Aclaran que no se hackeó la base de datos

RENAPER denunció el uso indebido de una clave: filtraron imágenes en Twitter de funcionarios y personajes públicos

El organismo nacional detectó que la maniobra fue realizada con una clave otorgada al Ministerio de Salud y formalizó una denuncia penal. Hasta el momento, hay ocho empleados de la cartera sanitaria investigados. En tanto, circularon por redes sociales capturas de pantallas que mostraban un presunto hackeo a la base de datos - que cuenta con información de los DNI de las más de 45 millones de personas en el país - pero desde RENAPER aclararon a través de un comunicado al que tuvo acceso DIARIOJUNIO, que sus sistemas de seguridad informática no fueron vulnerados.

El Registro Nacional de las Personas (Renaper) formalizó una denuncia penal ante el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 11 tras detectar que, mediante el uso de claves otorgadas a organismos públicos, en este caso el Ministerio de Salud, se filtraron imágenes como perteneciente a trámites personales realizados ante la entidad.

Desde el organismo dependiente del Ministerio del Interior se confirmó que se trató de un uso indebido de usuario o robo de la clave del mismo, y que la base de datos no sufrió vulneración o filtración alguna de datos.

Los hechos 

Según detalló RENAPER, el sábado 9 de octubre tomaron conocimiento de que un usuario de Twitter identificado con el nombre de @aniballeaks - cuenta que actualmente se encuentra suspendida - había publicado las imágenes de 44 individuos, entre los cuales se encontraban funcionarios y personajes públicos de conocimiento en general.

Por ese motivo, el equipo de seguridad informática realizó una consulta sobre las 44 personas involucradas y detectaron que 19 imágenes habían sido consultadas en el exacto momento que eran publicadas en la red social Twitter desde una conexión autorizada de VPN (Virtual Private Network) entre el ReNaPer y el Ministerio de Salud de la Nación, y todas las imágenes habían sido consultadas recientemente desde esa misma conexión. 

Captura que muestra la base de datos del RENAPER a la venta

Luego del análisis preliminar, confirmaron los especialistas, se descartó de plano un ingreso no autorizado a los sistemas o una filtración masiva de datos del organismo.

Asimismo, se detectó que un usuario autorizado individual habría utilizado de forma indebida para fines personales el servicio de validación de identidad a través de un certificado habilitado del Ministerio de Salud de la Nación, conectándose a través de la correspondiente VPN, con usuario y contraseña.