Publicidad

Guerras santas en el Vaticano: Milei en la consagración de una beata que representa sus antípodas ideológicas

  • Compartir esta noticia
  • Compartir esta noticia
  • Compartir
  • En Tierra, techo, trabajo (Altamarea Ediciones) se recogen los discursos que Francisco dio durante los Encuentros Mundiales de los Movimientos Populares, entre 2014 y 2016. Es una versión pocket de parte de la visión geopolítica del Sumo Pontífice: una crítica al capitalismo de rapiña que hace al preguntarse qué diferencia hay entre vivir bien y darse la buena vida.

    ¿A quiénes les habla en esos discursos el Papa? A quienes tienen negado el acceso a las tres “T” que dan título al libro: tierra, techo y trabajo. Son derechos “sobre los que debería fundarse la dignidad humana”, dice Bergoglio. Y también les habla a aquellos que sin profesar ninguna religión abogan por un mundo más digno de ser habitado. Explica las consecuencias de algunas teorías del desarrollo, como la del derrame, y de la economía de la exclusión. Denuncia la crisis migratoria, la ecológica y la social, como interrelacionadas.

    Francisco colectivista
    El Papa en tanto jesuita profesa lo que profesa desde una perspectiva diametralmente opuesta a la visión del mundo de las fuerzas del cielo a las que recurre Milei.

    Mucho antes incluso de estar en campaña, Milei ha arremetido contra Francisco calificándolo como “personaje nefasto”, “imbécil”, “el impresentable que está en Roma”. Si Horacio Rodríguez Larreta le parece un izquierdista, ¿cómo no va a considerar representante del “maligno en la Tierra” a alguien que ha dicho que la reforma agraria en Latinoamérica no es sólo una urgencia sino un deber moral?

    Aun así, después de ese historial de insultos, este domingo Milei y Francisco se verán cara a cara por primera vez. Ya en funciones, el Presidente le había enviado una carta invitándolo a la Argentina. Finalmente, acordaron verse en Roma para la canonización «Mama Antula», la beata María Antonia de Paz y Figueroa que se convertirá en la primera santa argentina.

    La biografía de Mama Antula se sitúa en las antípodas de lo que La Libertad Avanza en general y Milei en particular representan: en la época del Virreinato criticaba la violencia y la desigualdad de género y la explotación de una clase social por otra, con foco en la segregación racial. Casi casi una perspectiva interseccional, antes siquiera de que existiese la palabra. ¿Le resultará al libertario, cuando menos, colectivista?

    Santa Argentina
    Mama Antula se opuso a los mandatos que recaían sobre las mujeres y amparó a putas, lesbianas, adolescentes embarazadas, “hijos naturales”, madres solteras. Fue controversial para su época, el siglo XVIII, momento en el que las mujeres no leían ni escribían y les estaba vedada casi cualquier participación puertas afuera.

    Rechazó un matrimonio arreglado y también, lo que entonces era el plan b por excelencia: el convento. E hizo un voto a su gusto: de pobreza y castidad, pero no de obediencia.

    Además, fue la responsable de traer a Argentina la imagen del Patrono del Pan y el Trabajo, San Cayetano. Durante su juventud trabajó junto a los jesuitas, y cuando fueron expulsados del Virreinato, empezó un peregrinaje que la llevó a recorrer a pie varias provincias para difundir los ejercicios ignacianos.

    Francisco es devoto de Mamá Antula: cuando era arzobispo de la Ciudad solía nombrarla y desde que asumió como Papa propuso declararla beata. ¿Tendrá alguna idea Milei de los atributos del personaje de cuyo homenaje estará participando? ¿Sabrá qué visión de mundo sigue representando Mama Antula?

    Mientras tanto en Perrópolis
    En Roma Milei termina su gira por Israel a puro pogo en el Muro de los Lamentos, y se prepara para asistir a la consagración de una religiosa que desde el presente puede ser considerada feminista. Mientras tanto, la realidad en estas tierras se parece más y más a la tercera temporada de El Reino.

    La ministra Pettovello empezó la semana enfrentando a integrantes de organizaciones sociales que reclamaban por el recorte a comedores. Sobrepasada por las colas del hambre dejó plantada a la gente que ella misma citó para irse a una reunión, con estética de sesión espiritista, con intermediarios que sí. Firmó convenios para asistencia alimentaria con las iglesias evangélicas nucleadas en Aciera y la Fundación Conin, ligada al Opus Dei.

    Al día siguiente de la derrota de la ley Ómnibus, empezó a circular en forma de cortina de humo un proyecto para derogar la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, con firmas que al final no eran tales. En el mejor de los casos, habrá servido como gesto para levantar la moral de núcleos duros, donde predominan varones altamente reaccionarios, tanto en materia distributiva, como cultural y social.

    Pero, además, mientras todo eso sucedía, desde Israel, Milei posteaba versículos del Antiguo Testamento con la historia del Becerro de Oro que relatan cómo la inconducta de los hebreos en relación a Moisés terminó siendo brutalmente castigada.

    Ver la luz
    Las citas bíblicas son parte del arsenal discursivo de Milei desde siempre. El presidente, que se convirtió al judaísmo por consejo de su perro fallecido, nunca ocultó lo heterogéneo de su búsqueda espiritual: el esoterismo (médiums, Tarot) que lo guía para conducir los destinos de la patria combinado con otros intereses religiosos, institucionales, siempre en la rama más conservadora, en este caso del judaísmo.

    La palabra sagrada es usada por el libertario, entre otras funciones, para la justificación del ajuste descomunal (según datos del INDEC, en el último mes de 2023, se confirmó la peor caída salarial desde la tan mentada hiper de los 80). Nada de nueva tiene la sublimación del sufrimiento en la tierra (o en el presente) como signo de superioridad moral y como escalón para llegar a la redención. La misma idea, aunque menos elaborada, estaba detrás de la metáfora de Gabriela Michetti de “la luz al final del túnel”.

    Si esa espera, mientras exista libertad de culto, puede ser colmada con las fantasías que a cada uno le plazcan, vale preguntarse: ¿cuánto tiempo tardará el “darle tiempo” en transformarse en otro tipo de rezo: uno para que LLA y el Estado sean asuntos separados?

    Temas:
    Compartir

    Importante

    Antes de enviar el comentario, debemos comprobar que no se trata de un spam.
    Haz click en "No soy un robot".

    Cerrar anuncio
    Escribe aquí abajo lo que desees buscar
    luego presiona el botón "buscar"
    O bien prueba
    Buscar en el archivo

    ¿Qué es un newsletter?

    Si te registras, te enviaremos noticias actualizadas todas las semanas. Recopilaremos y resumiremos las noticias más destacadas del momento para que no te pierdas nada importante.

    Ingresá tu correo
    para recibir los newsletters

    ¿Qué es un newsletter?
    Bienvenido al archivo de Diario Junio

    Ingresá tus datos para acceder al archivo