Publicidad

El cruel programa económico del gobierno: Camino a la posible dolarización

  • Compartir esta noticia
  • Compartir esta noticia
  • Compartir
  • Tanto «Luis «toto» Caputo como Federico Sturzenegger son grandes operadores de Corporaciones y Bancos extranjeros donde consiguen que el país se endeude más allá de sus posibilidades de re-pago, como pasó con el «blindaje» De la Rúa por US$ 45 millones de dólares. Ya el «mago de las finanzas» Caputo había hecho de las «suyas» con el gobierno de Macri, con la emisión de deuda a 100 años a una tasa superior a las internacionales de esa época. Y, por si fuera poco, facilitó la fuga de capital empresario por US$ 64.000 millones de dólares.

    Ahora comanda el operativo «hiperinflación» con deflación y desocupación para producir la «tormenta perfecta» que habilite la dolarización como única alternativa.

    La mitad del plan se derrumbó con la caída de la Ley Ómnibus donde contaban con las privatizaciones para el desguace del Estado.

    Ya Milei lo había dicho anteriormente. Quiere retrotraer a la Argentina a las épocas anteriores a la Ley Sáenz Peña, el voto universal y obligatorio, o mejor antes de 1910, cuando gobernaban Quintana o Figueroa Alcorta, y todo el poder estaba en manos de la oligarquía agropecuaria y los trabajadores e inquilinos casi no tenían más derechos que el reciente descanso dominical.

    Ahora bien, la pregunta es: ¿puede hacerse tanto, ayer como hoy sin represión y muertes? La experiencia de entonces indica que no, como lo demostraron las luchas obreras, en gran medida encabezadas por los verdaderos anarquistas, uno de los cuales mi amigo Osvaldo Bayer, me relató esos episodios, varios de los cuales se produjeron durante el gobierno radical de Hipólito Yrigoyen.

    Volviendo al «pago», es que con la venia de Milei, el hermano del amigo del alma de Macri, el gobierno enfrenta la posibilidad de otra devaluación y desencadenar otra «hiper», que además de licuar muchas deudas de la clase empresaria como hicieron Duhalde y Cavallo en el 2001, convierta el peso argentino en un «excremento» según su léxico intelectual. Esto lo intentó antes del balotaje y lo va a intentar ahora.

    Que de salirse con la suya, porque todo es posible en nuestro país, nos veremos reducidos a un Ministerio de Colonias, teledirigido por Washington y ahora por Israel.

    Por eso la batalla que se viene, y que serán muchas, es voltear el DNU, haciendo toda la presión posible por ese núcleo encubridor de todos los gobiernos estafadores que es la Justicia en sus más altos tribunales incluida la Suprema Corte de Indignidad, llamada Suprema. Es fácil imaginar que el impacto de esta crisis provocada y aumentada por un delirante poseído por «las fuerzas del cielo» será muy grave porque el trabajador y obrero argentino no es muy sumiso cuando los niveles explotación a casi todas las clases sociales hacen de la vida, un suplicio no digno de ser vivido.

    El infame economista Milton Friedman de la Escuela de Chicago perfeccionó la estrategia diciendo: «Esperar que se produzca de primer orden o estado de shock, y luego vender al mejor postor los pedazos de la red estatal a los agentes privados mientras los ciudadanos, aún no se recuperaban del trauma para así lograr que las ‘reformas’ (o sea una nueva forma de esclavitud), fueran permanentes.

    En eso está el gobierno del «león herbívoro» de Milei que en términos reales le ordenan a través del FMI y los Fondos de Inversión, especialmente BlackRock, que quieren hacer lo que hicieron con Ucrania, quedándose con millones de tierras fértiles a cambio de financiar su reconstrucción.

    Sabemos también que el gobierno mileísta, está generando una dinámica social y económica, que constituye un experimento de laboratorio de los que se reunieron en Davos con él, hace días, y quieren comprobar el éxito de su gestión para después analizar si conviene hacer inversiones en un país inmensamente rico pero un Pueblo lleno de historias de luchas sociales por su independencia.

    Todo esto se está realizando en un escenario mundial lleno de conflictos y guerras, con un capitalismo que se muerde la cola al agobiar a los sectores productivos (ver lo que sucede en Francia con la marcha de los tractores sobre París), y con extorsiones financieras. Ese capitalismo tiende a reemplazar la perspectiva de prosperidad, con la construcción de un enemigo interno que «sería» el culpable de que el Capitalismo no derrame abundancia por doquier. Por eso siempre inventarán un enemigo interno a quien culpar, y si no aparece, se lo inventa. Pueden ser los migrantes, los sindicatos, los comunistas (dónde hay uno!), los peronistas, los kirchneristas por supuesto.

    La cuestión es que el Rey está desnudo. Por eso vocifera venganza y no deja de tirarse tiros en los pies. Habría que pensar en una silla de ruedas para este lamentable personaje que una parte del pueblo lo ayudó a llegar al poder.

    Pero cuidado, la «mecha está corta», y la paciencia también. Será Justicia.

    Temas:
    Compartir

    Importante

    Antes de enviar el comentario, debemos comprobar que no se trata de un spam.
    Haz click en "No soy un robot".

    Cerrar anuncio
    Escribe aquí abajo lo que desees buscar
    luego presiona el botón "buscar"
    O bien prueba
    Buscar en el archivo

    ¿Qué es un newsletter?

    Si te registras, te enviaremos noticias actualizadas todas las semanas. Recopilaremos y resumiremos las noticias más destacadas del momento para que no te pierdas nada importante.

    Ingresá tu correo
    para recibir los newsletters

    ¿Qué es un newsletter?
    Bienvenido al archivo de Diario Junio

    Ingresá tus datos para acceder al archivo