Las investigación duró más de dos años

La Policía Federal realizó allanamientos en Basavilbaso por banda que traficaba elementos electrónicos

Tras una investigación que duró más de dos años, la policía Federal Argentina desbarató una importante organización criminal dedicada al contrabando de teléfonos celulares y artículos electrónicos. Se ordenaron 27 allanamientos en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, Misiones, Santa Fe y Entre Ríos, más precisamente, en la localidad de Basavilbaso, en calle Rogelio Gómez. Según registró DIARIOJUNIO, detuvieron a dos personas, identificaron a otros dieciséis y además, secuestraron dinero, drogas y vehículos.

Personal policial logró establecer distintos lugares de distribución de mercadería ilegal en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Misiones que eran utilizados, debido a su proximidad con la República del Paraguay, como punto de abastecimiento a través de embarcaciones clandestinas manejadas por los comúnmente llamados “paseros”, que cruzaban el Río Paraná.

Se determinó que los integrantes de la banda poseían locales de venta a la calle y que contaban con el apoyo de un estudio contable y una sucursal bancaria, con el fin de realizar operaciones de comercio exterior como “importaciones ficticias”, para obtener de ese modo, dólares al tipo de cambio oficial y luego a través de triangulaciones financieras, utilizar billeteras virtuales y criptomonedas.

Asimismo, se estableció que los introducían en el mercado paralelo de divisas, usufructuando la “brecha cambiaria”; creando además empresas fantasmas para realizar importaciones simuladas, que les permitía obtener dólares al tipo de cambio oficial y luego cambiarlos en el circuito financiero “paralelo”.

Se ordenaron 27 allanamientos en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, Misiones, Santa Fe y Entre Ríos, más precisamente, en la localidad de Basavilbaso, en calle Rogelio Gómez. Detuvieron a dos personas por infracción a la ley de drogas, mientras que otras dieciséis, quedaron afectadas a la causa por contrabando y maniobras de importación ficticias.

Por otra parte, se procedió al secuestro de 2 kilos de marihuana, más de 170 dosis de cocaína, 1.074.500 pesos, 960 dólares, 15 vehículos, 50 computadoras de alta gama, 27 televisores LED y 611 teléfonos celulares. Fuente