En el término de dos semanas, la empresa lleva casi diez días sin abrir

El autoservicio Joaquín en Villa Zorraquin cerró por un brote de Covid entre su personal

El tradicional Autoservicio Joaquín, situado sobre Avenida Monseñor Rosch, en Villa Zorraquín, camino a las termas, se encuentra cerrado por un brote de Covid-19. El gerente de la empresa contó a este medio que el supermercado no abrirá hasta el día miércoles inclusive para preservar al personal, clientes y proveedores. En total se hicieron 22 hisopados en la última semana y se detectaron un total de 7 contagios contando a dos de los propietarios de apellido Pizzini. Días antes dos empleados también habían dado positivo por coronavirus, pero estaban aislados en sus domicilios.

El lunes de la semana pasada uno de los dueños del autoservicio “Joaquín” en Villa Zorraquín, un establecimiento comercial de larga data y trayectoria en la zona y que tiene una gran afluencia de clientes por su ubicación en la zona termal de la ciudad, dio positivo por coronavirus. A raíz del hecho, se decidió cerrar las puertas al público durante los días martes y miércoles de la misma semana por prevención, hacer las desinfecciones correspondientes y dejar pasar 48 horas a la espera de que algún empleado pueda manifestar síntomas compatibles con el coronavirus o, en su defecto, que la carga viral fuera lo suficiente fuerte como para ser detectada en los test rápidos, esto último de acuerdo a la recomendación del laboratorio interviniente. 

Según contó a DIARIOJUNIO el gerente de la empresa, Joaquín Pizzini, además de su padre, se les hicieron los hisopados a los 20 empleados del plantel, de los cuales 4 fueron positivos y aislados. Pero la vuelta de la actividad duró apenas dos días porque el viernes por la tarde el propio gerente que habló con este medio dio positivo también -luego de hacerse los análisis por presentar síntomas compatibles con el Covid- y la empresa decidió cerrar hasta este miércoles, 13 de enero, para retomar las actividades el jueves con la parte del personal que se encuentre en condiciones de salud para hacerlo. 

Según explicó Pizzini, todos los casos son de síntomas leves. El gerente detalló que el día lunes habían dado positivo su padre, uno de los dueños del comercio, y un empleado. Anteriormente habían dado positivo dos empleados que ya estaban en condiciones de reincorporarse, pero con el transcurso de los días se detectaron 4 casos más luego de los 20 hisopados realizados, y el pasado viernes el virus lo tomó a él y a dos empleados más, por lo que, en menos de dos semanas, habrían contabilizado un total de 9 casos de coronavirus.

Por tal motivo, desde el sábado último hasta el miércoles próximo inclusive, la empresa estará cerrada.

Consultado por este medio si creía que la temporadas turística podría haber desencadenado el brote en el comercio, Joaquín contó que desde los primeros días de enero la afluencia del público, sobre todo turismo interno, se ha incrementado de manera sustancial en la zona, pero remarcó que el problema es que mucha gente no cumple con las medidas sanitarias, que se debe estar pendientes de personas que ingresan al local sin barbijo, que no hacen uso del alcohol en gel disponible y no respetan la distancia social dentro de los pasillos de las góndolas o en las filas de la caja.

Respecto al impacto económico de estar tantos días con las persianas cerradas, Joaquín Pizzini señaló que “es una pena esta situación porque pintaba una temporada muy linda, sobre todo para nosotros que estamos sobre una arteria de ingreso y egreso a la ciudad y camino de paso a las termas y el lago. Pero bueno, esto se desbordó y hay que darle prioridad a la salud del personal, de la clientela y los proveedores. Hay que ser responsables.”