Conflicto institucional

Goldín acusó de ‘falta de seriedad’ a los concejales y amenazó con llevar el tema a la Justicia

Tras el repudio votado ayer por el Concejo Deliberante de Concordia a una capacitación de género de parte de la intendencia de Estancia Grande, acusando al intendente de tener actitudes demagógicas, el responsable comunal de esa localidad, Javier Goldín, dijo que  “que se denota una absoluta falta de seriedad dado que no existe ninguna condena por violencia de genero, sino un proceso laboral de una persona que es familiar del anterior presidente municipal -Daniel Llados- que se encuentra gravemente imputado por hechos contra la administración publica (malversación de fondos, apropiación de fondos públicos, etc.)”.  Además, amenazó con llevar el tema a la Justicia, según información enviada a DIARIOJUNIO.

Javier Goldín

En el comunicado enviado por el municipio, se sostuvo que el repudio es una “actividad ilícita”, "dado que la capacitación es obligatoria, y los concejales se encuentran violando una ley e incumpliendo sus deberes como funcionarios públicos. De verificarse la certidumbre del comunicado, se realiza la denuncia penal respectiva, dado que se trata de un delito de instancia pública”.

Además, el intendente indicó que el repudio “denota una grave situación institucional, por afectar la autonomía de un municipio, que, si bien es chico y modesto, goza de todos los atributos como tal”.

Ayer, el Concejo Deliberante de Concordia aprobó por unanimidad el repudio a la disertación y presentación del libro institucional "Digesto de Género y Diversidad" del intendente de Estancia Grande. Consideraron que la conducta es "hipócrita", dado que sobre el intendente de la localidad vecina pesa una condena de violencia laboral en contexto de género, y se entiende que hay un uso demagógico de las capacitaciones sobre esta problemática.

“Resulta mendaz, falso y mentiroso que algún organismo del municipio de Estancia Grande realice por su cuenta un curso de capacitación sobre violencia de genero. Debemos señalar, que el día 12 de agosto del año en curso, a pedido del presidente municipal, la Secretaría de Mujeres, Género y Diversidad del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Entre Ríos, en el marco de la capacitación obligatoria de la denominada ‘Ley Micaela’ realizará dicha capacitación en la municipalidad de Estancia Grande”, se señaló desde la municipalidad del departamento Concordia.

“Con motivo de la capacitación obligatoria en el marco de la Ley Micaela, se reitera, que realiza la Secretaría de Mujeres, Género y Diversidad del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Entre Ríos en la municipalidad de Estancia Grande, se decretó asueto administrativo, declarándose obligatorio el mismo para todo el personal municipal”, recalcaron.

La presentación del libro institucional ninguna relación tiene con la capacitación obligatoria, “siendo una publicación que mereció las felicitaciones del Gobernador de la Provincia de Entre Ríos y de la propia presidente del Superior Tribunal de Justicia”.

A fines de junio pasado, Goldín fue juzgado culpable de violencia laboral sobre una de las empleadas del municipio (se resguarda su nombre por el principio de confidencialidad en causas de Violencia de Género), por el Juzgado Laboral Nº 3 de Concordia. La causa, con el patrocinio de la abogada María de los Ángeles Petit, se inició a fines de 2020, luego de un año de hechos calificados como acoso o Mobbing Laboral en el marco de una persecución política y personal contra una de las empleadas de planta permanente del municipio.

Según la denuncia que corrobora el fallo en primera instancia, "durante varios meses, Goldín buscó que la empleada renunciara a su lugar de trabajo, no asignándole tareas, delegando tareas que no iban de acuerdo a su categoría de empleada administrativa y no entregándole elementos mínimos para realizar su labor, entre otras, y luego, incluyéndola en la lista de personal no esencial por razones no fundamentadas."

En ese momento, Goldin sostuvo que la denunciante tiene iniciado un sumario administrativo por hacer uso de dinero del erario público para gastos personales y que es la mujer del ex tesorero municipal, Facundo Lládos, quien fuera exonerado, y por tanto nuera del ex intendente, Daniel Esteban Lladós.