Vigilia en Retiro y paro activo de estatales porteños

Estado de alerta ante la sentencia contra Cristina Kirchner

Distintas organizaciones se disponen a esperar el fallo en Comodoro Py desde las 9 de la mañana. Clave de “alerta y movilización” entre la militancia. La Cámpora define tras el fallo. 

Si el sistema judicial argentino está dispuesto a consolidar la maniobra de lawfare armada contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el pueblo en la calle expresará su defensa. “Porque si van contra Cristina van contra nuestros derechos”, sostiene Daniel “el Tano” Catalano, Secretario General de ATE Capital al pronunciarse por un paro activo para los estatales, mientras se espera el veredicto que la justicia federal dictará, en relación a la responsabilidad de CFK junto a los demás acusados en el juicio sobre la obra pública santacruceña, conocido como “Vialidad”.

Esa lógica de “estado de alerta y movilización”, define, desde diversos espacios que integran el Frente de Todos, las acciones previstas para hoy. Y se resumen en una vigilia frente a los tribunales de Comodoro Py, desde las 9 de la mañana –cuando se abre la audiencia--, un paro activo de los estatales también desde esa hora, y, en principio una convocatoria para las 16 horas. Mientras el PJ bonaerense –bajo el mando de Máximo Kirchner-- y el kirchnerismo encolumnado tras la definición de acción que establezca La Cámpora, decidieron esperar a la sentencia para hacer explícita su participación.

Estas opciones se tejen en la víspera de la inminente sentencia que la justicia federal hará pública durante el día, en medio de un proceso amañado y viciado con pruebas descalificadas por la defensa y vínculos pornográficamente evidentes entre los fiscales y magistrados involucrados, y la derecha política local, personalizada en Mauricio Macri, con partidos de fútbol con jueces y con fiscales “amigos” incluidos.

La previa

El marco del lawfare que define al proceso judicial contra CFK, y sus escandalosas anomalías motivaron otras reacciones como la del Frente Patria Grande que optó por una presentar este lunes, una singular puesta en escena. Con la presencia de Juan Grabois y otros de sus referentes como los diputados Itai Hagman, Federico Fagioli y Natalia Zaracho se realizó “una parodia futbolística” para denunciar la corrupción del poder judicial, en complicidad con la dirigencia del PRO y el poder económico.

La actividad mostró el enfrentamiento de dos equipos de fútbol: Los mufa (funcionarios del PRO) apoyados por "la barra del Liverpool" que había “comprado al árbitro” (el poder judicial). Del otro lado: la Argentina, con Cristina con el brazalete de capitana. Y claro, cuando “la justicia” estaba por ser “robada” por "Los mufa", la “hinchada argentina” se metió en la cancha y definió el final del juego. La metáfora lúdica, expresó así la necesidad de "estar alerta", para salir a la calle "a defender Cristina".

Así, en la previa, se fueron tejiendo las señales de alerta ante la inminencia de la sentencia que en este caso podría materializarse en una condena por parte de los jueces que integran el TOF 2: Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso. Ante esta posibilidad, que muchos dan por hecho –incluso CFK, quien lo confirmó al describir: “Este tribunal es un pelotón de fusilamiento”--, el estado de alerta se mantiene en la dirigencia del Frente de Todos, en las fuerzas sociales que lo acompañan y en las representaciones gremiales.

En tanto, los movimientos sociales como El Evita, con gran poder movilizador, y en menor medida la Corriente Clasista y Combativa y Somos Barrios de Pie, esperan al pronunciamiento judicial para definir su presencia en las calles “en defensa de Cristina”. Es que, más allá de este juicio, la tensión de las organizaciones sociales se proyecta hoy sobre la discusión por la permanencia o la cancelación de los Potenciar Trabajo, que hasta ayer todavía no se habían cobrado a nivel país, por la asignación de noviembre.

Frente a la sentencia

La condena podría aglutinar ya no solo a grupos de peso moral como los Curas en Opción por los Pobres, que llamaron a la vigilia, junto a sectores de militancia activa como el FTV-Miles, de Luis D'Elía; la agrupación Soberanos; o el espacio Resistiendo con Aguante. También podrían activarse las convocatorias latentes entre el sindicalismo nucleado en ATE tras la figura de Catalano, o del Secretario General de la CTA y diputado nacional Hugo Yasky. En tanto, ya está propuesta la convocatoria para las 16 horas, por parte del médico sanitarista y dirigente peronista Jorge Rachid y del magistrado Juan Ramos Padilla, frente a los Tribunales Federales de Retiro.

También marchará hacia los tribunales de Retiro el Sindicato de Trabajadores Viales y Afines (STVyARA), encabezado por Graciela Aleñá en repudio a lo que consideró como una "persecución política" contra la vicepresidenta. "Un sector de la justicia, que responde al macrismo y a los grandes medios de comunicación, armó una causa sin pruebas y espera condenar a Cristina Fernández de Kirchner", dijo Aleñá en un comunicado. E indicó que los trabajadores del sindicato se movilizarán a Comodoro Py "junto a distintas organizaciones gremiales, sociales y políticas", a la espera de la lectura del fallo. "Durante todo el juicio, Cristina fue desarticulando cada imputación y demostrando que todas eran falsas, tal como lo manifestó en el punteo de las '20 mentiras la Causa Vialidad' que la expresidenta publicó en sus redes sociales", resaltó Aleñá sobre un proceso penal que catalogó de "intento de proscripción" y un "avasallamiento hacia el peronismo".

La sentencia se dará a conocer bajo la modalidad de un proceso semipresencial, la misma que tuvo este juicio en sus últimos tramos. En tanto los sectores que se sienten representados por la vicepresidenta, ven en la decisión de salir a la calle, no solo una muestra de apoyo a Cristina. También la única posibilidad de expresar su genuina defensa, ante la poderosa maquinaria del lawfare.  

Fuente: Página 12