'30 años de aporte trabajando doble turno'

Es docente, demoraron 5 meses en pagarle la jubilación y ahora le descuentan $ 86 mil de ganancias

Roxana Olmos es desde marzo docente jubilada, tiene 53 años y dedicó más de 30 a la educación primaria en Concordia, trabajando siempre doble turno. “Entraba a las 7.30 y volvía a mi casa a las 6 de la tarde”, dijo en DIARIOJUNIO. Presentó los papeles de la jubilación en marzo del corriente y le pagaron recién en el mes de septiembre. En noviembre – entre aumentos, haberes y descuentos – recibió una considerable suma de dinero como jubilada de la la provincia de Entre Ríos, pero poco le duró la alegría: por 15 mil pesos que superó el piso de ganancias, le descontaron 84 mil

El de Roxana es uno de los tantos casos que desde hace tiempo manifiestan trabajadores de distintas rubros de todo el país, a raíz del desproporcionada descuento que ejecuta la AFIP contra algunos sueldos por el impuesto a las ganancias. Tras el último piso trazado en noviembre por el Ministro de Economía Sergio Massa, con un sueldo bruto de 329 mil pesos te quitan 15 mil y 331 mil, el descuento supera los 80. Claro, eso sí no formas parte del selecto grupo de jueces, fiscales y trabajadores del Poder Judicial argentino, que a pesar de percibir sueldos que rondan el millón, son exentos a la quita tributaria.

“Empecé el tramite de jubilación el 31 de marzo, después de trabajar 30 años en dos escuelas, en una terminé como Vicedirectora y en otra como Secretaría. En abril cobré lo que sería mi último sueldo como docente activa, después en mayo, junio y julio no me pagaron, en agosto apenas una pequeña parte y recién se regulariza en septiembre”, explicó Olmos. “Y ahí empezaron los descuentos por impuestos a las Ganancias"

"Los primeros meses los fueron de entre 9, 10 y hasta 15 mil pesos. No había una suma fija, pero cada aumento que percibía en mi salario prácticamente se lo llevaba ganancias. Entonces, fui me asesoré con un contador y él que me dijo que como yo no tenia papá, mamá, hijos ni nadie a mi cargo, alquiler ni nada, el impuesto a las Ganancias a mi me lo iban a cobrar si o si”, remarcó.

"En noviembre cobré en bruto casi 300 mil pesos y en diciembre, por fin con todo incluido, 349 mil. Resulta que como el Gobierno puso ahora que el piso para que te saquen ganancias es 330 mil pesos, por esos 49 mil extras en mi sueldo o 15 mil si me rijo sólo por esa base, me descuentan 84 mil pesos. Una locura”, insistió.

Finalmente, Olmos sacó la cuenta de lo que queda en su bolsillo después de todas las quitas y sacudones, y resumió: "entre descuentos de obra social, seguro de ley, sepelio, etc , más los 84 mil de ganancias que me sacan ahora... me terminan descontando casi 100 mil pesos del salario. O sea, más del doble de lo que me aumentaron”,  concluyó.