Creciente malestar en los empleados de comercio y en el gremio por ampliación de horarios

Simonetti explotó y apuntó contra todos: comerciantes locales, la municipalidad y el ministerio de Trabajo

El secretario general del CEC (Centro de Empleados de Comercio) de Concordia, Juan José Simonetti, manifestó su malestar esta mañana a DIARIOJUNIO a raíz de la habilitación de la municipalidad de trabajar una hora más a lo que se sumó el pedido del Centro de Industria y Comercio de Concordia de liberar todos los horarios. Una contradicción cuando los casos de Covid 19 vienen aumentando en la ciudad.  Simonetti apuntó contra la municipalidad porque les da “rienda suelta a todo”,  contra la Dirección de Trabajo porque no controlan nada -y además tienen orden de no salir-, y contra comerciantes locales a quienes acusó de "hipócritas" ya que: "nos decían que nos tenemos que cuidar cuando tuvimos que exigirles que pongan los elementos de higiene en los locales porque no lo tenían". Además, recalcó: "ni siquiera nos avisan, a no me interesa un carajo que me llamen o no me llamen. Pero vamos a salir a quejarnos y a poner un poco de límite a estas cosas”.

Simonetti dejó traslucir el malestar creciente en el sindicato

El miércoles pasado, el municipio indicó que el sector gastronómico podrá estar abierto al público desde las 7 hasta las 2 de la madrugada. Por su parte, los comercios de venta de productos alimenticios e insumos varios podrán extender su horario de atención desde la misma hora hasta las 22. Quienes trabajen hasta esa hora llegan a las 23 a sus hogares, remarcó el gremialista. Eso generó un malestar creciente entre los empleados. “Me tenían acosado llamando de todos lados. Los empleados están con la vena al máximo porque hay todo tipo de abusos. Y más en pandemia”, admitió. “Acá no estamos libres de nada”, advirtió respecto de los contagios.

Pero la gota que rebalsó el vaso fue el pedido del CICS de la liberación total de los horarios comerciales “para que cada actividad pueda funcionar con la mayor normalidad posible…”, según un comunicado distribuido a los medios donde pedían la habilitación de las actividades que aún siguen cerradas, con protocolos, y agradecían la extensión horaria al municipio. “No me meto con el tema gastronómico porque es un  tema aparte. Yo hablo del comercio y los supermercados. No sé qué es lo que piden; deben querer abrir a las cinco de la mañana hasta las 12 de la noche… no sé: la esclavitud de sol a sol”, indicó.

Por un lado, Simonetti dijo que hay un abuso en los horarios dado que en algunos comercios llegan a trabajar hasta 10 horas por día. Además hay empleo en negro. “Desde el Centro de Comercio salen a decir, como grandes benefactores, que sin empleos no hay empleados y nosotros decimos que esto no es la esclavitud”, indicó. “Aparte sino hay trabajadores tampoco hay empresas”, recalcó.  

“Acá no hay control de nada. La Dirección de Trabajo no controla nada y aparte tienen orden de no salir”, indicó. “Lo vamos a intimar al Ministerio para que salga a la calle porque tenemos abusos y  denuncias. No nos vamos a quedar  quietos, algo vamos a hacer porque sino éstos nos pasan por encima”, remarcó

Sin nombrar a nadie, el gremialista apuntó también contra los propietarios de los comercios locales.  “Ahora dicen que hay que cuidarse cuando no les daban ningún tipo de elemento a los empleados ahora salen a aconsejar a la población que se cuide”, indicó. Y fustigó la frase consistente en que “crean trabajo”. ¿Que crean trabajo? si tienen pasantes pagándoles $ 15.000”, dijo. “Esto ya rebalsó el vaso”, manifestó.

Por otra parte, el gremialista manifestó que no se le da ninguna participación al gremio para que opine. Y se trata del sindicato que representa a los trabajadores. “Le guste a quien le guste”, dijo.