Entre Ríos otra vez dando la nota

El campo insolidario con la mesa de los argentinos, inicia otro lock-out contra el gobierno

En el medio de una crisis provocada por la pandemia macrista y la del virus y cuando el gobierno de Alberto Fernández pide a todos los sectores de la población un esfuerzo común para salir de esta crisis, el sector más acomodado del campo otra vez poniendo palos en la rueda. Haciendo oídos sordos, comienza hoy un lock-out patronal por 72 horas en la comercialización de granos. Ayer, la entrerriana ciudad de Crespo fue epicentro de una asamblea en el cruce de las rutas 12 y 131. La protesta se inició a pesar que el gobierno dio marcha atrás y suspendió las medidas de no exportar.

 

Imágenes de la asamblea de ayer en Crespo

El tema que provocó esta medida fue el pedido del presidente de no exportar toda la gigantesca producción de maíz que tuvo argentina esta cosecha, de modo de dejar una buena cantidad de toneladas para abastecer el mercado interno, de modo que los argentinos no tengamos que pagar a precio dólar un producto (el maíz) que se produce en estas pampas.

La angurria de quienes están ganando como nadie en el país, hizo que la Mesa de Enlace saliera al cruce a repudiar la medida de proteger el mercado interno e impedir procesos inflacionarios que pagamos todos. Ayer y en la previa al paro que comenzó hoy a las 00 hora, hubo un encuentro de ruralistas en la ciudad entrerriana de Crespo.

Sectores que representan a la actividad agropecuaria en Entre Ríos se concentraron en la rotonda de Crespo este domingo por la tarde, en rechazo a la decisión del gobierno nacional de suspender las exportaciones de maíz hasta marzo. 

Así, con productores autoconvocados, las centrales gremiales se concentraron en el cruce de las rutas 12 y 131 para repudiar una medida que definen como de raíz “ideológica”, como manifestaron los dirigentes al hacer uso de la palabra. No hubo interrupción del tránsito en el lugar.