Reclamo gremial

Trabajadores cortaron avenida San Lorenzo reclamando frente a una panadería

Esta mañana, 15 personas cortaban la mano que corre de oeste a este de avenida San Lorenzo al 50, enfrente a un local perteneciente a la panadería "La Internacional". Se trata de la tercera jornada de protesta organizada por el Sindicato de Panaderos en poco más de dos semanas. Los manifestantes, con un bombo, un altavoz y elementos de pirotecnia, demandaban diferentes cuestiones laborales. Fuentes del Ministerio de Trabajo de la Provincia confirmaron a DIARIOJUNIO que se trata de entre 9 y 11 empleados que demandan el pago del bono de $ 5.000 de fin de año y el aguinaldo. El viernes habrá una audiencia de conciliación entre las partes.

Emiliano Delgado, coordinador del Ministerio de Trabajo de Entre Ríos en Concordia, confirmó a DIARIOJUNIO que el reclamo se basa en la falta de pago de un bono de fin de año de $ 5.000 que fue establecido en el convenio acordado con el Sindicato. A eso se suma la falta de pago del SAC (Sueldo Anual Complementario): el aguinaldo. Además los empleados demandan el pago de algunos jornales caídos.

Desde la empresa alegan cuestiones económicas para no abonar los reclamos d elos trabajadores. Pero Delgado recalcó que es una obligacion patronal el pagar tanto el bono como el aguinaldo.

En diciembre pasado se hizo una audiencia pero los partes no pudieron llegar a un acuerdo. Por ello, la instancia administrativa se encuentra en cuarto intermedio. El Sindicato de Panaderos se presentó ayer reclamando que se reabra la instancia de diálogo y advirtiendo que iban a tomar medidas de accion directa nuevamente. En la utima semana de diciembre y en la primera de enero ya habían reclamado frente a los locales de la panadería. En consecuencia, el viernes, a las 10 de la mañana volverán a reunirse por teleconferencia. "Esperemos hasta el viernes a ver que deciden las partes", señaló Delgado.

Mientas tanto, con bombos y pirotecnia, pegando pancartas en los vidrios del local, los trabajadores seguían reclamando ante la mirada de algunos efectivos de la policía y los inspectores de transito quienes controlaban que no haya ningún incidente vial.