Lo confirmó la Ministra de Energía, Flavia Rayón.

Este sábado aumentan los combustibles entre el 1% y el 4%

La secretaria de Energía de la Nación, Flavia Royón, confirmó en la noche del jueves que los precios de los combustibles aumentarán entre el 1% y el 4% desde el 1 de octubre, debido al descongelamiento parcial de componente impositivo.

En declaraciones a la prensa porteña, la ministra Royón afirmó que efectivamente habrá un aumento de combustibles a partir del sábado, y explicó: "Por el descongelamiento de los impuestos, la suba será de entre el 1% y el 4%, dependiendo si es nafta o gasoil" 

En el mismo contexto, la funcionaria nacional comentó que "el descongelamiento del componente impositivo será parcial, correspondiente a dos trimestres de 2021 nada más, por lo que aún queda camino por recorrer en materia de alza de precios por esta vía: otros dos trimestres del año pasado y los tres transcurridos de 2022. Un total de entre 5% y 20% de incremento pisados por ahora", afirmó. 

Y remarcó: "Hasta aquí, el gobierno de Alberto Fernández postergó la suba de los impuestos a los combustibles siete veces seguidas (cuatro veces en 2021 y tres en 2022). Esto fue parte de una decisión política para sacarle impulso a la inflación, que subió de todas maneras hasta casi duplicarse en la proyección para todo este año"

El Gobierno había postergado la decisión ante la fuerte presión inflacionaria, en un contexto de pandemia. Según un cálculo de consultoras privadas especializadas en combustibles, el Estado dejó de recaudar por esta vía cerca de u$s1.800 millones.

En los últimos doce meses hasta agosto, las naftas habían acumulado un incremento del 32% y el gasoil del 51% (41,7% en promedio entre ambos combustibles), muy por debajo de la inflación anual del 78,5%.

Se espera que sea YPF la que dé el primer paso y concrete la suba de los precios y luego la seguirían las demás petroleras, publicó Ámbito.

La venta de combustibles muestra una sostenida caída en los últimos meses, con lo cual este nuevo incremento puso en alerta a los dueños de estaciones de servicio que sienten la caída de la recaudación. Desde la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos de Argentina (CECHA), dieron cuenta de una caída de las ventas en julio en comparación con el mes anterior y habían señalado a la falta de políticas energéticas, la inflación y los precios pisados, entre las principales causas.

El volumen total de combustibles líquidos vendido en el canal minorista argentino se redujo durante julio de 2022 un 3,1%, con caídas en 18 de las 24 jurisdicciones provinciales.