Se evalúa volver a poner retenes de control para los micros que transportan personal hacia las quintas

Toma y daca: Organizan cursos de capacitación para trabajadores de la fruta a fin de conformar un registro para la contratación formal

El Sindicato Obrero de la Fruta (SOF), en conjunto con el Ministerio de Trabajo de la Nación y la municipalidad de Concordia se encuentran organizando cursos de capacitación para trabajadores de la cosecha. La demanda surge desde el sector empresario quienes plantearon la necesidad de capacitar, en particular, a los cosecheros debido a que se habría constatado mucha fruta dañada, lo que repercute en la calidad del producto y su posterior comercialización. La contraparte sería que estos cursos servirían para conformar un registro de trabajadores y trabajadoras formados, formalizados y listos para ser contratados a través de empresas tercerizadas que estén en regla. De todas maneras, según confiaron a este medio, la única manera de que esto funcione es poniendo puestos de control en los accesos  de la ciudad para controlar la salida y llegada de los micros que transportan a los trabajadores a las quintas de los departamentos Concordia y Federación. 

Ante el planteo de los empresarios sobre la necesidad de capacitar, en particular, a los cosecheros debido a que se habría constatado mucha fruta dañada por un mal manejo de la misma, el Sindicato de la Fruta con el Municipio de Concordia, conjuntamente con el Ministerio de Trabajo de la Nación se encuentran gestionando la realización de cursos para cosecheros y empacadores.

Dicha nómina estaría a disposición de productores y exportadores como una especie de “bolsa de trabajo”, la cual sería supervisada y administrada por una oficina que funcionaría en la municipalidad con personal de planta, del SOF y del Ministerio de Trabajo. 

La intención es que estos cursos de capacitación no solo contribuyan a que el sector empresario pueda contar con personal mejor preparado para las tareas de la cosecha y el empaque sino que además sirva como base de datos de trabajadores formalizados en empresas de servicios que estén en regla, las que a su vez recibirían beneficios de tipo impositivos y crediticios a fin de lograr el objetivo de blanquear a los más de 5000 trabajadores y trabajadoras del  sector que se propuso el intendente Enrique Cresto.

Este medio pudo averiguar que existieron reuniones entre las autoridades, el sindicato y el sector empresario donde se avanzó en un esquema de trabajo proyectando la zafra 2023. Uno de los puntos donde se puso mayor énfasis fue en la necesidad de volver a poner controles -”tipo retén”- en todos los puntos de acceso para impedir que centenares de colectivos salgan y entren de la ciudad con miles de trabajadores en condiciones de total informalidad laboral.

Situación que afecta directamente a miles de familias concordienses que se ven empujadas a condiciones de vida deplorables, que satura los servicios públicos de salud, los comedores y merenderos, que obliga a los estados municipal, provincial y nacional a prestar cada vez mayores asistencias para contener la situación social y engrosa las estadísticas negativas de la ciudad poniéndola siempre en los primeros puestos en pobreza e indigencia.