Inspección clausuró kioscos y labró actas a adolescentes tomando en la calle

No hay pandemia o crisis hospitalaria que valga los fines de semana

En la misma jornada en que Concordia se quedó prácticamente sin respiradores en la unidad de terapia intensiva en el hospital Masvernat para pacientes de Covid 19, Inspección General debió salir a multar y cerrar kioscos y drugstores que no acatan el horario de cierre y a labrar actas a jóvenes que estaban tomando en la vía pública, según pudo conocer DIAROJUNIO. Además se reforzaron los controles en los accesos a  la ciudad por la denuncia de la realización de ciertas clandestinas en las afueras de la ciudad.

Ayer, a media mañana, la noticia paralizó la ciudad, el hospital se quedaba sin camas para pacientes críticos. De inmediato, el COES se reunía al mediodía para analizar la situación pero luego resolvieron que todo siga tal como estaba dado que se reforzaron con algunos equipos extra la atención para los pacientes que necesiten ser intubados.

Pero llegó la noche y, como si fuese un viernes cualquiera,  al recorrer las calles, Inspección General se encontró con kioscos y drugstores abiertos luego de las 22, horario tope establecido en el decreto N° 1.182. ”Se realizaron muchos controles en los comercios que no están  cerrando en los horarios estipulados por el decreto”, señaló el secretario de Gobierno municipal, Fernando Barboza.  Además se los clausuró.

Al mismo tiempo, el funcionario indicó que se encontró a jóvenes ingiriendo bebidas en la calle. “No hubo muchos pero se labró actas a jóvenes que estaban bebiendo en la vía pública”, indicó.

“Se están controlando los acceso en las salidas de la ciudad con Policía, Fuerzas Federales y Tránsito porque hay denuncias de que puede haber fiestas clandestinas fuera del ejido de Concordia. Es va a estar esta noche y el día de mañana también”, indicó Barboza. Asimismo, se hicieron controles en Villa Zorraquin, Villa Adela y Benito Legerén.