El intendente de Gualeguaychú no definió si participará de las elecciones

Piaggio: "No lo puedo descartar pero veo muy lejana la posibilidad" de ser candidato

El intendente de Gualeguaychú, Martin Piaggio,se refirió a su posible candidatura para las elecciones legislativas que se avecinan y expresó que "No lo puedo descartar pero veo muy lejana la posibilidad" de ser candidato. También  describió la situación de la ciudad en el contexto de la pandemia de coronavirus y ante las expectativas por el movimiento turístico de las vacaciones invernales. Piaggio se manifestó “un poco más tranquilo porque se ve en los últimos días un leve descenso en la curva de casos de la enfermedad”. 

Consultado por el armado de la lista de candidatos del justicialismo que será de unidad, el intendente de Gualeguaychú Marín Piaggio confirmó que “La unidad es lo que todos estamos previendo, pero es una semana clave hasta el sábado y estamos muy expectantes. Tengo mucha expectativa más allá de que todo el mundo está en otra historia, Argentina como pasa cada dos años deberá decidir sus representantes en las Cámaras y será un proceso electoral interesante”.

“Desde Gualeguaychú tenemos mucha expectativa de poder vivirlo a pleno, de hacerlo a conciencia y de hacer nuestro aporte. Hablé estos días con el gobernador (Gustavo Bordet) pero más de temas de gestión, imagino como estará su cabeza, su armado para presentar la mejor propuesta para los entrerrianos y estaremos con mucho entusiasmo para militarlo”, puntualizó

Consultado sobre la posibilidad de su candidatura, admitió: “No lo puedo descartar porque todavía quedan estos últimos días, que suelen ser de definiciones, pero en concreto no he tenido más que algunos comentarios sobretodo en el ámbito de Buenos Aires, pero no he tenido ninguna propuesta ni me han participado del análisis de la misma y creo que es difícil. De todos modos, si llegara una propuesta debería pensarlo en función del rol que me toca y del desafío que hoy tengo, que lo estoy haciendo muy contento y con mucho orgullo, así que lo veo muy lejana a esa posibilidad”.

Sobre la situación sanitaria en Gualeguaychú

“Se amesetó la curva pero en un nivel muy alto, por arriba de 100 casos diarios y con niveles crecientes de saturación del sistema sanitario. En los últimos dos o tres días se ve un pequeño descenso, pero todavía con un estado muy crítico respecto de la ocupación de camas, que es la variable que más preocupa, y con la expectativa también creciente de que se avanza muy bien la vacunación, en Gualeguaychú tenemos más de 56 mil vecinos que ya recibieron la primera dosis y empezamos a entrar en zona donde la inmunoprevención empieza a tener efectos colectivos”, analizó.

Sobre la importancia de proceso de vacunación, afirmó: “Vemos con buenos ojos lo que empezó a pasar esta semana, mañana (en referencia a este miércoles) llegan a Gualeguaychú 1.400 dosis más y estamos vacunando al grupo a partir de los 18 años. En Buenos Aires comenzó el registro y la aplicación de vacunas a personas de entre 13 y 17 años, lo cual es fundamental no solo porque es un componente proporcionalmente importante ese grupo etario sino también por la dinámica que tiene y ha sido parte de un comportamiento de vectores, y será clave la vacunación en este grupo”.

Asimismo, sostuvo que “en Gualeguaychú ha sido ínfimo el porcentaje de gente que no se anotó para vacunarse, y se lograron porcentajes muy satisfactorios de vacunación. Si bien en algún momento había dudas por gente que no aceptaba la vacunación, en Gualeguaychú no ha sido un problema”. “Hay un trabajo muy grande de los equipos sanitarios tanto provincial como municipal para que la vacuna esté a mano”, destacó.

Consultado por la preocupación que puede generar el movimiento turístico de vacaciones invernales, el intendente comentó: “Habíamos puesto mucha expectativa para que este periodo turístico de las vacaciones sea un punto de inflexión, sobre todo en la actividad económica y laboral, por la crisis horrenda que estamos viviendo en materia económica. Aquí se juega en un fino equilibrio por la complejidad que la circulación de personas en aumento nos puede traer, pero es un riesgo que se asume y todas las actividades tienen y desarrollan muy bien los protocolos”.

En este punto, marcó que “no está permitida la reunión social en lugares cerrados que es donde se pierde el control del crecimiento de la enfermedad” y deseó que “ojalá que puedan coexistir ambas cuestiones, el control de los casos con una tendencia al descenso y que pueda vivirse la actividad turística especialmente en estos 15 días en que son las vacaciones en Buenos Aires donde Gualeguaychú tendrá un flujo importante de visitantes. Hay una expectativa potenciada de la gente de querer salir en viajes cortos y ahí Gualeguaychú toma una relevancia entre los destinos turísticos del país”.

De todos modos, advirtió: “Estamos siempre con un termómetro diario que nos va mostrando la situación que tenemos, porque la situación sanitaria en general, por más que vemos un final posiblemente muy cerca, está todavía muy complicada en la ciudad”.

Por otra parte, ante la tradición de la ciudad de festejar la previa del Día del Amigo, Piaggio reconoció: “Lo veo con una preocupación muy grande porque está muy enraizado y es muy característico de esta zona el encuentro, el festejo de la fecha que generalmente se da en la vía pública y que siempre ha sido vivido muy bien coordinado, pero hoy es un arma de doble filo”.

“Todavía estamos esperando las consecuencias de lo que fueron las reuniones por el partido de Argentina y los festejos del fútbol. Estaba muy instalada la tradición de festejar la previa del Día del Amigo la noche anterior, pero no hubo nada categórico en el informe de la policía y de Control Urbano por reuniones efectuadas anoche. De todos modos me preocupa lo que pueda pasar hoy, y el dato final de esto lo terminará dando la guardia del hospital dentro de 10 o 15 días con la aparición de casos”, refirió.

Consultado por la afectación de la crisis económica y el cierre de comercios, reveló que “en Gualeguaychú hay algún dato llamativo porque hubo una suerte de reconfiguración de actividades. Tuvimos unas 250 bajas de comercios pymes muy vinculados al turismo pero hubo casi unas 500 altas de reconfiguración de rubros”. En ese sentido, agregó que “si nos ajustamos solo al impacto comercial la suerte fue algo disímil en la ciudad; en todo el complejo de comercios de la Costanera han podido subsistir mientras que el comercio del centro fue el más afectado”.

Fuente: r2820, Radio de la Plaza