Director: Claudio Gastaldi
Concordia
martes 23 de julio de 2024
Buscar

Javier Milei: El Flautista de Hamelín al revés (Parte Uno)

En 1284, la ciudad de Hamelín se vio repentinamente invadida por una asombrosa cantidad de ratas, sumiendo a sus habitantes en la desesperación. En ese momento apareció un personaje peculiar que ofreció sus servicios para deshacerse de los roedores a cambio de una recompensa pecuniaria. Después de la aceptación, el personaje extrajo una larga flauta y comenzó a tocar una música extraña. Las miles de ratas abandonaron sus madrigueras y lo siguieron hasta un desfiladero que terminaba en un río, donde perecieron ahogadas. Aunque la leyenda continúa, para los propósitos de esta nota es suficiente. Lo que quiero simbolizar es que Javier Milei, convertido en flautista a través de la "motosierra", cautivó a millones para seguirlo hacia un "precipicio" político y económico, hasta las puertas mismas del "Infierno de Dante".
Hace 202 días

No solo se llevó a unos y otros, sino que también trajo de vuelta a todas las «ratas» de la economía y la política, que aparecen como paracaidistas celestiales, ocultando sus pasados oscuros y corruptos. Por eso digo que Milei es el flautista de Hamelín al revés.

En esta Navidad, millones de personas, incluyendo ancianos, casi asumen la categoría de víctimas del régimen de Javier Milei. Caminan por la vida sabiendo que casi no les queda nada, ni siquiera un atisbo de esperanza, y que transitarán por un mundo que retrocede, donde nada es perdurable y con el último corcho del año estallará el mundo «normal», ya sea pobre, injusto, a veces un poco mejor, siempre duro, pero dentro de una argentinidad que nunca abandonamos casi por un siglo y que, de ahora en más, podría enfrentar una tragedia.

Además de esa vida «sin pan y sin trabajo», los camiones del saqueo legalizado a través de decretos comenzarán a llenar sus cajas inmensas y hambrientas de los poderosos.

El objetivo principal del «modelo» que ya está en marcha, si no lo detenemos, es incrementar la incidencia local de los grandes monopolios transnacionales, especialmente aquellos ligados a la explotación de bienes naturales convertidos en recursos mediante la extracción sin control, como petróleo, litio, minerales, alimentos y energía, y, sobre todo, a los capitales financieros.

Esa es la esencia de la Caracterización del Modelo Económico de la Libertad Avanza. El diseño del reparto de los bienes comunes de argentinos y argentinas, así como la destrucción de un Estado construido con el trabajo acumulado de cada miembro de la ciudadanía a lo largo de más de 150 años, se ha estado organizando desde hace tiempo.

Debía haber sido el plan de negocios que llevaría a cabo el PRO de Mauricio Macri, y ante el fracaso del Gerente de SOCMA, es decir, Mauricio, terminó siendo la hoja de ruta del desguace de Milei.

Por eso se repiten los personajes que trajo de vuelta el «flautista» Milei a cambio de los votos del macrismo, vía Bullrich en el «ballotage». El demoledor sin cartera ministerial ni rango alguno, Federico Sturzenegger, redactó la primera lista de bienes, recursos estratégicos y empresas estatales, distribuyéndolos entre los líderes de los principales grupos económicos oligárquicos del país. No hizo falta llamar a remate; como los buitres, cada uno eligió su presa y, si no estaba lo que querían, lo incluyeron.

Los estudios de abogados que defienden los intereses de esos sectores prepararon la rotunda e infame nómina de leyes y hasta artículos constitucionales que protegen la argentinidad, construida a partir de figuras como Hipólito Irigoyen, Alfredo Palacios o Juan Domingo Perón, y de las luchas y sacrificios de obreros, trabajadores, sectores medios, pequeños y medianos productores del campo y de la industria. Aprovecharon el terremoto electoral, redactaron el decreto que propone la explosión final y lo lanzaron rápidamente a la calle. Por eso la prisa de Milei con el Congreso para actuar con la política de «hecho consumado».

El escenario macroeconómico para lograrlo parte de la «estanflación provocada» (por eso la anunció Milei), para ajustar los ingresos reales de los sectores populares, y luego dolarización, para disciplinar a los sectores trabajadores a través del régimen monetario. Los objetivos específicos son recomponer (?) el margen de ganancia de los grandes monopolios extranjeros mediante la equiparación de los precios internos con los internacionales (liberación de precios regulados), devaluación y licuación de ingresos laborales mediante el impacto inflacionario combinado con desregulación económica.

(Continuará…)

Escribe aquí abajo lo que desees buscar
luego presiona el botón "buscar"
O bien prueba
Buscar en el archivo
Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo