Comenzó la campaña de vacunación a adultos mayores en la provincia

La vacuna ya llegó al Hogar de Ancianos

El director del Hogar de Ancianos ‘Juana Sarriegui de Istilarth’, Diego Miño, indicó esta mañana a DIARIOJUNIO que ayer, tras casi un año de estar encerrados los 14 residentes, de entre 70 y 80 años de edad, se vivió una jornada de “fe y esperanza” al recibir la primera dosis de la vacuna Sputnik V. “Fue un año de lucha constante”, indicó. Pero di sus frutos: nadie se enfermó de Covid 19. L a primera residente en ser inoculada fue una mujer, Clarita, que vive desde hace tres décadas en el hogar y el último fue Sebastianutti, “un histórico ciclista que radio operador voluntario en la guerra de Malvinas y recibió la información del hundimiento del crucero ‘General Belgrano’”.

Miño explicó que se trata de una residencia de puertas abiertas y sus moradores están acostumbrados a salir o pasear o a recibir visitas de vecinos, estudiantes y artistas que venían a acompañarlos. Pero de un día para el otro solamente podían ver el rostro de los empleados que trabajan allí.

Eso sucedió en la primera semana de marzo de 2020. Miño recalcó que fue la primera residencia que decidió  blindarse ante la llegada del Covid 19 al país. La decisión fue consensuada con Mariel Stablun, subsecretaria de Desarrollo Humano y Políticas de Cuidado del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, quien vino a Concordia. A los pocos días, el Presidente decretaba la cuarentena en todo el país.

En consecuencia, dado el nivel de cuidados que llevaron adelante en estos meses, la toma de consciencia y de compromiso de los empleados, no hubo ningún caso de Covid 19 en el Hogar. “Ni siquiera casos de gripe ni de ninguna enfermedad respiratoria debido al cuidado que hicimos”, indicó. No fue tarea sencilla dado que tuvieron que estar alertas para no darle ninguna chance al virus de ingresar a la residencia.

La falta de salida generó cuadros de ansiedad, angustia y tristeza entre sus residentes. Miño dijo que la gran mayoría no tiene familiares, dado que solamente atiende a personas en situación de calle o por alguna situación de la vida, como problemas con sus familiares, quedaron solas. Pero si había dos personas que tienen familiares y se les permitía acercarse hasta cuatro o cinco metros de distancia por el portón principal.

Antenoche, cuando Niño fue contactado por el ministerio de Salud para darle la noticia, no pudo dormir. “Fue un día histórico para nosotros en el Hogar”, señaló. Ayer se les inoculó la primera dosis y dentro de 21 días se les dará la segunda. “Hay que esperar 10 días más y ahí recién van a poder volver a la normalidad”, recalcó. Y la semana que viene la totalidad de los empleados recibirá la primera dosis de la Sputnik V.

La primera residente en ser vacunada fue una de las residentes más antiguas. Se trata de Clarita, una mujer de 82 años que hace más de treinta que viven en el Hogar. “Se arregló, se acomodó el pelo, se perfumó, esperando la vacuna como todos los residentes que esperaban ansiosos”, indicó. Según dijo, fue como un pinchazo de un “mosquito”. El último fue Sebastianutti, “un histórico ciclista que radio operador voluntario en la guerra de Malvinas y recibió la información del hundimiento del crucero ‘General Belgrano’”.