Alerta por las inusuales temperaturas por la ola de calor

En el Reino Unido se derriten

Las temperaturas en gran parte del Reino Unido podrían alcanzar máximos de 33 grados centígrados, algo inusual para el país, advirtió este martes la Oficina Meteorológica británica, conocida como Met Office.

Esta es la primera alerta que emite el organismo luego de haberla creado en junio de este año con el objetivo de informar a la población sobre los posibles trastornos generalizados y efectos adversos para la salud de las olas de calor cada vez más frecuentes e intensas que se producen en la región.

De acuerdo a lo informado, las temperaturas se mantendrán por encima de los 31 grados centígrados durante toda la semana y los meteorólogos sugieren que los próximos días podrían ser los más calurosos del año.

Según la Met Office, estos fenómenos meteorológicos de alto impacto pueden provocar importantes alteraciones en todo el Reino Unido que afecten a sectores como la salud, el transporte, la agricultura y la energía.

Si bien en esta época del año las temperaturas son más cálidas, las actuales olas de calor y las fuertes lluvias entre otras condiciones climáticas son inusuales, y los días extremadamente calurosos y las fuertes lluvias podrían multiplicarse por cuatro, como consecuencia del calentamiento global, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Climatic Change.

Ese trabajo encontró que cuanto mayor sea el nivel de calentamiento global, las temperaturas extremas, las sequías y las inundaciones en el Reino Unido serán cada vez más frecuentes.

Helen Hanlon, autora principal del estudio, dijo que la investigación muestra claramente que cuanto más se calienta el planeta por el cambio climático inducido por el ser humano, más riguroso será el clima en el Reino Unido.

"Las condiciones meteorológicas adversas pueden afectar a nuestra salud, la disponibilidad de alimentos y a los problemas de transporte", dijo. El documento destacó que las condiciones meteorológicas se reducirían si el calentamiento global se mantiene lo más bajo posible. "Esto demuestra que los esfuerzos para reducir el cambio climático inducido por el hombre frenarán los impactos más graves del clima futuro en el Reino Unido", concluyó.

La alerta ámbar, que cubre grandes partes de Gales, todo el suroeste de Inglaterra y zonas del sur y el centro de Inglaterra, estará en vigor hasta este jueves, cuando se prevé que las temperaturas alcanzarán previsiblemente su punto álgido.

También el organismo sanitario Public Health England ha dispuesto una alerta sanitaria de prevención por el calor y recomienda mantenerse fuera del sol entre las 10.00 y 14.00 GMT, beber muchos líquidos y evitar el exceso de alcohol durante los momentos más cálidos del día.

La Met Office advierte de que en los próximos días muchas personas podrían correr el riesgo de quemarse por el sol y experimentar deshidratación, náusea y fatiga, mientras que las personas más vulnerables podrían sufrir otros efectos más adversos en su salud.

Además, se ha alertado de que al tiempo que las temperaturas aumentan, algunos sistemas más sensibles a la temperatura podrían quedar afectados y se podrían llegar a producir cortes de energía.

Fuente: Pagina 12