También participó el secretario Bahillo

Encuentro sotto voce de Sergio Massa con la Mesa de Enlace

Luego de rumores, versiones y algunas picardías políticas, el ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió con las cuatro entidades de la Mesa de Enlace, en medio de las tensiones por la retención de granos de los empresarios sojeros a la espera de una devaluación. El encuentro, con escasa comunicación de ambos lados en la previa, se llevó a cabo en el Parque Industrial del partido bonaerense de Escobar y el tono se reflejó en las acciones posteriores, sobre todo de los titulares de las entidades. 

Tras el encuentro, del que fueron parte además el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo y su antecesor, Julián Domínguez, los ruralistas dieron una conferencia de prensa improvisada en la ruta 9 y Don Bosco, cerca del lugar, donde aseguraron que se repasaron todos los temas de agenda con el compromiso de volver a verse en 10 días. Hubo alguna queja aislada sobre el dólar soja, incentivo puesto por el Gobierno para que liquiden, pero la dinámica de la política generó que el campo se instalara en la lógica de una negociación más amplia que ese punto en particular. 

"Massa fue a escuchar y luego armar una hoja de ruta de trabajo", contaron desde el Gobierno a Página/12. Por su parte, Bahillo afirmó que “son un sector que tiene distintas miradas porque algunos vienen del mundo cooperativo, otros son pequeños o medianos productores, y otros más vinculados a los grandes productores o la carne, y que tenemos que confluir con todos para desarrollarlos”. Por otra parte, el Secretario expresó que "tratamos de encontrar puntos de síntesis para armar una agenda pensando en el futuro, y que puedan todos los sectores que componen la economía, tener previsibilidad para seguir invirtiendo”.

En los próximos días se reunirán los equipos técnicos para seguir avanzando en soluciones. Participaron también de la reunión, el director general de Aduana, Guillermo Michel y los integrantes de las cuatro entidades que componen la Mesa de Enlace: Nicolás Pino (Sociedad Rural Argentina), Elbio Laucirica (Coninagro), Carlos Achetoni (Federación Agraria Argentina) y Jorge Chemes (Confederaciones Rurales Argentinas).

Es interesante, para la lectura política, el armado de la mesa que llevó Massa al encuentro con la ruralidad. Además del rol de Domínguez, con quien muestra cierto intento de continuidad, es un dato fuerte la presencia de Michel. El titular de Aduanas es para Massa un cuadro muy relevante en lass negociaciones con sectores que tienen, directa o indirectamente, operaciones vinculadas al comercio exterior. En este contexto, es una especie de aviso de que el Gobierno, además de escuchar pedidos, está atento a que los sectores no cometan irregularidades con exportaciones e importaciones, algo habitual en buena parte del agro. 

La voz de los ruralistas

"Hablamos de todo lo que se puedan imaginar, desde exportaciones de carne, fideicomiso, tipo de cambio, derechos de exportación, todas las demandas o problemas que vive el sector, los productores", detalló Pino, de la SRA. Por su parte, el presidente de la Federación Agraria, Acheroni, afirmó que "ha quedado claro que vamos a tener un intercambio en estos días para poder ir viendo en qué situaciones sí podemos tener algún encuentro, un entendimiento".

"Es una etapa nueva, más allá de los nombres propios lo que hay que tratar de entender es la generación de un plan, de un acuerdo de un consenso y que realmente nuestro sector pueda avanzar en situaciones que está bastante complicado", agregó.

En tanto, Laucirica, vicepresidente de Coninagro, señaló que "Tratamos de transmitirles los temas que insistentemente venimos planteando desde hace ya mucho tiempo y esperamos que justamente con este cambio de gobierno haya un cambio de rumbo en la política y se empiecen a ver los resultados".

Por último, Chemes, presidente de CRA anunció que funcionarios y dirigentes del campo quedaron en que "la semana que viene se van a reunir los técnicos de las entidades con los técnicos del ministerio y dentro de 10 días mantener una nueva reunión". "Tienen que ser reuniones donde se muestren hechos concretos que generen esa seguridad que necesitamos como para poder seguir dialogando, una señal que muestre realmente un cambio en la visión que tenga el Gobierno hacia las entidades", enfatizó.

Para Chemes, es necesario "mostrar hechos y es lo que hoy destacamos en la reunión, que el Gobierno tiene que mostrar o tomar medidas que generen confianza; tienen que generar confianza, si no hay confianza es muy difícil que podamos lograr esto".

"Fuimos escuchados, pero también se habló de temas que nunca nadie los había tratado y que concretamente estamos hablando de pensar en una reforma impositiva profunda, que eso no es poca cosa y es algo necesario en este país", completó.

Fuente: Pagina 12