Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?
domingo 30 de junio de 2024
hace 15 días

Crimen y Castigo: La Intervención y cuasi privatización de Radio Ciudadana, la radio pública de Concordia

Por: Ricardo Monetta
Compartir
Última actualización:
hace 15 días
Perdón a Don Fedor (Dostoievski) por tomar el título de su memorable obra para encabezar esta columna de opinión sobre un hecho inédito en la historia periodística local. Porque la profesión periodística, cuando se ejerce con compromiso con la verdad, tiene connotaciones diferentes según el tenor de los gobiernos de turno que ejerzan el poder, ya sea en forma democrática, autoritaria, o lisa y llanamente en dictadura.

Hace pocos días fue liberado Julian Assange, el periodista australiano creador de WikiLeaks, donde denunció los crímenes de guerra cometidos por EE.UU. en Irak y Afganistán, gracias a información proporcionada por Edward Snowden, quien luego se exilió en Moscú.

En nuestro país, el mayor daño a la libertad de prensa fue cuando en 2015, el expresidente Mauricio Macri derogó la Ley de Medios que había sido consensuada por todos los partidos políticos. Pongo solo dos ejemplos para graficar que siempre el Poder busca neutralizar aquellos medios o periodistas que no le son funcionales y exponen las falsedades de sus discursos.

El que suscribe lleva más de 35 años ejerciendo esta profesión, con 12 años de TV con el programa «Sin Concesiones» acreditado en el Congreso de la Nación. Con más de 400 programas con las más altas autoridades de la Nación, así como con exponentes de la cultura, etc. Trabajé no solo en Radios de Córdoba, como Radio Universidad y LV2.

En Concordia, varias radios me han tenido como protagonista, hasta que en 2015 fui convocado por Claudio Gastaldi para que, junto con otros compañeros como Daniel Lucero, Marcelo Maffey, Sergio Brodsky y otros, ayudáramos a dar a luz a esa hermosa «aventura» que fue Radio Ciudadana en calle San Martín 17, primer piso.

También fui la «pluma» del Diario El Heraldo por mucho tiempo, hasta que la llegada del macrismo hizo que el director, un radical que no era de Concordia, me exonerara insólitamente sin dar la cara, porque desde el Pro le comunicaron que era un obstáculo para la credibilidad del macrismo. Incluso una concejala, que todavía está en el Concejo Deliberante, presentó una moción de censura por mis expresiones de opinión sobre el gobierno. Como ven, esto ocurre en todos lados donde los gobiernos de matriz autoritaria aprietan a los medios y periodistas, o manipulan el control de los mismos.

Si hasta una comunidad religiosa se asoció a los aprietes sobre mi persona por solamente cometer «el crimen» de decir la verdad.

La presidenta del Concejo dice que sobran los trabajadores en la radio. Afirma que con un (1) operador, un (1) periodista, un (1) locutor y un técnico es suficiente. ¡Cuánta ignorancia de parte de esta señora!

Durante años la radio comenzaba a las 06:00 hs con un informativo y la difusión de las noticias. Luego venía el programa «Tarea Fina», con dos periodistas brillantes como Laura Terenzano y Lucrecia Carmarán, hasta las 10:00 hs, cuando era el turno de «Una Mañana Por Delante», con la conducción de «viejos lobos de mar» en el periodismo como Marcelo Maffey y Daniel Lucero, más el agregado de un joven periodista con mucho futuro como Federico Gularte, más el aporte en deportes de Mariano Almeida.

A las 12:30 hs llegaba «El Árbol y el Bosque», conducido por el que suscribe. Fue la única radio que profundizaba sobre temas internacionales que la gente ignoraba porque estaba acostumbrada a «consumir» una línea del Poder Central.

Por supuesto, después se completaba con espacios de cultura, musicales y varias opciones más. Hay que agregar a las personas que trabajan en la producción de los programas y varios operadores, no uno, que trabajaban en horarios rotativos.

Todas las áreas que reclama el oficialismo están cubiertas. Pueden gustar o no, eso es otra cuestión. Fue así que durante nueve años se construyó un liderazgo en la ciudad con un alcance de más de 80 km a la redonda. Se le fueron agregando innovaciones como una sala de grabación de alto nivel tecnológico que hoy no se podría hacer y una de video espectacular. Nunca fui condicionado por las dos direcciones que tuvo la radio.

Pero el mayor valor de la programación fue el invalorable capital periodístico que es el de la CREDIBILIDAD en la opinión pública.

Hay muchos claroscuros en esta decisión del Poder Ejecutivo, acompañada por la bancada oficialista de una privatización encubierta de la Radio Ciudadana, porque es mentira que sea una cuestión de costos. La Radio Ciudadana es un SERVICIO, como lo demostró siempre, abierta a todas las expresiones.

A mí me preocupa cuando el concejal Rey dice que hay que «adecuar las editoriales». ¿A qué se refiere? ¿A adecuarlas en su contenido de acuerdo a las exigencias del poder de turno?

Parece que en Concordia ha desembarcado, como en el macrismo, el «Chanta» Hernán Lombardi, cerrando la Agencia Télam en forma abrupta, como lo ha hecho hace un día el falaz vocero Adorni repitiendo la historia, sin importar los miles de trabajadores en el país que difundían las noticias nacionales.

¿Cuántos periodistas de renombre van a cubrir los espacios condicionados y con qué capacidades?

Perdón nuevamente, Fedor, hemos cometido el peor de los delitos periodísticos, haber dicho la verdad. Por eso es el «castigo». Anular la fuente de la información y de la crítica. Les recuerdo a los Sres. Concejales que no se puede vivir en una Democracia Líquida. Esto se da cuando un gobierno solo tiene el poder de legitimidad de las urnas, pero no cuando se abusa del poder y se aplica la dictadura de las mayorías.

Siempre pensé que el verdadero periodismo es una «piedra» en el zapato del Poder que no lo deja avanzar. Y, ¿qué quiere que le diga? Yo disfruto con «eso».

El periodismo es, finalmente, escribir y decir lo que otros no quieren que digas ni escribas.

¡Hasta siempre!

Escribe aquí abajo lo que desees buscar
luego presiona el botón "buscar"
O bien prueba
Buscar en el archivo
Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo