En Concordia varios usuarios se han decidido por cambiar al servicio de mensajería de origen ruso

Tras la polémica por la privacidad en Whatsapp, comienza una migración masiva hacia Telegram

DIARIOJUNIO también usa Telegram y pudo notar como, día tras día, decenas de contactos empiezan a aparecer por el servicio de mensajería instantánea Telegram. La fiebre se disparó luego de que WhatsApp, propiedad de Facebook, anunciara los nuevos y polémicos términos y condiciones de privacidad a partir del 8 de febrero próximo, y que implicarán importantes cambios en sus políticas de privacidad. La decisión de la corporación que preside el norteamericano Mark Zuckerberg puso en pelea a Telegram que es la segunda aplicación de servicio de mensajería más utilizada del mundo. 

Por Federico Odorisio, de la redacción de DIARIOJUNIO

WhatsApp, propiedad de Facebook, lanzó a sus usuarios una medida para recopilar datos privados haciendo aceptar los nuevos términos y condiciones de la aplicación a partir del 8 de febrero. A raíz de esto, muchos usuarios empezaron a abrir cuentas en el segundo servicio de mensajería instantánea más usada del mundo, Telegram.

Mientras WhatsApp es un servicio hermético y cerrado, Telegram -según sostienen sus usuarios más avezados y conocedores de la materia- es un proyecto bastante más abierto que permite que otros desarrolladores creen sus propios clientes o aplicaciones para utilizarlo. De esta manera, Telegram consigue que su servicio de mensajería pueda utilizarse casi en cualquier plataforma o sistema operativo, ya que donde no llegan las aplicaciones oficiales pueden intentar llegar las de terceros.

Telegram fue creado por los hermanos Dúrov y cuenta en la actualidad con más de 400 millones de usuarios en todo el mundo. Apareció en escena en 2013 para disputarle el espacio dentro del segmento de la mensajería instantánea móvil a WhatsApp.

DIARIOJUNIO consultó al experto en informática, el concordiense Juan Aguirre, quien dio sus apreciaciones sobre las diferencias entre Whatsapp y Telegram:. “Si lo que te preocupa es qué van a hacer con tus datos, en realidad Whatsapp "blanqueo" algo que ya hacía y se sabía. Se sabe que, desde hace un tiempo atrás, muchos contenidos o comentarios o lo que sea que fuera compartido en Whatsapp se veía luego reflejado en facebook. La gran diferencia entre Telegram y Whatsapp es que Telegram es más transparente. Respecto a  la utilización de datos  personales de los usuarios, Aguirre asegura que “Yo, al menos, no conozco emprendimiento que use info a través de Telegram para "estudiarte", algo que sí sucede con Whatsapp.”

Aguirrre también destacó las ventajas de Telegram  en materia de sus posibles usos comerciales: “Tiene utilidades muy buenas para las empresas y los datos no son usados "en tu contra", por así decirlo. Por ejemplo, en una importante tarjeta de crédito para la que trabajaba, yo usaba Telegram para monitorear los estados de los servidores y disparar tareas preventivas a través de "bots". En Whatsapp empezó a usarse esto mucho tiempo después y el acceso a esta funcionalidad es restringida. En Telegram es gratis. Te doy otro ejemplo: si sos una pizzería y te gustaría que tus clientes ordenen por Telegram tus productos es muy fácil hacerlo. En Whatsapp no, te mandan a un “partner” y te cobran lo que se te ocurra. En Telegram podés contratar a gente de tu confianza para que te desarrolle un producto acorde a tu negocio y los datos de tus clientes no se usan como base para cualquier otra cosa.

En tanto, como red de mensajería, Aguirre considera que ambas aplicaciones son bastante similares, aunque no esconde su predilección por Telegram: “En Argentina se impuso la moda de Whatsapp, pero Brasil es mayoritariamente de Telegram. En Uruguay están volcándose también a esa aplicación. Creo que para el emprendedor, Telegram es la elección”, asegura.

Condiciones de Privacidad Telegram vs. Whatsapp

La seguridad y privacidad siempre ha sido uno de los aspectos más relevantes para Telegram, que contaba con cifrado de extremo a extremo desde mucho antes que WhatsApp. Su propio CEO, Pavel Durov, ha advertido en numerosas ocasiones sobre el peligro de usar WhatsApp.

Pese a que la plataforma de Facebook ha mejorado en este aspecto, aún sigue estando un paso por detrás de Telegram. Por ejemplo, el servicio de origen ruso ofrece la opción de comunicarse a través de chats secretos en los que los mensajes se pueden autodestruir después de que ser leídos por el receptor.

Mientras que una conversación normal queda almacenada en la nube, estos chats secretos solo lo puede leer el emisor y el receptor. Además, los mensajes no se pueden reenviar, no se pueden realizar capturas de pantalla y el chat sólo es accesible desde el dispositivo en el que se ha creado. 

Otro aspecto relacionado con la privacidad que inclina la balanza hacia Telegram es la posibilidad de agregar a contactos sin tener que dar el número de teléfono personal. Mientras que en WhatsApp es necesario que el otro usuario conozca tu teléfono, en Telegram puedes hacerlo a través del nombre de usuario. Solo hay que brindar el PIN dentro de la aplicación sin la necesidad de revelar el número de teléfono. Esto hace que Telegram tenga mayor seguridad y privacidad. 

Otras diferencias entre las dos aplicaciones de mensajería más usadas

Personalización 

WhatsApp: Hay que aceptar el diseño que viene con la aplicación, ya que no permite cambiar nada. Solo se puede poner fondo de pantalla en los chats. 

Telegram: Este punto es una de las grandes características de Telegram. Se puede cambiar de variedad y de colores en los chats privados y los grupos

Peso de los archivos 

WhatsApp: Se pueden compartir fotos, audios y hasta archivos que pesen hasta 100 MB tanto en grupos como chats privados. 

Telegram: En este caso le vuelve a ganar a WhatsApp porque permite compartir archivos de hasta 1,5 GB

Edición de Mensajes

Otra de las diferencias más importantes es la edición de mensajes presente en Telegram desde 2016. Mientras que la plataforma de Pavel Durov permite modificar los mensajes para corregir errores, en WhatsApp no es posible cambiar el mensaje enviado.

Límites de personas

WhatsApp: Para quienes armen grupos multitudinarios, solo puede agregar hasta 250 personas por grupo. 

Telegram: No hay límites de personas. Se pueden agregar hasta miles en un solo grupo. Esta es una de las diferencias más características entre las aplicaciones.

Almacenamiento en la nube

Además de servir como plataforma de mensajería, Telegram también es un gran servicio de almacenamiento en la nube. Aunque se borren los archivos compartidos en una conversación, siempre está la opción de volver a descargarlos y abrirlos. La cosa es muy diferente en WhatsApp, que no permite volver a descargar un archivo si ya se había descargado y borrado.

Al tener el límite del envío en 1,5 GB, Telegram es una gran plataforma para almacenar archivos en la nube sabiendo porque siempre habrá posibilidad de acceder a ellos, sin importar el dispositivo desde el que se acceda. Además, al estar almacenados en la nube, se pueden ver los archivos sin que estos ocupen memoria en el teléfono.

Bots y canales

Otra de las diferencias claves entre WhatsApp y Telegram en 2020: los bots y canales, que te dan acceso a contenido adicional en la plataforma celeste. Por ejemplo, se puede contar con la ayuda de bots para que recuerden ciertas tareas, para que recomienden fondos de pantalla o para que ofrezcan los mejores GIFs. 

Por otro lado, los canales son herramientas de comunicación que sirven para difundir información a todos los usuarios que se suscriban.

Estas funcionalidades de Telegram, donde se puede añadir bots o crear canales propios con facilidad, le hacen situarse un paso por delante de WhatsApp, donde no se encuentra nada parecido. 

Si se quiere difundir información a muchos contactos a la vez en la plataforma de Whatsapp sólo está la opción de hacer una lista de difusión.

Llamadas y videollamadas

La última diferencia relevante entre ambas apps. Aunque Telegram ya está probando en su versión beta las videollamadas, la realidad es que en WhatsApp están disponibles ambas llamadas desde mucho antes, incluso ha ampliado el límite de personas, hasta 8, para las de video.