Un aumento del 366% con respecto a los $ 5.556 millones de ese concepto en 2017

Si se cuentan los intereses de la deuda, hay un déficit de $ 25889 millones.

El ministerio de Hacienda presentó hoy el resultado fiscal de enero y evidencia que en ese mes el superávit primario creció un 10% y alcanzó los $ 3.929 millones, un avance en relación a los $ 3.587 millones del mismo mes de 2017. Si se incluyen los intereses de la deuda el resultado financiero, en cambio, es un rojo de $ 25.889 millones, lo que representa un salto del 366% con respecto a los $ 5.556 millones de ese concepto en 2017. El incremento del resultado financiero en rojo, según informaron de Hacienda a DIARIOJUNIO, tiene que ver con el pago de intereses de un bono -de alrededor de US$ 7.000 millones- emitido en enero de 2017. En los meses siguientes, el resultado financiero tenderá a disminuir, aunque volverá a crecer en julio, cuando haya otro pago de intereses de la deuda que fueron $ 29.818 millones, un 226% más que los $ 9.143 millones por ese concepto en enero de 2017.

En enero, la recaudación creció un 19%, por debajo de la inflación. Pero esa cifra fue afectada porque no estuvieron los ingresos del sinceramiento fiscal: $ 11.205 millones menos. En Hacienda advierten que varias comparaciones interanuales (entre 2018 y 2017) pueden conducir a una lectura equivocada. De todas formas, aseguran que el déficit fiscal estará -a fin de año- en el 3,2% proyectado.

El superávit de enero después irá mutando. "A lo largo del año, el déficit fiscal será de 0,6% del total del PBI en el primer trimestre, 1,6% en el segundo trimestre, 2,2% en el tercero y 3,2% cuando termine el año", puntualizaron los funcionarios.

Durante todo el año, el pago de intereses de la deuda sobre el total del PBI será del 2,2%. En Hacienda sostienen que el promedio de la región (Colombia-Brasil) es de 2,5%. Los datos que irá arrojando el ministerio de Hacienda durante el año presentarán variaciones en relación a los de 2017. Se tratarán de número diferentes y los funcionarios quieren evitar comparaciones que suponen pueden ser injustas, porque las comparaciones son sobre distintas bases. Por ejemplo:

En enero, febrero y marzo, habrá menos recaudación porque no estarán los ingresos del sinceramiento fiscal, Son más de $ 40.000 millones recaudados en 2017 y que no estarán en 2018. Los cambios en la reforma previsional también supondrán diferentes erogaciones estatales para pagar las jubilaciones. Según los funcionarios, el pago de pensiones y jubilaciones representará un mayor porcentaje del gasto en varios meses de 2018 en relación a marzo de 2017. "Durante enero, febrero, junio, julio, agosto y diciembre, la variación porcentual (por la nueva forma de calcular las jubilaciones) va a ser más grande", destacó un funcionario.

En el pago de intereses de la deuda, la salida de dinero será constante salvo a mediados de año, cuando habrá que pagar por otro vencimiento. La estrategia del Poder Ejecutivo ha sido endeudarse a comienzos de año porque supuso que conseguiría tasas más baratas.

El gasto en personal crecerá entre 20% y 23% en el primer semestre. Para el segundo semestre, se espera que sea un 15%, ya que ese es el número previsto en la paritaria