Desde su asunción en enero ya se bombardeó también sobre Irak y Siria

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ordenó ejecutar el primer ataque aéreo de su administración sobre Somalia

Joe Biden dio la orden para que fuerzas estadounidenses efectuaron este martes el primer ataque aéreo en territorio de Somalia desde que el demócrata asumió la presidencia de Estados Unidos, informó Reuters. El objetivo del bombardeo fueron los milicianos de Al Shabaab, un grupo de insurgentes que tendría vinculaciones con Al Qaeda y que busca alzarse con el poder en el país africano para establecer un régimen teocrático basado en su propia y estricta interpretación de la ley islámica.

Desde el Pentágono precisaron que el operativo militar se llevó a cabo cerca de la localidad de Galcaio, a casi 700 kilómetros al noreste de Mogadiscio, la capital contra objetivos milicianos del grupo insurgente Al Shabaab que, según explicaron, ha lanzado múltiples ataques con bomba y armas de fuego, tanto contra las fuerzas gubernamentales como contra objetivos civiles, incluidos hoteles, bares y escuelas en Somalia y otros países vecinos.

En el pasado Washington ha realizado con frecuencia este tipo de ataques en territorio somalí, aunque se trata del primer bombardeo desde la toma de posesión de Biden el pasado 20 de enero.

Otros ataques

Biden se estrenó en su primer mes de presidencia con bombardeos también en Irak y Siria. Es curioso que en Irak y Somalia sí han atacado a terroristas de al-Qaeda y el Estado Islámico para proteger sus intereses, mientras que en Siria, debilitan las posiciones defensivas del gobierno sirio y aliados contra los yihadistas. Porque esos son los intereses del gobierno más progresista del mundo.

Y sí, es cierto que la política de Biden no es nada fuera de lo normal entre los inquilinos de la Casa Blanca, pero el hombre que supuestamente iba a acabar con las políticas agresivas de Donald Trump, ha bombardeado un país soberano ignorando lo que tuviese que decir el Consejo de Seguridad de la ONU e incluso el Congreso de su propio país. Ha bombardeado Siria incluso en menos tiempo que Donald Trump.

Fuente: Caras y Caretas, Reuters