Públicidad
¿Cómo publicitar aqui?

«Debilitamiento social»: el ahora, el antes y después de una secretaría de Salud que necesita curarse

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 85
Última actualización:
hace 64 días

La Directora de Fortalecimiento se encontraba en el dilema de dirigir lo que había sido borrado de un plumazo. Finalmente, luego de fallidas y desprolijas reuniones, el designado Secretario de salud de la Municipalidad, el Doctor Diego Sauré, informó que la Dirección del “Centro de Fortalecimiento social” se degradaría a “Departamento de salud mental”, perdiendo jerarquía institucional.

El centro de Fortalecimiento social, “Forta” como con afecto lo llaman sus trabajadores, aborda en nuestra ciudad, la prevención y asistencia de las adicciones, la prevención y asistencia de la violencia familiar y de género, la prevención y asistencia de las infancias y adolescencias en riesgo psicosocial, con un plantel de profesionales y no profesionales de calidad, con un compromiso con la tarea inversamente proporcional a su precariedad laboral. Realiza un excelente trabajo interdisciplinario e interinstitucional ya que brinda respuestas a estas sensibles problemáticas sociales recibiendo derivaciones del Poder Judicial, del COPNAF, de las escuelas Etc. Es decir, una estructura fundamental para el tratamiento de los padecimientos propios de una ciudad escandalosamente desigual, a partir de la concentración del ingreso en pocas manos, una ciudad injusta, empobrecida, que desborda, sobre todo con la catástrofe actual, un cuadro de angustia social, violencia y desesperación.

Según las confusas explicaciones oficiales, la des-jerarquización del centro se inscribe en una política más amplia, de reducción del gasto público, es decir, la eliminación de seis de las doce direcciones existentes. Ese discurso demagógico de austeridad política para endulzar oídos de la tribuna, esconde en realidad las consecuencias del alineamiento político e ideológico a un gobierno nacional y provincial de ajuste a las necesidades del pueblo, que se cierra con represión.

Esas medidas no resuelven los grandes problemas de salud, educación, trabajo, distribución de las riquezas, de los ciudadanos, sobre todo los empobrecidos, marginalizados y excluidos. En definitiva, una digresión, está claro que el hecho de que Caputo pague de sus bolsillos su desayuno, no resuelve ningún problema ni explica el destino de la estafa de la deuda que tomó con Macri, ni la fuga de ese dinero robado a la sociedad argentina, sino que reafirma la tendencia a tomarnos el pelo, como plus de la crueldad de sus medidas de exterminio social.

Finalmente el Secretario de Salud, Diego Sauré se reunió, el viernes 12 de abril, con los trabajadores del Centro y les explicó las confusas razones de la pérdida de categoría de la institución.

Es una pena que se pierdan en la administración pública, recursos humanos tan valiosos como la Doctora Prieto, la Doctora Sciamarella, la T.O Laura Beltramino, la Licenciada Yanina Techera, profesionales altamente formados y capacitados que habían generado expectativas de mejoramiento de la calidad institucional y fueron finalmente malgastados por manejos políticamente torpes, con el agravante que en el caso de Techera, la causa de su dimisión haya sido también la degradación de la Dirección de Gestión preventiva y promoción, institución que atendía las situaciones vulnerables de personas con Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), diversidades, tercera edad, Etc., que profundizan así, seriamente, sus ya graves condiciones.

De la citada reunión del viernes en el Centro de Fortalecimiento social, participaron además del Secretario de salud y los trabajadores, representantes gremiales, del Colegio de Psicólogos Regional Concordia y Concejales de la oposición. Es que la Orgánica municipal fue votada unánimemente, por el oficialismo y la oposición. Estos últimos arguyeron a algunos de los presentes que su objetivo de votar esta política regresiva fue garantizar gobernabilidad al oficialismo.

Este concepto de garantizar gobernabilidad, que se va instalando con naturalidad en los discursos políticos, bien vale ser interpelado. Los gobernantes son elegidos para cumplir el mandato de sus representados, en este caso la defensa de una institución y sus trabajadores, que brindan asistencia de calidad a la población, no para ser cómplices del ajuste propiciado por el oficialismo, en nombre de una gobernabilidad que justifican transacciones políticas y que van en perjuicio de los más vulnerables.

Finalmente, y según las distintas versiones de los asistentes, acordaron reformular, en el periodo de noventa días-dado el impedimento que representa la emergencia económica- la categoría dentro del encuadre municipal y reconsiderar que el “Centro de fortalecimiento social” recupere su rango de Dirección, cuestión que quedó en las palabras de los concurrentes, pues no se firmó acta ni se informó públicamente estas decisiones tan significativas para la sociedad.

Ojalá se salve este detalle, porque de lo que se trata, más allá de estos incidentes particulares, es de definir, concretamente, la concepción y el lugar que la salud en general y la salud mental de la sociedad en particular, va a tener en el gobierno municipal. Si adherirán al modelo liberal de considerar la salud un gasto, es decir, que la salud se reduzca a una mercancía sujeta a las leyes del Mercado, la oferta y la demanda, o si la salud del pueblo constituye un derecho humano fundamental, cuyo acceso debe ser garantizado por el Estado. Esa es la única disyuntiva que se presenta en el contexto de un Capitalismo salvaje.

En el primer caso, como está sucediendo en los hechos con el incremento impagable de medicamentos y servicios y el colapso de los sistemas públicos, cada uno tendrá la salud que pueda pagar, y el que no posea recursos perecerá, en la lógica cruel del Darwinismo social.

Ya los medios de comunicación han dado cuenta de enfermos graves que fallecieron, esperando los medicamentos que, antes de Milei, eran asegurados por el Estado.

En el campo de la salud mental es lo mismo, Milei ya vociferaba en campaña, respecto a la cuestión del suicidio y las adicciones que “el que se quiera suicidar que lo haga, el que se quiera drogar que lo haga, pero que no lo haga a cuenta del Estado”. Produce una gran amargura que semejante energúmeno haya ganado las elecciones.

La Doctora Prieto, honesta e irreprochable, renunció a su cargo de Subsecretaria de Salud, planteando esta disyuntiva. Se fue porque veía, dijo, que la salud era considerada un gasto y no una inversión para cumplir las obligaciones del Estado.

Concebir la salud como una mercancía o un derecho, es una definición que decide el Rol del Estado y las políticas subsidiarias. Está clara cuál es nuestra posición al respecto.

Ojalá que el Intendente y el nuevo Secretario de salud participen del mismo concepto y puedan desarrollar planes y programas que aseguren el acceso a una salud de calidad a toda la población, pero sobre todo de los vulnerados, de aquellas víctimas de la injusticia y la desigualdad de un sistema cruento y despiadado.

 

Volver a la portada
Compartir
  • P. del Castillo

    Es más simple. Además de la nefasta moda milei, esta la inoperantes del fiscal renunciante devenido en intendente por Enrique Tomas Cresto.
    Primero mintió cuando presento su huida de la justicia por una causa patriota, cuando en realidad es por la pobreza de su gestión y por venir muy mal en el concurso de fiscal como bien documentó la Libertad avanza.
    Luego degradar a Salud a Subsecretaria en una ciudad como concordia y en plena epidemia ya es un problema y encima presentarla como un mérito, como un ahorto, mientras nombraba militantes a dos manos fue mas que una torpeza de manual.
    Poner salud bajo un rosarino ingeniero agronomo. Otra más, que se agrava con la dañina personalidad de Aristides.
    Los resultados están a la vista. En pleno dengue. Si le agregamos la excelencia y calidad de profesionales como Doctora Prieto, la Doctora Sciamarella, la T.O Laura Beltramino, la Licenciada Yanina Techera, que se fueron hostigado por la interna y estupideces del tandem aristides/azcue/ caminal. Agrava más el cuadro espantoso de una gestión que defrauda a propios y esta haciendo desastres a la ciudad.
    Se da en todos los casos que son profesionales decentes que advierten antes al intendente, que sigue metiendo la pata dejo caerles y sigue haciendo terribles desaciertos con la orgánica.
    O no entiende o falta capacidad. Las pruebas son evidentes y se agravan.
    Un buen líder no puede dejar escapar Buenos profesionales de la administración y segundo debe saber asignar recursos. Aquí la trenza, el acomodo parecen ser el norte de esta antigestion.
    Doctora Prieto, la Doctora Sciamarella, la T.O Laura Beltramino, la Licenciada Yanina Techera,por un lado y por el otro Aristides, lorena Aguilar Garat, Caprarulo, c9ti montoreano, etc con poder todo dicho. Quizás a esta última podemos agregar Azcué y Caminal.
    No van. Una lastima como la mediocridad y la torpeza ahogan la esperanza de una ciudad. Les dieron una Ferrari, se la creyeron, y actuaron como si fuera un Fiat 600: lo chocaron, volcaron en el garage.
    Ya no tienen salida. No subió una coalición, subió una colisión trencera, ineficiente mediocre, sin experiencia ni capacidad para administrar la cosa pública. Ni siquiera lo prioritario cono es salud.
    Impecable el autor, conocedor del tema y cono siempre Diario Junio alertando a los ciudadanos del daño de la corrupción y la incapacidad y desde hace mucho tiempo y con todas las gestiones.

  • El «flamante» secretario de salud -Dr. Sauré- viene de la gestión del Dr. García -gestión anterior, bajo órbita del Dr. Cresto-, sacó a todos las autoridades de todas las direcciones y puso a todos los que estaban en la gestión anterior.
    Es decir, que provocó la pelea de la Dra. Prieto -excelente profesional- con el Ing. Aristides y luego amenazó a todo el gabinete para poder quedarse como secretario. Según comentarios de él, Caminal le dijo de cerrar la Dirección de Gestión Preventiva y la Dirección de Fortalecimiento Social, por lo que se aprobó en la nueva orgánica y luego reunió a solas con los nuevos directores, a espaldas de los actuales directores.
    El día viernes -una semana de haber sido nombrado- ingresó por primera vez a las oficinas que funcionan en el ex policlínico ferroviario y despidió a todo el personal que se encontraba cumpliendo sus funciones.
    A todo esto, puedo decir que, el Dr. Azcue no se encuentra bien posicionado y lo están manejando Caminal y Dell Olio -con quienes están enfrentados- y así comenzó la campaña de Caminal para el 2027.

Bienvenido al archivo de Diario Junio

Ingresá tus datos para acceder al archivo