de la redacción de DIARIOJUNIO

De acuerdo a las cifras aportadas por el Registro Civil de Concordia,  desde el 20 de Marzo a la fecha, contrajeron matrimonio unas 85 parejas y 55 realizaron uniones convivenciales. 

Respecto a los matrimonios, la cantidad mencionada da un promedio de 7 trámites mensuales, sólo contabilizando los datos del registro centro de Concordia que es cabecera departamental.

En tanto que las uniones convivenciales, que es el nombre con que el Código Civil y Comercial designa a la relación estable de pareja entre dos personas que viven juntas y comparten un proyecto de vida común sin estar legalmente casadas, es decir lo que antes se llamaba concubinato; el promedio alcanza un 4.5 mensual. 

Según los datos aportados por el Registro Civil de Concordia, los números marcan un leve descenso, pero se mantienen relativamente parejos en comparación a los del año pasado -2019- período en el cual se celebraron un total de 100 matrimonios (8.33 promedio mensual) y 65 uniones convivenciales (5.4 promedio mensual). 

El titular del Registro Civil local, Matías Soto, explicó que “si bien muchas parejas han prorrogado la fecha de sus casamientos o uniones convivenciales hasta que el panorama de la pandemia mejore y se puedan llevar a cabo festejos, reuniones y viajes de “luna de miel”, otro número casi igual de personas aprovechan las restricciones de las medidas sanitarias de prevención, distancia social y aislamiento para realizar dichos trámites, en un marco de austeridad y evitando gastos desmedidos para esta época de crisis económica.” 

Quizás se podría señalar que, para un número no menor de personas, los gastos en celebraciones por este tipo de uniones- las que muchas veces responden a un imperativo sociocultural más que a un deseo legítimo y personal- suelen ser el impedimento para llevarlas a cabo. 

 

Divorcios

Para mostrar la contracara del “...y vivieron felices para siempre”, DIARIOJUNIO también accedió a información del Poder Judicial de Entre Ríos, publicada por el Área de Planificación, Gestión y Estadísticas, donde se pueden contabilizar la cantidad de causas de divorcio iniciadas durante 2020, año de la pandemia de Coronavirus, en el que -para sorpresa de muchos, tal vez- se registra un número menor de trámites de disolución conyugal respecto al año 2019. 

Vale aclarar que dentro de la categoría “Homologaciones”, tanto para el 2019 como para el 2020, podrían estar contabilizados tramites de divorcios y disoluciones de sociedades conyugales arregladas de común acuerdo, y en buenos términos, por intermedio de mediaciones como soluciones alternativas a controversias sin necesidad de llegar a un juicio. Por lo que dichas acciones podrían no estar contabilizadas dentro de la categoría “Divorcios”.

Hecha la salvedad, en materia de divorcios judiciales, las estadísticas disponibles del presente año -2020- abarcan el período de febrero a octubre, por lo que todavía resta cargar los datos de noviembre en curso y diciembre. 

De todas maneras, a priori, el promedio se presenta bastante menor al de 2019: Durante el actual año se contabilizan a la fecha un total de 191 parejas que han iniciado (algunas con resolución y otras todavía en trámite) sus divorcios. 71 en el juzgado de familia Nº1, 61 en el Nº2 y 59 en el Nº3, todos de la ciudad de Concordia.

La cifra, dividida por los 9 meses que abarca la estadística que tiene fecha de publicación el 17 de noviembre último, da un promedio de 21.22 divorcios mensuales en lo que va del presente año.

En tanto que, en 2019, la cantidad de separaciones iniciadas por trámite judicial sumaron un total de 322 casos (95 en el Juzgado de Familia Nº1, 76 en el Nº2, y 151 en el Nº3). 

En la estadística de 2019 se toman todos los meses desde Febrero a Diciembre de 2019. Es decir que, dividido por 11 meses, el promedio de divorcios mensuales da 29,27. 

Es así que el presente año de la pandemia, muestra unos 8 casos menos en promedio respecto a 2019; aunque en detrimento de los números “favorables” de 2020 (partiendo del supuesto que un divorcio sería un hecho “desfavorable”) se puede señalar que sólo hubo días hábiles procesales en febrero y la primera quincena de marzo; Es decir, poco más de un mes, debido a que el STJER suspendió hasta fines de Mayo la plena prestación del servicio de Justicia, por lo que los indicadores judiciales de marzo, abril y mayo representan períodos parciales de actividad.

De todas maneras, se puede decir que en estos tiempos difíciles de zozobras económicas y laborales, encierro, rutina, restricciones y fricciones, la paciencia y el amor habrían campeado con relativo éxito la pandemia de Coronavirus y sus implicancias. Claro que, detrás de los números estadísticos oficiales, siempre hay un universo informal de amores y desamores difícil de dimensionar y contabilizar.