El aumento de casos de Covid 19 complica el inicio de la temporada

Turistas en Concordia: el Coes tiene la última palabra

La novedad de que Entre Ríos no exigirá hisopados a los turistas en la temporada de verano y la definición del 4 de diciembre como fecha de inicio de la temporada en Entre Ríos, no llegan en un buen momento para la ciudad. Con 70 casos de Covid 19 por día, como los registrados ayer, y picos de 80, como el viernes pasado, según los partes oficiales, la ciudad ingresó en un periodo de restricciones horarias  como medida intermedia ante la posibilidad más que certera de volver al ASPO.  El 26 de noviembre se evaluará, además de la situación sanitaria, qué camino seguir ante el inicio de la temporada de verano. Aldo Álvarez, secretario de Desarrollo Económico y Turismo de la municipalidad, confirmó esta mañana a DIARIOJUNIO: “el 26 veremos si las medidas han mitigado y ahí definirá el Coes. La definición es del Coes con el intendente”.

“Nosotros tuvimos una reunión el viernes pasado con el Emcontur, ayer tuvimos nuevamente una reunión de promoción con el sector  privado, el viernes vamos a tener una reunión del protocolo de playas. Vamos trabajando en una mesa permanente para ir preparándonos pero todo está supeditado obviamente a las condiciones sanitarias de la ciudad”, remarcó Álvarez, quien también tiene el Ente Costanera a su cargo.

El responsable del Ente Costanera manifestó que si bien la fecha de inicio de la temporada en la provincia es el 4 del mes próximo, cada municipio establecerá su propio calendario, de acuerdo al momento sanitario que esté atravesando. En consecuencia, tienen autonomía para decidir cuándo abrir la ciudad a los visitantes.

Las nueve provincias que conforman el mayor mercado receptivo de turistas en temporada estival no requerirán a los visitantes que cumplan cuarentena ni presenten un test previo de coronavirus con resultado negativo, según lo acordado por sus gobernadores con el Ministerio de Turismo y Deportes (Minturdep), informaron hoy fuentes de esa cartera. Se trata de Buenos Aires, Córdoba, Río Negro, Mendoza, Salta, Jujuy, Neuquén, Entre Ríos y Tierra del Fuego, que en conjunto son el destino del 90% de los turistas durante el verano.

Más adelante, Álvarez indicó que mañana o la semana que viene, desde Paraná avanzarán en definiciones respecto de la temporada que se avecina.  “Luego los municipios van a comenzar a trabajar en función de la cuestión sanitaria que tenga cada uno”, remarcó. En ese sentido, remarcó que Concordia, Paraná, Gualeguaychú y Concepción del Uruguay no están pasando el mejor momento en materia sanitaria.

“La idea es que pueda haber reglas claras dentro de la provincia para que el turista se pueda movilizar. Que un  turista venga de Federación a Concordia o de Concordia a Colón; que haya una trazabilidad ordenada y que el que venga a vacacionar no se le haga más difícil moverse dentro de la provincia”, explicó el responsable del Ente Costanera.

En Turismo trabajan como si la temporada comenzara como todos los años. “La estrategia la tenemos armada y la presentamos ayer”, dijo. La única diferencia es que los temas variaron y hoy se discute como se permitirá al ingreso a las playas, de acuerdo a un protocolo que ya fue elaborado. También habrá un protocolo que se deberá respetar para ingresar a las piscinas en los bungalows, apart-hoteles y hoteles.

El protocolo de playas se basa en uno elaborado a nivel nacional que establece distancias entre los veraneantes, aforos máximos permitidos, la higiene del lugar e impide la realización de actividades deportivas que impliquen aglomeración de personas. “Lo vamos a adaptar a las playas de Concordia”, dijo. Cada playa de la ciudad es diferente. Álvarez remarcó que el ingreso de vehículos y de personas a la Nébel es diferente a Los Sauces. En el último caso, se puede controlar mejor teniendo en cuenta la bajada de vehículos y las escaleras para descender hasta la playa.  En el Lago hay siete playas y el control pasará más que nada por los aforos máximos (capacidad máxima de personas).

Por otra parte, cabe acotar que la gente está acudiendo en estos días a las playas a pesar de que no están habilitadas. A la tarde se observa mucha gente en la playa Nébel. Álvarez recordó que la temporada se habita en diciembre. Y si bien admitió que los vecinos acuden hasta el horario que se permite salir, de acuerdo al decreto, en realidad no deberían estar presentes porque lo que se intenta evitar es la circulación de personas por lugares públicos. Álvarez dijo que es un “tema complejo”.