Investigan un homicidio en el barrio Nébel, en cercanías de las vías del ferrocarril

Muerte en un basural: el cuerpo calcinado era de un hombre que falleció por asfixia

La fiscal Julia Rivoira confirmó esta mañana que una persona, de sexo masculino, cuyo cadáver apareció ayer en un basural cerca de las  vías del ferrocarril y calles Espejo y Maipú, sufrió una muerte violenta. Por ende, están investigando un homicidio. “En primera instancia, se trataría de algún mecanismo de asfixia”, dijo Rivoira, según pudo registrar DIARIOJUNIO. Por lo tanto, se presume que luego de asesinarlo, el o los autores del homicidio quemaron el cuerpo para borrar cualquier tipo de evidencia y dificultar la tarea de los investigadores. “Algunas cuestiones van a ser un poco más complejas porque los mecanismos habituales de identificación de las personas como las huellas dactilares, las planillas prontuariales, no va a ser posibles”, dijo. No obstante, hay otros métodos que involucran exámenes de laboratorio, como el ADN, o los que realizan los odontólogos forenses, pero llevan más tiempo concretarlos.

“Se trata de una persona que fue hallado su cuerpo carbonizado en inmediaciones de Maipú y Espejo. Lo cierto es que aún no fue posible identificar científicamente  a esta persona. La identificación física va a ser lo más complejo: el cuerpo está carbonizado, está en la morgue”, dijo la fiscal a “Tarea Fina” (FM 89.7- Radio Ciudadana).

“Ayer por la noche, el médico forense estaba realizando la autopsia y hoy por la mañana va a acercarnos a la Fiscalía un informe preliminar, al menos para determinar si se puede concretar algún tipo de lesión en el cuerpo”, dijo además.

Los autores del crimen prendieron fuego a unas cubiertas y los pusieron encima del cuerpo. Eso dificulta la tarea de los investigadores para identificar a la persona asesinada. “A veces se puede determinar de manera inmediata, a simple vista, mirando. Y a veces se requiere un trabajo más arduo, más profundo”, señaló. “Va a ser como una especie de rompecabezas pero lo vamos a armar”, pronosticó.

El lugar donde apareció el cadáver es un basural, a la vera de las vías del ferrocarril, donde periódicamente se queman basura, ramas, etc. No hay cámaras de videovigilancia que hayan tomado alguna imagen que arrojen alguna pista sobre lo ocurrido.

Rivoira explicó que cuando tienen sospechas que podría tratarse de una persona determinada, convocan a sus familiares directos para tomarles exámenes de sangre. Con los resultados en mano, comparan con los extraídos del cuerpo a través del examen de ADN. “Con los años que llevo cumpliendo esta función puedo asegurar que el ADN es casi irrefutable, esté o no registrada esa persona”, mencionó.

La fiscal confirmó además que pidió una orden de allanamiento para una vivienda ubicada en las inmediaciones para determinar si allí ocurrió algo. “No obstante, los moradores habituales, de manera intempestiva, se habían ausentado”, dijo. La División de Investigaciones de la Jefatura de Policía de Concordia está tratando de localizarlos para ver si “tienen algún tipo de vinculación con este hecho”, remarcó.

Por último, indicó que el caso se dividirá en dos líneas investigativas. Por un lado, la identificación de la persona asesinada, tarea a cargo de la División de Investigaciones, quienes deben hallar a familiares o amigos de alguna persona que se haya ausentado de su hogar desde hace varios días. Por el otro, la División Criminalística y los médicos forenses del poder judicial deberán trabajar para recabar las pistas que los lleven a la detención de los autores del hecho.