OPINION : Guillermo Luciano

PRIMERAS IMPRESIONES SOBRE EL ‘PLAN MASSA’

En primer lugar, habría que decir que cualquier plan es mejor que ningún plan, y por lo que se vio en las últimas semanas, Alberto Fernández ya no tenía plan. Los anuncios de Massa son lo esperable en él, o sea ortodoxia monetaria y gestos hacia la economía concentrada, especialmente a Techint, con el anuncio del segundo tramo del gasoducto Néstor Kirchner.  Con respecto a los precios no hizo anuncios, aunque algo seguramente tendrá que decir en las próximas horas, pero probablemente será en la línea de lograr una ‘tregua de precios’ con los grandes formadores y no anuncios sobre intervenciones directas.

Lo más urticante de sus anticipos es que hará una gran auditoría a los planes sociales, utilizando las universidades nacionales. El tema planes sociales es un tema muy controvertido porque por una parte se han transformado en un auxilio imprescindible para más de diez millones de argentinos que han quedado marginados de la economía real y deben ser auxiliados por el Estado. Aunque se puede decir que es un tema que inquieta a todo el arco político, desde los energúmenos como Espert que convoca a esterilizar las mujeres pobres hasta la misma Cristina Fernández que se animó a insinuar que los planes deben estar en manos del Anses y no de capitostes sociales. Seguramente aquí se desatará una de las batallas mas ruidosas, habrá que esperar que ocurre en la realidad

 

GESTOS A LA ECONOMÍA CONCENTRADA

Es obvio que Massa no viene a hacer la revolución socialista ni nada por el estilo, de cualquier manera, necesita de una tregua con los grandes formadores de precios, que no anuncia, pero que esta implícita en sus anticipos, especialmente en las medidas que prepara para el mercado cambiario. Esta, junto con la que sostendrá con los referentes de las organizaciones sociales, serán las grandes batallas cotidianas que enfrentará.

 

DOS ENTRERRIANOS EN PUESTOS CLAVES

Por un lado, Juan José Bahillo, puesto por Bordet, en lo que pareciera ser su mensaje como gran elector para las próximas elecciones a gobernador de la provincia. Bahillo, más allá de pertenecer al sector económico referenciado por la Mesa de Enlace, hasta ahora no ha mostrado artes macroeconómicas como para desempeñarse en esta función, aunque es dable suponer que será el mismo Sergio Massa quien dicte las políticas hacia el campo y que su Secretario de Agricultura será más un operador de relaciones públicas que un generador de políticas.

Otra cosa es Guillermo Mitchell, el economista de Gualeguaychú que en sus cortos pasajes por la función pública ha demostrado solvencia profesional y firmeza en sus decisiones. Uno de los anuncios que pasó medio en segundo plano es la determinación de auditar escrupulosamente las declaraciones de exportación/importación de bienes, que es la vía directa elegida por los grandes operadores económicos para la fuga de divisas. El anuncio que más de setecientas empresas serán invitadas a corregir sus declaraciones juradas es muy interesante habrá que ver que ocurre con esto

 

FINALMENTE, LA OPOSICIÓN

De la oposición no se puede esperar una actitud generosa, a la altura de las graves circunstancias que transitamos, aunque lo de Negri merecería un capítulo especial en los anales de la miseria política, boicoteando los anuncios incluso antes que sean formulados, como si el y su divisa política no tuvieran nada que ver con lo que estamos viviendo.

En definitiva, se nos va el país, y lo único que podría ayudarnos a superar estas horas es poner un poco de calma para ordenar la economía para que el peso de la crisis no caiga, como está ocurriendo, y una vez más, sobre los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Estaremos atentos.