15/08/2020
Agencia Paco Urondo

El macrismo le devolvió favores a Clarín y le redujo ingreso brutos

En el marco de las negociaciones por la Ley Impositiva 2020, que la Legislatura bonaerense aprobó después de muchas idas y vueltas, el bloque de Juntos por el Cambio introdujo cambios que favorecieron a actores muy poderosos de la economía argentina. Entre los ganadores con las modificaciones, estuvo el Grupo Clarín, que fue uno de los primeros en hablar de «impuestazo» de Axel Kicillof. El macrismo logró la reducción de la alícuota en los Ingresos Brutos a las empresas cableoperadoras. El gobierno proponía gravar en 3% y la oposición lo bajó a 2%. Con los cambios, los cableoperadoras se ahorrarán 600 millones de pesos, que ya no recibirá la provincia de Buenos Aires, que está en emergencia económica.

En el Senado, donde Cambiemos tiene la mayoría, el proyecto estuvo a punto de naufragar si el oficialismo no cedía en este punto.

“Ese cambio es para que no se enoje el grupo Clarín”, fueron las palabras textuales de un importante senador de Cambiemos luego de la aprobación de la Ley en el Senado, según reseñó el portal Primereando Las Noticias. Se sabe: el macrismo no quiere enojar al que fue su principal aliado (y cobertura) durante sus ruinosos 4 años de gestión.

Como la mayoría está en manos de la oposición, el Frente de Todos tuvo que ceder para que la Provincia cuente con la herramienta de recaudación. No obstante, el oficialismo hizo pública su postura ante el juego político del bloque que en parte responde a María Eugenia Vidal. “No les están cuidando el cable a los argentinos, les están cuidando el bolsillo al grupo Clarín. Háganse cargo. Ojalá el grupo Clarín y los 200 apellidos del campo valores los que están haciendo. Ustedes deciden representar eso”, cargó el presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados, Facundo Tignanelli, en el marco del debate en el recinto.

Por otra parte, Cambiemos también impuso modificaciones en el artículo 100 de la Ley Impositiva que establece una tasa extraordinaria para la carga y descarga en las terminales portuarias. En el Senado, logran que ese impuesto se reduzca en un 50 por ciento. En este caso, los beneficiarios de ese cambio a la Ley fueron las grandes cerealeras y aceiteras que exportan toneladas desde los puertos bonaerenses. Acorde a los balances oficiales, los grandes jugadores del sector agroexportador tuvieron ganancias millonarias en los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri y Vidal.

A los minutos de la sanción de la Ley Impositiva, el gobernador Axel Kicillof arremetió contra la oposición. “Nos acusaron de querer hacer un «impuestazo», nos acusaron de perjudicar a los sectores medios, nos acusaron de no buscar el consenso. Pero ahora vemos que la cuestión era otra: defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas”, publicó en sus redes sociales.

Dejanos tu comentario