Federal: Descartan de plano motivaciones políticas en la rotura de Silo Bolsas

Los sospechosos ya habrían tenido situaciones conflictivas con varios vecinos de la zona

Según pudo saber DIARIOJUNIO, el caso de las roturas de Silo-Bolsas en la localidad de Nueva Viscaya, departamento de Federal, habría tenido importantes avances. Según contó el Subjefe departamental, comisario inspector Carlos kindernech, las investigaciones y declaraciones de testigos de la zona permitió reunir elementos suficientes para allanar las viviendas de tres sospechosos de perpetrar vandalismo en un campo cercano. La policía habría dado con los sujetos a raíz de testimonios de personas del lugar que habrían aportado datos acerca de la repetida conducta reñida con la buena convivencia entre vecinos de parte de tres sujetos. Los mismos serían personas dedicadas a la caza y la pesca, a veces también jornaleros, que serían conocidos en la zona por no respetar los límites de las propiedades ajenas y tener actitudes pendencieras y atropelladoras. Dos de los tres sospechosos fueron apresados el pasado el viernes y liberados en horas de la tarde noche de ayer, domingo, por habérseles encontrado en su poder armas de grueso calibre sin registro y sin permiso. Además se les encontró elementos que podrían ser probatorios del acto vandálico y que serán cotejados en laboratorios de criminalística con muestras de la tierra del lugar donde sucedió el hecho.

Según las versiones policiales, los tres hombres son temidos en el lugar por haber protagonizado situaciones anteriores de conflicto con los vecinos de Nueva Vizcaya. Dicha razón es por la que nadie se anima a señalarlos directamente y tanto la policía como la justica están llevando las dos investigaciones de oficio. Una de las causas es por tenencia indebida de armas de guerra y la otra por ser sospechosos de haber atentado contra la propiedad de un establecimiento rural. Por ahora, no se pudo corroborar si los supuestos involucrados en el hecho vandálico – la rotura de silo bolsas- tendrían algún motivo de conflicto con el dueño o algún trabajador del lugar donde atentaron.

Lo que se descartó con vehemencia de parte de la policía fue que el hecho estuviera relacionado con cuestiones en el marco de disputas políticas e ideológicas. Dicha versiones mal intencionadas se echaron a correr desde algunos medios y redes sociales que sugerían, incluso aseguraban, que este tipo de atentados a la propiedad privada se debían a la confrontación por parte de una oposición radicalizada y un sector del campo contra el gobierno nacional.